Halt and Catch Fire: las mujeres de verdad programan en ensamblador

El verano siempre es época de descanso para la temporada regular de las series televisivas, tiempo durante el cual los canales americanos aprovechan para lanzar series de pocos capítulos para rellenar la época estival. Muchas pasan sin pena ni gloria, pero este año ha surgido una pequeña joyita, Halt and Catch Fire, que pese a no tener unas grandes audiencias ha conseguido ser renovada para una segunda temporada por la cadena AMC, casa de esas grandes series que son Mad Men o The Walking Dead.

La serie nos traslada a 1983, en los inicios de la informática personal, donde IBM era la reina del PC, contándonos la llegada de Joe MacMillan (Lee Pace), antiguo empleado de IBM, a su nuevo destino profesional, la texana Cardiff Electric, en una época que la región de Texas era tecnológicamente más importante que el incipiente Sillicon Valley californiano. MacMillan se nos presenta como un visionario y agresivo ejecutivo comercial con las ideas muy clara de lo que quiere lograr en su nueva empresa y con pocos escrúpulos para conseguirlo, enrolando en su peculiar “cruzada” a Gordon Clark (Scoot McNairy), un ingeniero electrónico desencantado de su trabajo, y la aún estudiante de programación Cameron Howe (Mackenzie Davis), con una mente brillante y unas ideas adelantadas para su tiempo, para conseguir plantar cara a la todapoderosa IBM con un nuevo PC portátil que de la campanada en el incipiente negocio de los ordenadores personales, teniendo en un segundo plano pero brillando con luz propia a la esposa de Gordon, la también ingeniera electrónica Donna Clark (Kerry Bishé). A lo largo de diez episodios nos narra todas las vicisitudes para alcanzar ese objetivo, camino durante el cual nos mostrarán las grandezas y miserias personales y profesionales de estos personajes. A pesar de usar una empresa y unos personajes ficticios, la serie toma elementos reales de situaciones y tecnologías de la época, convirtiéndose en una auténtica delicia para todos aquellos interesados en el mundo de los ordenadores y de sus inicios, sin dejar de ser una serie dramática que puede interesar a aquellos que no conocen nada de informática. Ya en los primeros capítulos nos representa la forma de como consiguen realizar la ingeniería inversa de la BIOs de IBM de la misma forma que lo hizo Compaq y Phoenix Technologies mediante la técnica de diseño de sala limpia. Por el resto de capítulos vemos pasar la revista Byte, el juego Adventure y la en aquel momento gran convención informática, la COMDEX de Las Vegas, junto a muchas pantallas de fósforo verde, alguna de las primeras de LCD, placas base, muchos chips y procesadores 8086. Y todo ello acompañado por una banda sonora compuesta por canciones de los ochenta, desde el punk hasta el electropop.

Si todos esto no es suficiente para picarte la curiosidad, tenemos al director argentino Juan José Campanella, ganador del Oscar por El secreto de sus ojos, encargándose de los dos primeros episodios y del episodio final. Si acaso te puede sorprender ver a este director en una serie de televisión norteamericana, Campanella no es la primera vez que lo hace ya que dirigió, entre otras cosas, varios episodios de la ya legendaria serie House. Y el otro incentivo, aunque ya la he citado antes, se llama Mackenzie Davis.

Lo que seguro que te estarás preguntando es que quiere decir ese Halt and Catch Fire del título de la serie, algo así como “pararse y prenderse fuego”. Esta era una supuesta instrucción, HFC, que tendrían los ordenadores IBM para detener la CPU pero que no existía realmente, una especie de broma privada de los programadores. Ya sabéis como somos los informáticos, unos raritos incorregibles. Aunque alguna rarita como Cameron Howe seguro que existe en el mundo de la informática y  ya quisieran muchos encontrársela.

Como extra aquí tenéis la estupenda intro de la serie que con unas breves notas musicales nos traslada directamente a los ochenta.

Publicado por el 12 septiembre, 2014 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

El Día del Doctor: Cincuenta años de Doctor Who


Pese a que algún miembro del equipo de cornisa.net la serie Doctor Who le parezca cutre, volvemos hoy a reivindicarla con el motivo de la conmemoración del 50 Aniversario de la emisión del primer capítulo de esta legendaria serie británica. Ya hablamos en otra ocasión de la serie con el motivo del estreno de su sexta temporada y tras finalizar su séptima temporada, la BBC ha tirado la casa por la ventana para ofrecernos este Sábado 23 un Episodio Especial en 3D, The Day of the Doctor, en el que no solo tendremos al actual Doctor, interpretado por Matt Smith, sino que también supondrá el regreso de su encarnación anterior, el añorado David Tennant. Y no hay dos sin tres, así que se han sacado de la manga una encarnación “perdida” del Doctor que dará vida el clásico actor británico John Hurt, un autentico lujo. El estreno de este Especial será simultáneo a nivel mundial, y en España se podrá disfrutar en varias salas de cine de la cadena Cinesa.

Si acaso, como incentivo para verlo, tengo que reivindicar a la actual compañera de aventuras del Doctor, Clara Oswald, interpretada por la preciosa Jenna-Louise Coleman. Es imposible no enamorarse de ella.

A continuación os dejo el vídeo de promoción del 50 Aniversario, donde se pueden ver todos los Doctores que han pasado por la serie a lo largo de los años, el trailer del Episodio Especial y el websodio estrenado hace unos días, The Night of the Doctor, en el que podemos ver en acción al octavo Doctor.

Y como extra, aquí va el trailer de otro especial de la BBC de próximo estreno en el que se contará el nacimiento de la serie en 1963, An Adventure in Space and Time.

Publicado por el 22 noviembre, 2013 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

Community: locuras en la universidad

En Estados Unidos a aquellos que no tienen muchos recursos o son rechazados por las grandes universidades, solo les queda la universidad comunitaria, un tipo de institución pública normalmente frecuentada por estudiantes que viven en la zona. Y ahí es donde acaban los protagonista de la serie Community, una de las comedias más eclécticas y divertidas de la parrilla televisiva norteamericana.


En Community podemos seguir las aventuras y desventuras de un grupo de estudio dentro de la universidad de Greendale. Pero es un grupo de lo más variado y peculiar. Como personaje un poco más central, aunque todos tienen su parte protagonista, no encontramos con Jeff Winger, un abogado que nunca acabo la carrera y tras ser descubierto, le revocan la licencia para ejercer por lo solo le queda la universidad comunitaria como alternativa para obtener el título de verdad. Ahí se topa, e intenta ligar, claro, con Britta Perry, una chica comprometida con las grandes causas y las injusticias del mundo. Juntos forma el grupo de estudio de Español, al cual se unen inmediatamente Abed Nadir, de origen árabe, el más friki del grupo, quizás con un poco de sindrome de Asperger pero  que pronto se convierte un poco en el corazón del grupo con sus manía de citar películas y series en cualquier situación. El mejor amigo de Abed es Troy Barnes, un prometedor jugador de futbol americano que por una lesión tuvo que renunciar a su beca y solo le quedó estudiar en Greendale. Juntos forman una de las mejores parejas cómicas que te puedas encontrar en la televisión, os lo aseguro. La parte femenina se completa con Shirley Bennet, madre divorciada y devota cristiana, y la dulce Annie Edison, la más joven del grupo, judía y adicta a las anfetaminas en recuperación. El último fichaje del grupo será Pierce Hawthorne, interpretado por el genial  Chevy Chase, lo que ha supuesto una segunda juventud para el actor. Pierce destaca por ser el más desagradable, políticamente incorrecto y molesto del grupo, un viejo un poco cascarrabias y deslenguado que nunca se corta para decir lo que piensa. Entre los secundarios destacan el “Señor” Chang, el profesor de español (si, un chino da clases de español) y el ambiguo Decano Pelton, entre cuyos ídolos se encuentra Lady Gaga, y que le gusta de vez en cuando usar algún disfraz de su “hermana” (y eso que no tiene ninguna hermana).


Por los primeros capítulos parece una serie más de comedia basada en la relación de los personajes, pero poco a poco todo este plantel de variopintos personajes comienzan a protagonizar episodios cada vez más delirantes, llenos de referencias de todo tipo, televisivas, literarias y cinematográficas. Uno de los puntos culminantes podría ser la batalla de paintball de la primera temporada, todo un homenaje a las películas de acción, o el capitulo de zombies de la segunda temporada. También podemos destacar el primer episodio de la segunda temporada donde la actriz Betty White, la entrañable Rose de Las Chicas de Oro, da vida a una profesora de antropología amante de las armas antiguas.


En definitiva, una serie fresca y diferente que no podéis dejar escapar. Aquí os dejo el trailer de la edición en DVD de la primera temporada para que podáis juzgar por donde van los tiros de esta serie.

Publicado por el 23 marzo, 2012 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

Confías en tu Doctor… Doctor Who?

Se puede decir que en el Reino Unido hay tres instituciones tradicionales que definen a los británicos : la realeza, el té de las 5 y  el Doctor Who. La legendaria serie, nacida hace ya más de cuarenta años, ha vuelto con una nueva temporada, el pasado 23 de Abril. Y ha empezado con más fuerza que nunca: el presidente Nixon; la llegada del hombre a la Luna; una invasión alienígena. Por supuesto, el excéntrico Doctor salvando al mundo como siempre, aunque al principio del primer episodio sufre un pequeño percance vital, que traerá cola durante toda la temporada…

Para aquellos que no conozcan nada de esta serie de culto, hagamos un poco de historia. En 1963 aparecería por primera vez en las pantallas británicas trayéndonos las extrañas aventuras a través del espacio y del tiempo del autodenominado Doctor, un alienígena miembro de la raza de los Señores del Tiempo, el último de su especie. Permanecería en emisión ininterrumpidamente hasta ser cancelada en 1989, y tras un pequeño telefilm en 1996, volvería por la puerta grande con la reinvención de la serie para el siglo XXI en el año 2005. Una de las características principales de la serie es que, lógicamente por su longevidad en la parrilla televisiva, el personaje ha sido interpretado por múltiples actores, pero estos cambios se han integrado dentro de la historia justificándose por un proceso de regeneración del Doctor que se activa cada vez que esta a punto de morir, que le hace renacer con un nuevo rostro. Seguro que algunos os sonara una de las encarnaciones más populares que casi se ha convertida en icónica, la interpretada por Tom Baker entre 1974 y 1981, siempre con su bufanda multicolor. Tras el regreso de la serie, ya han pasado por ella tres actores, Christopher Eccleston, que solo estuvo la primera temporada, David Tennant que permaneció durante tres temporadas, considerado por muchos el mejor Doctor hasta ahora, y su último interprete, Matt Smith, que a pesar de levantar dudas por ser el actor más joven que ha encarnado al Doctor, está empezando a lograr que olvidemos a Tennant.

¿Y que hace de esta serie que se considere tan genial? te preguntarás.. . Empecemos con los protagonistas actuales:

El Doctor: Matt Smith interpreta al último Señor del Tiempo, un poco menos sentimental que su predecesor, pero igual de alocado y brillante. Unas veces parece un niño entusiasmado con todo y otras vemos lo que es realmente, un poderoso ser de más de 900 años. Sus señas de identidad: pajarita, chaqueta con coderas y su clásico destornillador sónico capaz tanto de abrir puertas como reprogramar un ordenador complemente.
Amy Pond: una de las características del Doctor son siempre sus acompañantes, humanos habitualmente del género femenino. El Doctor no es tonto ;-). Y en esta encarnación nos encontramos con esta espectacular pelirroja interpretada por la escocesa Karen Gillan, que da réplica perfecta al Doctor, y es eje básico de la historia de la quinta temporada de la serie. La química entre los dos personajes es indiscutible.
Rory Williams: menos habitual es que haya otro compañero de aventuras, pero en este caso nos encontramos con el sufrido novio de Amy, interpretado por Arthur Darvill, con cara de pardillo, siempre preocupado porque el Doctor le pueda robar a su chica, y cuyo amor por ella quedaría demostrado al final de la quinta temporada.
TARDIS: no es un personaje, pero como si lo fuera. El emblema por excelencia del Doctor es su nave espacio-temporal, cuyo nombre viene de las siglas Time And Relative Dimension In Space (Tiempo Y Dimensión Relativa en el Espacio). Más grande por dentro que por fuera, y sí, tiene forma de cabina telefónica de la policía. Resulta que su dispositivo de camuflaje se le estropeo en una visita a Londres en los años 60 y así se quedó. ¿A qué es genial? :-)

¿Que te puedes encontrar en una serie con estos planteamientos? Pues la ciencia-ficción más loca, divertida e imaginativa del mundo. Viajes a los puntos más recónditos del espacio y a los momentos del tiempo fundamentales de nuestra historia, pasada, presente y futura, encontrándote siempre con los alienígenas más extraños del universo (y los más retro, manteniendo muchos diseños de los años 60/70, como los clásicos Daleks y los Cybermen). Visitar Pompeya justo antes de ser sepultada por el Vesubio. Investigar un asesinato junto a Agatha Christie. Ayudar a Wiston Churchill en la defensa de Inglaterra de una invasión de  Daleks en plena Segunda Guerra Mundial. Conocer a River Song, la mujer del Doctor, aunque él realmente no está casado… todavía;es lo que tienen los viajes en el tiempo. Y misterio, un misterio en cada episodio, acompañado de otro que sirve como trasfondo de cada temporada e incluso continua durante varias temporadas.

Para aquellos que no se atrevan a empezar con la primera temporada de 2005 (que está emitiendo actualmente el canal Boing), aun siendo recomendable para seguir todos los sucesos cronológicamente, pueden comenzar con el debut de Matt Smith en la 5ª temporada, del pasado año, que aunque aparecen algunos amigos y enemigos de anteriores temporadas, se puede disfrutar sin problema sin conocimientos de lo ocurrido anteriormente. Y si he de recomendar un episodio, diría que el décimo, titulado “Vincent y el Doctor”, donde el Doctor y Amy viajan a la holanda del siglo XIX y son ayudados por Vincent Van Gogh en su enfrentamiento contra un peculiar alienígena. El final de ese episodio es de los más emotivos que he visto, un magnífico homenaje al genial pintor. Algunos preferirán otros episodios con más elementos de ciencia-ficción y misterio, pero que le vamos a hacer, es que soy un sentimental.

Y por supuesto, como hoy es viernes, en la página de la BBC os podéis divertir con los juegos del Doctor Who.

Publicado por el 6 mayo, 2011 en Por fin es viernes | Se el primero en comentar