Google, los robots y la conquista del espacio

A Google le gustan los robots, eso está más claro que el agua. Este viernes pasado confirmó la compra de Boston Dynamics, la octava compañía relacionada con el mundo de la robótica que Google ha adquirido en los últimos seis meses, y todos los proyectos de estas empresas van a pasar a estar liderados por Andy Rubin, el creador de Android, ese “pequeño” sistema operativo que ha conquistado buena parte de los teléfonos del planeta. Pero los chicos de Palo Alto por ahora no sueltan prenda de hacia donde se dirigen sus pasos comerciales. ¿Qué es lo próximo que quieren vendernos?

El M1-Standard de Meka Robotics

El interés de Google por las máquinas autónomas y la inteligencia artificial no es novedoso, ya llevan varios años con el proyecto de su vehículo autónomo liderado por el jefe del laboratorio Google X, Sebastian Thrun, que no acaba de despegar completamente pese a los avances realizados. Pero este movimiento de los últimos meses demuestra que su interés por los robots va en serio. Entre las adquisiciones tenemos a la japonesa SCHAFT Inc, creadora de una nueva forma de impulsar las extremidades robóticas; Meka Robotics, creadora de varios modelos de robots, entre ellos el robot humanoide M1-Standard; Redwood Robotics, especializada en brazos robóticos; Industrial Perception, dedicados al diseño de sistemas de visión artificial para robots; Bots&Dolly especializada en cámaras robóticas como las que fueron usadas para el rodaje de uno de los éxitos cinematográficos del año, Gravity; Relacionada con está tenemos a Autofuss, dedicada a la publicidad y el diseño de alta tecnología, que han sido los encargados de crear el anuncio del reciente Nexus 5; Y por último, Holomni, cuyo principal producto son las ruedas de alta tecnología. Un autentico plantel de diversidad de tecnología róbotica . Y con esta última adquisición de Boston Dynamics, su potencial para la creación de los robots del futuro esta perfectamente fundamentado. Esta empresa salió recientemente en la prensa por sus robots articulados capaz de moverse como animales cuadrúpedos, como el Wildcat que se vio recientemente paseando por un parking, o el Cheetah, capaz de correr a 28 millas/h. Una empresa con probada experiencia en el mundo de la robotica y que colabora con varias agencias del Pentágono norteamericano, entre ellas Darpa, para la que está desarrollando el robot humanoide Atlas, con el fin de participar en el Darpa Robotics Challlenge, donde tendrá que demostrar sus capacidades para realizar rescates en situaciones de catástrofe.

Robot Atlas de Boston Dynamics

Andy Rubin no quiere aún confirmar nada, pero asegura que esperan sacar en poco tiempo los primeros productos comerciales, aunque no es probable que los primeros vayan a dirigirse al consumidor medio, así que podemos olvidarnos por ahora de tener nuestro “mayordomo” particular en casa que nos planche y nos haga la colada. Los primeros prototipos seguramente irán dirigidos a actividades de logística, como la gestión de almacenes de productos tipo Amazon y su distribución y entrega.

Pero podemos soñar con el futuro, que Google vaya a ser la Tyrell Corporation real que nos traiga en un futuro no muy lejano otro tipo de Nexus, los que salían en la clásica Blade Runner y que tantos problemas le dieron a Rick Deckard, personaje interpretado por Harrison Ford. Si recordáis, aquellos androides de aspecto humano, los replicantes, eran dedicados en parte en los programas de colonización espacial, y Google en cierta forma también está relacionado con esto. Larry Page, Director Ejecutivo y cofundador de Google y Eric Schmidt, el Presidente Ejecutivo, están entre los inversores de la compañía Planetary Resources,  cuyo principal objetivo sería la explotación minera de asteroides cercanos a la Tierra, los conocidos como NEO (Near-Earth Objects), mediante misiones robóticas.  Por ahora su primer logro ha sido conseguir 1.5 millones de dolares a través de Kickstarter, la plataforma de financiación colectiva de proyectos, con el fin de lanzar en 2015 a Arkyd, el primer telescopio espacial accesible públicamente, cuya primera finalidad será localizar y catalogar los NEO con el fin de determinar aquellos posibles objetivos de las misiones robóticas. Con todos los recortes efectuados por los gobiernos en las misiones espaciales, cada vez parece más claro que el futuro de la exploración espacial puede caer en manos privadas.

Los tentáculos de Google en este mundo son cada vez más grandes y el futuro esta empezando a parecerse más y má al de algunas novelas y películas de ciencia-ficción que casi da escalofríos. Puede que estemos asistiendo al nacimiento de las mega-corporaciones tecnológicas al estilo de la citada Tyrel Corporation, la Weyland-Yutani de Alien o la Cyberdyne Systems de Terminator que daba lugar a ese mundo dominado por las máquinas. O quizás el lema de “Don’t be evil” se mantenga y se nos presente un futuro brillante y prometedor. Solo el tiempo lo dirá.

Publicado por Vik-Tor el 16 diciembre, 2013 en Actualidad, Tecnología | Lee el primer comentario

  • 16 diciembre, 2013, 7:38
    Bitacoras.com dijo,

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: A Google le gustan los robots, eso está más claro que el agua. Este viernes pasado confirmó la compra de Boston Dynamics, la octava compañía relacionada con el mundo de la robótica que Google ha adquirido en los último……

Escribe un comentario