El primer Mundial de Fútbol

A principios del siglo XX el fútbol no era aún el fenómeno de masas que es hoy en día, pero desde su fundación en 1904 la FIFA comenzó dando pasos para popularizar este deporte por todo el mundo. Ya en los primeros Juegos Olímpicos se presentó como deporte de demostración hasta alcanzar el estatus de deporte olímpico amateur en los juegos de Londres de 1908, justo en la capital del país donde había nacido el fútbol. Pero la FIFA deseaba darle mayor empaque a un evento internacional de fútbol, por lo que 20 años después durante los Juegos de Amsterdam, se dio luz verde a la creación de un torneo mundial para jugadores profesional, naciendo así la Copa Mundial de la FIFA.

Asistentes al congreso de Barcelona de 1929. Fuente: fifa.com

Ahora faltaba decidir el lugar para la celebración. Nada más anunciarse el nuevo campeonato, varios países europeos presentaron su candidatura, incluida España, pero las preferencias de la FIFA se dirigían al sur del continente americano. Uruguay había sido la campeona de las dos últimas ediciones olímpicas y justo en 1930 celebraba el centenario de su independencia y su primera constitución, además de que su elección iba a ser un gran espaldarazo al gran desarrollo que se estaba produciendo futbolísticamente en toda Sudamérica. Así, en el congreso de Barcelona de 1929 al que asistieron veintitrés asociaciones, ante la presencia del rey Alfonso XIII, tras largas discusiones y una convincente defensa de la candidatura por parte del delegado de su país vecino, Argentina, la candidatura uruguaya fue aceptada y todos los países miembros de la FIFA fueron invitados a participar sin pasar por ningún tipo de clasificación. Pero con la elección llegaron los problemas, principalmente con los países europeos. La situación económica mundial era delicada tras los diez años transcurridos del fin de la Primera Guerra Mundial y justo unos meses después de la elección se produciría el crack del 29 que desencadenaría una crisis económica que se prolongaría durante la década de los años treinta. Para los países europeos realizar un viaje transatlántico con sus equipos resultaba demasiado costoso, además de que deberían detener sus ligas nacionales durante más de dos meses. Uruguay se ofreció a correr con los gastos del desplazamiento y compensar a los clubes, pero no sirvió de nada, el enfado porque no se hubiera elegido una sede europea tuvo más peso y el boicot se materializó. Finalmente el presidente de la FIFA, el francés Jules Rimet, consiguió convencer a las federaciones de cuatro países europeos, Francia, Bélgica, Rumanía y Yugoslavia, que se embarcaron rumbo a Montevideo donde se unieron a los equipos de los ocho países americanos que había aceptado la invitación, Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, México, Paraguay, Perú y Estados Unidos. Entre los equipos asistente también nos encontramos con varias peculiaridades, como que el equipo rumano fue elegido por el propio rey de Rumanía, Carol II o que en el equipo estadounidense se consiguieron colar varios jugadores británicos, mientras que Brasil no envió a sus estrellas.

Estadio Centenario en Montevideo

Tras la llegada de los equipos se procedió al sorteo de los trece equipos dividiéndose en cuatro grupos en el que jugaron mediante el sistema de liguilla . En un principio se había pensado en usar el sistema de eliminación a un partido, pero dado el esfuerzo que habían hecho algunos países para participar, que consideró que sería injusto que la mitad se tuvieran que volver tras un partido solo. Para albergar el magno evento se había construido el nuevo Estadio Centenario, pero debido al retraso en su finalización hubo que comenzar el torneo usando otros dos estadios más pequeños hasta que el principal estuvo listo. La competición se desarrolló con cierta normalidad y un claro dominio de los equipos americanos, aunque se produjeron algunas curiosidades como que el propio entrenador de Bolivia tuvo que ejercer de árbitro en uno de los encuentros y que durante el partido entre Francia y Argentina, el árbitro se dio cuenta de que había pitado el final del partido seis minutos antes de tiempo y tuvo que ir a buscar a los jugadores, algunos ya en los vestuarios, para que reanudaran el partido. En las semifinales se plantaron Argentina, Estados Unidos, Yugoslavia y el equipo anfitrión, saldándose con la victoria de los dos países vecinos. Yugoslavia, molesta por el arbitraje, decidió no jugar el partido por el tercer puesto.

Equipo de Uruguay, primer campeón de la Copa Mundial de la FIFA

El 20 de Julio de 1930 llegó la gran final en la que se verían las caras las dos orillas del Río de la Plata en un abarrotado estadio Centenario, con cerca de 100000 almas, entre los que estaban unos 15000 argentinos, rodeados de fuertes medidas policiales. Tras unos primeros diez minutos intensos con un toma y daca entre las dos escuadas, el equipo de casa metió su primer gol encarrilando así una victoria que acabaría con un 4-2. Pero no fue una victoria tranquila, la tensión en el estadio era tal que el árbitro belga Jan Langenus huyó nada más acabar el partido, camino del puerto en el que tendría que quedarse un día entero ya que el barco que había solicitado tener listo para abandonar Montevideo no pudo partir por la niebla, y los argentinos se quejaron de amenazas de muerte a su estrella principal, Luis Monti. En Buenos Aires grupos de exaltados se dirigieron al consulado de Uruguay y arrojaron piedras contra él hasta que fueron dispersados por la policía, y la derrota desembocó en la ruptura de relaciones de la federación argentina con la uruguaya. Pero todos estos sucesos no empañaron la realidad, que Uruguay se había convertido  en la primera selección campeona del mundo y la alegría invadió el pequeño país de tan solo dos millones de habitantes. Luego llegarían otros momentos complicados para Uruguay, pero aquel momento se encontraba en la cima del mundo.

Publicado por el 30 junio, 2014 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Google nos observa…y te lo expone

Que Google nos observa y nos controla no es ninguna novedad, de hecho hay más de uno que tiene la teoría nada descabellada de que realmente detrás de Google está el gobierno estadounidense.

Tal vez empresas que juegan cada día con un volumen de datos y de información tan brutal como Google, Facebook, Twitter… no sean más que vendedoras de información al mejor postor.

Porque la información en bruto no es poder, pero si además de poseer dicha información tienes la capacidad de almacenar cantidades masivas, sabes explotar dicha información, consigues detectar tendencias, eres capaz de predecir comportamientos, posees un potencial de un valor incalculable.

¿Cuánto podrían estar dispuestos a pagar grandes empresas, marcas, partidos políticos, gobiernos… por saber el lugar más idóneo para ubicar su tienda, saber qué producto lanzar, dónde ser más agresivos en sus campañas, etc.? De hecho Obama ya dió buen uso del “Big Data”

Una imagen vale más que mil palabras:

Lo que Google sabe

Ver tus datos a su disposición da que pensar así que os animo a entrar en dos urls (www.google.com/dashboard y maps.google.com/locationhistory) que son plenamente funcionales para cualquier usuario de gmail, aunque el tema se ponen un poco más escalofriante si eres usuario Android y has accedido a que tengan acceso a tu información de localización.

Localización de Google

Y lo inquietante…esto es lo que hacen públicamente ¿qué harán a escondidas? ¿qué harán otras empresas más herméticas con respecto al uso de los datos recopilados como Apple, Samsung, etc.? ¿quién vigila al vigilante?

Si algún corniser@ está interesado en el mundo del Big Data:

* El pasado año Facebook liberó Presto, su tecnología para el procesamiento de datos masivos.
* También os puede interesar una entrevista con Laszlo Bock, vicepresidente de operaciones de Google.


Referencias:
What google knows about you
Google location history

Publicado por el 31 mayo, 2014 en Monografías, Tecnología | 3 comentarios

Pequeñas batallas

Esta vez la entrada para variar, es una vivencia personal e intransferible.

Naces en una ciudad del norte de España donde eres afortunado y vives una infancia muy feliz: vas al colegio, juegas con tus amigos, vas a los pueblos de tus padres donde compartes con tus abuelos, tus tíos y tus primos, contactas con la naturaleza, con animales que otros niños sólo ven por la televisión o en fotografías. También practicas deportes como el fútbol donde haces más amigos, te diviertes, convives. Todo esto te lleva a evolucionar, a convertirte en esa persona que todas tus pequeñas decisiones forjan poco a poco. No eres ni mejor ni peor, simplemente vas forjando tu propia personalidad la cual te convierte en alguien único.

Pero poco a poco tomas consciencia de que no eres tan único, eres uno más, un número: en el colegio y el instituto tienes tu número, existe un identificador (DNI) que te identifica, en la seguridad social tienes también tu propio número…se nos impersonaliza. Esto hace que poco a poco te veas como uno más dentro de tu vorágine diaria de cotidianidad.

Ahora bien, hay momentos especiales que te hacen salir de la rutina y es uno de ellos el que me lleva a escribir estas letras. Pero para llegar a este momento hubo un desencadenante, así que partimos de ese momento.

Cuando ves que esta vida son 3 días, y uno lo pasas durmiendo, cuando ves que estamos de prestado, que cualquier día puede terminarse con un fundido en negro, sientes que esta vida hay que exprimirla, disfrutarla, compartirla, vivirla intensamente. Cuando alguien cercano padece una zancadilla de la vida, es cuando parece que reaccionas y eres más consciente de que las preocupaciones que tenemos normalmente carecen de importancia.

Por primera vez en mi vida, me decidí a enfrentarme a mis miedos y vergüenzas y luchar contra mi timidez para hacer algo que no tiene demasiado mérito y que simplemente me auto impuse como reto personal y que a la postre supuso una felicidad difícil de describir.

El acto en sí carece de importancia. Sólo quiero apuntar esta diminuta muestra de auto-superación para recordarte, querido corniser@, que todos somos especiales y que está al alcance de tu mano en convertirse en una estrella, aunque solamente sea por un instante para el resto, porque perdurará en tu memoria para siempre. No te deprimas con nimiedades, relativiza las cosas, no almacenes rencores infructuosos, sé feliz, disfruta de ti y comparte con los tuyos. La vida está llena de pequeñas batallas personales, que cada uno debe librar y afrontar para sentirse vivo.

Aquí os dejo mi pequeña victoria personal contra la timidez y mi gran satisfacción por sentirme un poco como Joaquín Sabina por un día y compartir escenario con Jaime Asúa, Pancho Varona y Antonio García de Diego en la noche sabinera del 25 de abril de 2014 en la sala Galileo de Madrid.

Recomiendo la experiencia a todo aquel que le atraiga la idea, porque ni soy valiente, ni tengo voz, ni nada, por lo que si yo he podido, tú también puedes.

A mi que me quiten lo bailado (y lo cantado), porque a veces, nuestros pequeños sueños se hacen realidad.

Publicado por el 30 abril, 2014 en Monografías, Por fin es viernes | Lee el primer comentario

Desde la trinchera

Suena el despertador. El oído se despierta abruptamente. Luego enciendes la luz y tu vista es la que se ve afectada. Sucesivamente todos tus sentidos se desperezan de una noche más corta de lo normal.

Es lunes, y tras el fin de semana toca volver a la rutina en la oficina. Pero tu oficina, como la de muchos otros no es una siempre oficina con mesas, sillas y ordenadores. Tu oficina es un campo de batalla, repleta de minas anti-persona, de aliados, de enemigos, de sargentos ineptos, de reclutas patosos, de héroes que a diario tratan de librar su propia guerra.

Porque en todas partes nos encontramos con pequeñas historias personales cargadas de realidad, repletas de matices que nos hacen a cada uno de nosotros seres únicos, especiales a nuestra manera y cada uno tiene su manera propia.

En tu oficina formas tu propia alianza, por afinidades, por modos de ver y de plantearte la vida. No es que seáis iguales porque siempre se puede discrepar, de hecho se debe discrepar para enriquecernos mutuamente, el debate lleva a la reflexión, la reflexión al conocimiento y el conocimiento a la sabiduría. Pero no todo el mundo está abierto a escuchar otro punto de vista y ahí es donde surgen tus propios enemigos dentro de los que deberían de ser tus aliados.

Corrige al sabio y será más sabio, corrige al necio y será tu enemigo.

Proverbio chino

Pero es lo que hay. No le des vueltas, no te deprimas, no entres en ninguna espiral autodestructiva. No siempre se puede agradar a todo el mundo, ni tampoco se debe de buscar. Vive sin rencores y tu vida será mucho más sencilla y agradable porque en esta vida estamos sólo de prestado y el tiempo es tan fugaz que no merece la pena perder el tiempo con nimiedades.

Así que levántate, coge tu propio fusil y afronta tu día con valentía y honor junto a tus aliados, tus compañeros, los que incluso pueden llegar a ser tus amigos fuera del trabajo, aunque lo único que se puede aseverar sin miedo es que ellos no dejaran nunca de ser tus compañeros de lucha desde la trinchera.

Publicado por el 31 marzo, 2014 en Monografías | Lee el primer comentario

Firmas a distancia. El autopen

Las pasadas Navidades, pudimos leer por la prensa como el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se tomaba unas vacaciones de más de dos semanas en Hawái. Un problema que puede tener unas vacaciones de esa duración para un presidente es que en algún momento pueda ser necesario firmar algún texto significativo, como una ley, proyecto de ley o similar, y el no poder estar presencialmente en el lugar indicado para rubricarlo.

Sin embargo, para Obama este problema no existe. Ya hace una año, en enero de 2013 estaba también disfrutando de sus vacaciones navideñas en Hawái cuando de forma urgente era necesario firmar un proyecto de ley relacionado con el “abismo fiscal” que estuvo presente en Estados Unidos a finales de 2012.  Este problema de tener que firmar un proyecto de Ley en plenas vacaciones en Hawái fue resuelto de una manera rápida y sencilla:  ¡Usando el autopen!

Modelo de autopen usado por Kennedy (Fuente: wikipedia.org)

El autopen es una máquina pensada para hacer una firma manuscrita sin necesidad de la presencia de la persona que va a firmar en ese momento. Básicamente es un “brazo mecánico” que se mueve con un par de motores y que sujete una pluma o bolígrafo. Esta máquina es capaz de reproducir una firma manuscrita que ha sido registrada anteriormente, desplazando el bolígrafo de la misma forma que haría la persona con su propia mano. Así de simple y así de eficaz.

En el siguiente ejemplo se puede ver como funciona el modelo Atlantic Signature Machine de la empresa Autopen Company.

Aunque en un primer momento pueda parecer que esta máquina es falsa, o que cualquier documento que se firme con ella carezca de validez jurídica, este dispositivo es totalmente real y su uso es constitucional, ya que fue ratificado por el Departamento de Justicia ante una consultade George W. Bush que relizó en 2005. Finalmente, George Bush nunca uso el autopen.

Algunos de los usos más destacados del autopen por Obama fueron en el 2011, cuando firmo la Ley USA Patriot Act, y el ya mencionado proyecto de ley en enero de 2013.

Sin embargo, la historia del autopen en la Casa Blanca es anterior a Obama y Bush.  Parece ser que fue Harry Truman el primer presidente en usar este sistema y Bill Clinton y Ronald Reagan la usaron para firmar varios proyectos de ley mientras viajaban a Turquía y China. Estos y otros datos aparecen entre las 10 curiosidades del autopen de la web politico.com.

En España no está reconocido el uso del autopen, sin embargo sí que es posible el uso de firma electrónica, como reconoce la Ley 59/2003. De hecho, parece que fue este el sistema y no el del autopen el que empleo el Rey en el 2010 para firmar dos decretos que decretaron el estado de alarma debido a los problemas de control de tráfico aereo. En ese momento el Rey se encontraba de viaje en Argentina, y los documentos fueron firmados mediante un sistema seguro de comunicaciones.  Desde un punto de vista de la seguridad, me quedo con las garantías que proporciona la firma electrónica en lugar del autopen.


Entradas relacionadas:

Publicado por el 28 febrero, 2014 en Tecnología | 2 comentarios

El Padre volador

Desde el principio de los tiempos el hombre había soñado con volar, con surcar los cielos como los pájaros. Muchos fueron los intentos, desde las primeras cometas creadas en China hasta los fantásticos diseños de Leonardo da Vinci. Oficialmente el primer vuelo del que se tiene noticia fehaciente fue el realizado por el globo aerostático inventado por los hermanos Montgolfier en 1783, pero algunos años antes un joven jesuita brasileño ya lo había conseguido.

Bartolomeu Lourenço de Gusmão había nacido en Santos, en la actual Brasil, pero que en aquel 1685 era aún una colonia Portuguesa. Siendo aún casi niño ingresó en la orden de los Jesuitas, tras haber cursado en Bahía estudios de Humanidades. Con tan solo veinte años ya patentó un sistema para extraer el agua de un río y subirla hasta una altura de cien metros. En 1709 decide desplazarse a Europa y llega a Lisboa ya con su nuevo invento en mente tras haber realizado algunos experimentos con pequeños globos aerostáticos en 1706. El jesuita apuntaba alto y al poco de llegar a  la capital portuguesa solicitó audiencia para presentar ante la Corte su invención. A principios de Agosto de aquel años 1709 realizó en primer intento que acabó con el artilugio en llamas. Un segundo intento consiguió elevarse unos palmos pero los sirvientes de la Corte, temiendo que ocurriera lo mismo que en el primer intento, lo derribaron. Tendría que llegarse a un tercer intento, realizado en el patio de la Casa de Indias, frente al Rey y toda su corte. Esta vez el globo conseguiría elevarse unos cuatro metros hasta descender tras habersele agotado la llama. La exhibición fue todo un éxito y el rey Juan V quedó tan encantado que prometió a  Bartolomeu el derecho exclusivo sobre la creación de máquinas voladoras en el reino. Lamentablemente todo esto se quedó solo en palabras, ya que nunca más volvió a realizar demostraciones públicas y se supone que sufrió el acoso de la Inquisición por sus investigaciones, consideradas diabólicas, aunque también tendría que ver la animadversión contra los jesuitas de Michelangelo Conti, el nuncio apostólico de Lisboa y futuro Papa Inocencio XIII. Esta persecución le obligó al final a huir a Toledo, donde moría de fiebres con tan solo treinta y nueve años, dejando sus sueños de crear máquinas voladoras incompletos.

Lamentablemente no nos ha llegado ningún diseño fidedigno de como era La Passarola, como llamaron al globo creado por el Padre Bartolemu por su parecido con un pájaro, tan solo diseños un tanto fantasiosos basados en elucubraciones, principalmente del siglo XIX, pero parece que seguía más o menos los principios que rigen los actuales globos, con un quemador que calentaba el aire para hacer elevarse al artilugio.  Aunque no sepamos definitivamente como era, sabemos que lo intentó, que quiso que el hombre conquistara los cielos y solo por eso se merece ser reconocido y recordado como uno de los padres de la aviación, como un autentico Padre Volador.

Publicado por el 17 febrero, 2014 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Armada Invencible y Contraarmada. Dos miradas a dos fracasos (II)

Tras la retirada de la Armada española y el fracaso del intento de Felipe II de someter a Inglaterra, los ingleses se vieron en la necesidad de aprovechar el momento de debilidad español. Pensaron que de lo contrario perderían la iniciativa y darían tiempo a que España reconstruyera su flota (aún muy importante), aprendiera de sus errores y volviese a intentar la invasión, teniendo en cuenta además que los poderosos e invictos tercios de Flandes seguían intactos.

Por otro lado, el esfuerzo económico necesario para defenderse del ataque de la Armada había dejado al reino de Isabel al borde de la bancarrota. Ante esta situación los consejeros de la reina le propusieron atacar y apresar el convoy anual que, procedente de América, trasladaba oro y plata a España. Con este robo podría podría matar dos pájaros de un tiro: ayudaría a sanear sus cuentas y debilitaría la capacidad de recuperación española.

Uniendo todos los objetivos, John Norris ideó una expedición para ejecutar un triple plan:

  1. Destruir los barcos de la Armada que estaban en reparación en los puertos de la costa cantábrica.
  2. Tomar Lisboa, provocar una rebelión en Portugal para emancipar al país de la Corona española y hacer subir al trono luso a Antonio de Crato, que viajaría en la expedición. A cambio Portugal concedería diversos privilegios a Inglaterra, convirtiéndose en un satélite de Londres.
  3. Invadir las Azores y capturar la flota de Indias, lo cual daría a la flota inglesa una importante proyección en la lucha por el Atlántico.

En abril de 1589, mientras en España se recibían informes del espionaje en Londres acerca de que una operación militar se movía en Inglaterra (y Portugal podría ser el objetivo), la expedición, compuesta por más de 140 barcos (numéricamente superior a la “Armada Invencible”) y más de 20.000 hombres partió desde Plymouth comandada por el propio Norris y Francis Drake, el célebre corsario inglés. El primer objetivo era Santander.

Sin embargo, Drake, alegando vientos contrarios, decide no seguir las órdenes y desvía la flota hacia La Coruña. No se sabe si su ego, queriendo repetir la hazaña de Cádiz, le impulsó a dirigirse a la ciudad gallega o si pudo dar por ciertos algunos rumores que circulaban acerca de que una gran cantidad de barcos con pertrechos para el ejército español y abundantes riquezas se concentraban en el puerto coruñés.

Francis Drake

Francis Drake

El 4 de mayo el fuego ardía en la Torre de Hércules avisando de la presencia de la formidable escuadra inglesa. Los seis barcos españoles que se encontraban en el puerto, encabezados por el galeón San Juan, y las baterías del fuerte de San Antón, cañonearon a los ingleses, intentando mantenerlos alejados, pero ante la enorme superioridad numérica de los atacantes los soldados españoles decidieron incendiar el San Juan y refugiar el resto de barcos en Betanzos. Tras esto los ingleses desembarcaron más de 7.000 soldados y tomaron sin mucha dificultad la zona baja de la ciudad, causando centenares de muertos, muchos de ellos civiles.

La Coruña parecía próxima a caer, así que las tropas inglesas comenzaron el asalto de la parte alta de la ciudad. Sin embargo se estrellaron una y otra vez durante varios días contra las murallas y la resistencia a ultranza de la guarnición coruñesa y de la población civil. Durante esta lucha surgió la figura de la heroína María Pita, que personifica la determinación de los coruñeses en la defensa contra el invasor. Según los relatos de los sucesos, María, que había perdido a su marido durante la lucha, atravesó con una pica al alférez que, encaramado en la muralla, dirigía el asalto inglés, y con este hecho enardeció a los defensores y desmoralizó a los atacantes.

Estatua de María Pita en La Coruña

Estatua de María Pita en La Coruña

Ante los rumores de la llegada de refuerzos españoles, las tropas inglesas decidieron reembarcar. Habían perdido más de 1.000 hombres y varios buques, apenas habían dañado a la Armada española y, aunque habían saqueado las zonas rurales, no habían conseguido tomar la ciudad. Además las enfermedades se empezaban a cebar en las tripulaciones y el revés sufrido en tierras gallegas había dejado tocada la moral de la tropa, comenzando las deserciones de centenares de hombres.

No haber atacado Santander, primero, y no haber conseguido controlar La Coruña, después, fueron posiblemente dos graves errores tácticos. Mientras la reina Isabel montaba en cólera al recibir las primeras noticias de lo sucedido, Drake y Norris decidían continuar la expedición. Próximo objetivo: Lisboa.

Publicado por el 10 febrero, 2014 en Historia olvidada, Sin categoría | Lee el primer comentario

Armada Invencible y Contraarmada. Dos miradas a dos fracasos (I)

“Apenas se podía ver el mar…Los mástiles y las jarcias, las altas popas y proas, eran tan grandes en altura y número que dominaban todo el concurso naval causando horror mezclado con maravilla.” (Un testigo ante la vista de la Grande Armada desde un barco inglés, 1588)

Si hiciéramos una rápida encuesta a pie de calle acerca de conocimientos sobre Historia, seguramente la gran mayoría de encuestados diría conocer los sucesos de la Armada Invencible y los resumiría en una estrepitosa derrota de una gran flota española que fracasó en el intento de someter a Inglaterra, propósito imposible que perseguía Felipe II.Y también seguramente una gran mayoría de los mismos encuestados desconocería por completo qué fue la Contraarmada o apenas podría decir nada sobre ella. Los resultados del estudio probablemente serían parecidos en España y en Inglaterra, aunque pueda parecer sorprendente que se mire con el mismo ángulo desde dos puntos distintos.

Estas dos historias guardan ciertas semejanzas en su desarrollo y resultado, pero notables diferencias en la percepción general que se tiene sobre ellas. La primera, la de la debacle naval española, se puede enriquecer con algunas matizaciones. La segunda, directamente, es una historia casi olvidada.

Antes que nada, un poco de contexto. Estos hechos se enmarcan dentro de la guerra anglo-española que se desarrolló entre 1585 y 1604 y que, como casi todas las guerras, está motivada por diversos factores, fundamentalmente tres:

Felipe II de España

  • Políticos. Felipe II era el rey más poderoso de su tiempo. La monarquía española, el primer imperio de dimensión planetaria, ostentaba la hegemonía militar en Europa y dominaba los mares y el comercio con el Nuevo Mundo. Inglaterra, una potencia emergente, veía amenazada su propia seguridad, lo que le llevó a apoyar a los rebeldes holandeses y portugueses (Portugal había sido anexionado a la Corona española en 1580), en contra de los intereses de España.
  • Económicos. Los corsarios ingleses, con el beneplácito de la reina Isabel I Tudor (hija de Enrique VIII y Ana Bolena), atacaban a los convoys españoles que transportaban todo tipo de mercancías desde las Indias, e intentaban saquear las ciudades americanas.
  • Religiosos. En Inglaterra se imponía en aquel momento el protestantismo y se perseguía a los católicos, siendo muchos de ellos ejecutados por no abrazar la nueva fe. Por todo ello la reina de Inglaterra había sido excomulgada por el Papa.

Ante esta situación, Felipe II, el llamado Rey Prudente, puso en marcha lo que bautizó como la “Empresa de Inglaterra”, cuyo objetivo final no era otro que la invasión de la “Pérfida Albión” y la expulsión del trono de la pelirroja y anticatólica reina Isabel. El plan en sí era sencillo: una gran flota al mando del almirante Álvaro de Bazán, Marqués de Santa Cruz, héroe de Lepanto y Terceira, partiría desde España, se enfrentaría a la escuadra inglesa y haría posible que los tercios de Flandes, al mando de Alejandro Farnesio, Duque de Parma, cruzaran el Canal de la Mancha y desembarcasen cerca de Londres, para ocupar rápidamente la capital inglesa.

Isabel I de Inglaterra

El plan sufrió sucesivas demoras y un gran imprevisto: poco antes del inicio de las operaciones Álvaro de Bazán, quizá el mejor Almirante que ha tenido España, murió, siendo reemplazado en el mando por Alonso Pérez de Guzmán, Duque de Medina Sidonia, mucho menos experimentado en las lides del mar. Finalmente, en el verano de 1588, la Armada, con unos 130 barcos y casi 2.500 cañones, zarpaba hacia su objetivo. En Flandes esperaban los casi 30.000 efectivos del Duque de Parma, pero la práctica distó mucho de la teoría, y aquellos tercios nunca pondrían el pie en suelo inglés.

El plan se frustró, la flota española fue empujada por los ingleses, las corrientes y los vientos fuera del Canal de la Mancha, y trató de regresar a España bordeando Gran Bretaña por el norte. No hubo desembarco y miles de hombres no volvieron jamás, dejando su vida en las costas de Escocia e Irlanda y en el frío mar. Este es el resumen de la historia, pero cabe hacer ciertas precisiones:

  • El apelativo de “Invencible” referido a la flota española se lo dieron los ingleses para magnificar los hechos y a modo de irónica burla. En España la flota era conocida como la “Grande y Felicísima Armada”.
  • A pesar de la gravedad de las pérdidas de la escuadra española (en su mayoría debidas al naufragio de barcos en las costas del archipiélago británico a causa de los fuertes temporales), casi tres cuartas partes de la Armada regresó a puertos españoles.
  • Se trató de una batalla dentro de una guerra que duró casi 20 años. La guerra finalizó con el Tratado de Londres (1604), siendo la mayoría de las condiciones de paz favorables a España: a cambio de renunciar a restaurar el catolicismo en Inglaterra, obtenía la apertura del Canal de la Mancha a sus barcos, el cese de los ataques corsarios ingleses y el fin del apoyo inglés a los rebeldes flamencos.
  • Aunque no sufrieron muchas bajas en combate, se cree que los ingleses perdieron entre 8.000 y 10.000 hombres debido a epidemias de tifus y disentería que se declararon en sus barcos.
  • Las condiciones meteorológicas adversas, las deficiencias en los barcos españoles y en la gestión de los víveres para la expedición y la falta de coordinación entre la flota dirigida por el duque de Medina Sidonia y las tropas del Duque de Parma, junto con la pericia de la flota inglesa, la mayor maniobrabilidad de sus barcos y su mejor conocimiento de las aguas de la zona dieron al traste con los planes de invasión. Dado el cúmulo de circunstancias y decisiones que convergieron en aquellos días nunca sabremos qué distancia separó lo que pasó de lo que pudo pasar. Ni qué habría pasado si la fuerzas de tierra españolas hubieran llegado a desembarcar, pero parece bastante improbable que las tropas inglesas hubieran podido resistir en tierra firme ante la que por entonces era la mejor infantería del mundo. Pero esto ya se sale del terreno de la Historia para entrar en el de la ucronía…

Tras la victoria, la reina de Inglaterra se vio en condiciones de asestar un golpe decisivo al poder español, aprovechando la debilidad hispana en el mar: si pasaba a la ofensiva en ese momento acabaría con los restos de la Armada, daría un importante paso hacia el dominio del Atlántico y podría atacar el mismo corazón del Imperio. Aquí empieza la parte más desconocida de esta doble historia, y tampoco será el relato de una empresa exitosa.

La Armada española en las costas de Inglaterra

Publicado por el 20 enero, 2014 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Nada ha cambiado desde Platón

Y terminé por adquirir el convencimiento con respecto a todos los Estados actuales de que están, sin excepción, mal gobernados; en efecto, lo referente a su legislación no tiene remedio sin una extraordinaria reforma, acompañada además de suerte para implantarla.

Platón: Carta séptima.

Publicado por el 15 enero, 2014 en Frases | Lee el primer comentario

Google, los robots y la conquista del espacio

A Google le gustan los robots, eso está más claro que el agua. Este viernes pasado confirmó la compra de Boston Dynamics, la octava compañía relacionada con el mundo de la robótica que Google ha adquirido en los últimos seis meses, y todos los proyectos de estas empresas van a pasar a estar liderados por Andy Rubin, el creador de Android, ese “pequeño” sistema operativo que ha conquistado buena parte de los teléfonos del planeta. Pero los chicos de Palo Alto por ahora no sueltan prenda de hacia donde se dirigen sus pasos comerciales. ¿Qué es lo próximo que quieren vendernos?

El M1-Standard de Meka Robotics

El interés de Google por las máquinas autónomas y la inteligencia artificial no es novedoso, ya llevan varios años con el proyecto de su vehículo autónomo liderado por el jefe del laboratorio Google X, Sebastian Thrun, que no acaba de despegar completamente pese a los avances realizados. Pero este movimiento de los últimos meses demuestra que su interés por los robots va en serio. Entre las adquisiciones tenemos a la japonesa SCHAFT Inc, creadora de una nueva forma de impulsar las extremidades robóticas; Meka Robotics, creadora de varios modelos de robots, entre ellos el robot humanoide M1-Standard; Redwood Robotics, especializada en brazos robóticos; Industrial Perception, dedicados al diseño de sistemas de visión artificial para robots; Bots&Dolly especializada en cámaras robóticas como las que fueron usadas para el rodaje de uno de los éxitos cinematográficos del año, Gravity; Relacionada con está tenemos a Autofuss, dedicada a la publicidad y el diseño de alta tecnología, que han sido los encargados de crear el anuncio del reciente Nexus 5; Y por último, Holomni, cuyo principal producto son las ruedas de alta tecnología. Un autentico plantel de diversidad de tecnología róbotica . Y con esta última adquisición de Boston Dynamics, su potencial para la creación de los robots del futuro esta perfectamente fundamentado. Esta empresa salió recientemente en la prensa por sus robots articulados capaz de moverse como animales cuadrúpedos, como el Wildcat que se vio recientemente paseando por un parking, o el Cheetah, capaz de correr a 28 millas/h. Una empresa con probada experiencia en el mundo de la robotica y que colabora con varias agencias del Pentágono norteamericano, entre ellas Darpa, para la que está desarrollando el robot humanoide Atlas, con el fin de participar en el Darpa Robotics Challlenge, donde tendrá que demostrar sus capacidades para realizar rescates en situaciones de catástrofe.

Robot Atlas de Boston Dynamics

Andy Rubin no quiere aún confirmar nada, pero asegura que esperan sacar en poco tiempo los primeros productos comerciales, aunque no es probable que los primeros vayan a dirigirse al consumidor medio, así que podemos olvidarnos por ahora de tener nuestro “mayordomo” particular en casa que nos planche y nos haga la colada. Los primeros prototipos seguramente irán dirigidos a actividades de logística, como la gestión de almacenes de productos tipo Amazon y su distribución y entrega.

Pero podemos soñar con el futuro, que Google vaya a ser la Tyrell Corporation real que nos traiga en un futuro no muy lejano otro tipo de Nexus, los que salían en la clásica Blade Runner y que tantos problemas le dieron a Rick Deckard, personaje interpretado por Harrison Ford. Si recordáis, aquellos androides de aspecto humano, los replicantes, eran dedicados en parte en los programas de colonización espacial, y Google en cierta forma también está relacionado con esto. Larry Page, Director Ejecutivo y cofundador de Google y Eric Schmidt, el Presidente Ejecutivo, están entre los inversores de la compañía Planetary Resources,  cuyo principal objetivo sería la explotación minera de asteroides cercanos a la Tierra, los conocidos como NEO (Near-Earth Objects), mediante misiones robóticas.  Por ahora su primer logro ha sido conseguir 1.5 millones de dolares a través de Kickstarter, la plataforma de financiación colectiva de proyectos, con el fin de lanzar en 2015 a Arkyd, el primer telescopio espacial accesible públicamente, cuya primera finalidad será localizar y catalogar los NEO con el fin de determinar aquellos posibles objetivos de las misiones robóticas. Con todos los recortes efectuados por los gobiernos en las misiones espaciales, cada vez parece más claro que el futuro de la exploración espacial puede caer en manos privadas.

Los tentáculos de Google en este mundo son cada vez más grandes y el futuro esta empezando a parecerse más y má al de algunas novelas y películas de ciencia-ficción que casi da escalofríos. Puede que estemos asistiendo al nacimiento de las mega-corporaciones tecnológicas al estilo de la citada Tyrel Corporation, la Weyland-Yutani de Alien o la Cyberdyne Systems de Terminator que daba lugar a ese mundo dominado por las máquinas. O quizás el lema de “Don’t be evil” se mantenga y se nos presente un futuro brillante y prometedor. Solo el tiempo lo dirá.

Publicado por el 16 diciembre, 2013 en Actualidad, Tecnología | Lee el primer comentario