Halt and Catch Fire: las mujeres de verdad programan en ensamblador

El verano siempre es época de descanso para la temporada regular de las series televisivas, tiempo durante el cual los canales americanos aprovechan para lanzar series de pocos capítulos para rellenar la época estival. Muchas pasan sin pena ni gloria, pero este año ha surgido una pequeña joyita, Halt and Catch Fire, que pese a no tener unas grandes audiencias ha conseguido ser renovada para una segunda temporada por la cadena AMC, casa de esas grandes series que son Mad Men o The Walking Dead.

La serie nos traslada a 1983, en los inicios de la informática personal, donde IBM era la reina del PC, contándonos la llegada de Joe MacMillan (Lee Pace), antiguo empleado de IBM, a su nuevo destino profesional, la texana Cardiff Electric, en una época que la región de Texas era tecnológicamente más importante que el incipiente Sillicon Valley californiano. MacMillan se nos presenta como un visionario y agresivo ejecutivo comercial con las ideas muy clara de lo que quiere lograr en su nueva empresa y con pocos escrúpulos para conseguirlo, enrolando en su peculiar “cruzada” a Gordon Clark (Scoot McNairy), un ingeniero electrónico desencantado de su trabajo, y la aún estudiante de programación Cameron Howe (Mackenzie Davis), con una mente brillante y unas ideas adelantadas para su tiempo, para conseguir plantar cara a la todapoderosa IBM con un nuevo PC portátil que de la campanada en el incipiente negocio de los ordenadores personales, teniendo en un segundo plano pero brillando con luz propia a la esposa de Gordon, la también ingeniera electrónica Donna Clark (Kerry Bishé). A lo largo de diez episodios nos narra todas las vicisitudes para alcanzar ese objetivo, camino durante el cual nos mostrarán las grandezas y miserias personales y profesionales de estos personajes. A pesar de usar una empresa y unos personajes ficticios, la serie toma elementos reales de situaciones y tecnologías de la época, convirtiéndose en una auténtica delicia para todos aquellos interesados en el mundo de los ordenadores y de sus inicios, sin dejar de ser una serie dramática que puede interesar a aquellos que no conocen nada de informática. Ya en los primeros capítulos nos representa la forma de como consiguen realizar la ingeniería inversa de la BIOs de IBM de la misma forma que lo hizo Compaq y Phoenix Technologies mediante la técnica de diseño de sala limpia. Por el resto de capítulos vemos pasar la revista Byte, el juego Adventure y la en aquel momento gran convención informática, la COMDEX de Las Vegas, junto a muchas pantallas de fósforo verde, alguna de las primeras de LCD, placas base, muchos chips y procesadores 8086. Y todo ello acompañado por una banda sonora compuesta por canciones de los ochenta, desde el punk hasta el electropop.

Si todos esto no es suficiente para picarte la curiosidad, tenemos al director argentino Juan José Campanella, ganador del Oscar por El secreto de sus ojos, encargándose de los dos primeros episodios y del episodio final. Si acaso te puede sorprender ver a este director en una serie de televisión norteamericana, Campanella no es la primera vez que lo hace ya que dirigió, entre otras cosas, varios episodios de la ya legendaria serie House. Y el otro incentivo, aunque ya la he citado antes, se llama Mackenzie Davis.

Lo que seguro que te estarás preguntando es que quiere decir ese Halt and Catch Fire del título de la serie, algo así como “pararse y prenderse fuego”. Esta era una supuesta instrucción, HFC, que tendrían los ordenadores IBM para detener la CPU pero que no existía realmente, una especie de broma privada de los programadores. Ya sabéis como somos los informáticos, unos raritos incorregibles. Aunque alguna rarita como Cameron Howe seguro que existe en el mundo de la informática y  ya quisieran muchos encontrársela.

Como extra aquí tenéis la estupenda intro de la serie que con unas breves notas musicales nos traslada directamente a los ochenta.

Publicado por el 12 septiembre, 2014 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

Google, los robots y la conquista del espacio

A Google le gustan los robots, eso está más claro que el agua. Este viernes pasado confirmó la compra de Boston Dynamics, la octava compañía relacionada con el mundo de la robótica que Google ha adquirido en los últimos seis meses, y todos los proyectos de estas empresas van a pasar a estar liderados por Andy Rubin, el creador de Android, ese “pequeño” sistema operativo que ha conquistado buena parte de los teléfonos del planeta. Pero los chicos de Palo Alto por ahora no sueltan prenda de hacia donde se dirigen sus pasos comerciales. ¿Qué es lo próximo que quieren vendernos?

El M1-Standard de Meka Robotics

El interés de Google por las máquinas autónomas y la inteligencia artificial no es novedoso, ya llevan varios años con el proyecto de su vehículo autónomo liderado por el jefe del laboratorio Google X, Sebastian Thrun, que no acaba de despegar completamente pese a los avances realizados. Pero este movimiento de los últimos meses demuestra que su interés por los robots va en serio. Entre las adquisiciones tenemos a la japonesa SCHAFT Inc, creadora de una nueva forma de impulsar las extremidades robóticas; Meka Robotics, creadora de varios modelos de robots, entre ellos el robot humanoide M1-Standard; Redwood Robotics, especializada en brazos robóticos; Industrial Perception, dedicados al diseño de sistemas de visión artificial para robots; Bots&Dolly especializada en cámaras robóticas como las que fueron usadas para el rodaje de uno de los éxitos cinematográficos del año, Gravity; Relacionada con está tenemos a Autofuss, dedicada a la publicidad y el diseño de alta tecnología, que han sido los encargados de crear el anuncio del reciente Nexus 5; Y por último, Holomni, cuyo principal producto son las ruedas de alta tecnología. Un autentico plantel de diversidad de tecnología róbotica . Y con esta última adquisición de Boston Dynamics, su potencial para la creación de los robots del futuro esta perfectamente fundamentado. Esta empresa salió recientemente en la prensa por sus robots articulados capaz de moverse como animales cuadrúpedos, como el Wildcat que se vio recientemente paseando por un parking, o el Cheetah, capaz de correr a 28 millas/h. Una empresa con probada experiencia en el mundo de la robotica y que colabora con varias agencias del Pentágono norteamericano, entre ellas Darpa, para la que está desarrollando el robot humanoide Atlas, con el fin de participar en el Darpa Robotics Challlenge, donde tendrá que demostrar sus capacidades para realizar rescates en situaciones de catástrofe.

Robot Atlas de Boston Dynamics

Andy Rubin no quiere aún confirmar nada, pero asegura que esperan sacar en poco tiempo los primeros productos comerciales, aunque no es probable que los primeros vayan a dirigirse al consumidor medio, así que podemos olvidarnos por ahora de tener nuestro “mayordomo” particular en casa que nos planche y nos haga la colada. Los primeros prototipos seguramente irán dirigidos a actividades de logística, como la gestión de almacenes de productos tipo Amazon y su distribución y entrega.

Pero podemos soñar con el futuro, que Google vaya a ser la Tyrell Corporation real que nos traiga en un futuro no muy lejano otro tipo de Nexus, los que salían en la clásica Blade Runner y que tantos problemas le dieron a Rick Deckard, personaje interpretado por Harrison Ford. Si recordáis, aquellos androides de aspecto humano, los replicantes, eran dedicados en parte en los programas de colonización espacial, y Google en cierta forma también está relacionado con esto. Larry Page, Director Ejecutivo y cofundador de Google y Eric Schmidt, el Presidente Ejecutivo, están entre los inversores de la compañía Planetary Resources,  cuyo principal objetivo sería la explotación minera de asteroides cercanos a la Tierra, los conocidos como NEO (Near-Earth Objects), mediante misiones robóticas.  Por ahora su primer logro ha sido conseguir 1.5 millones de dolares a través de Kickstarter, la plataforma de financiación colectiva de proyectos, con el fin de lanzar en 2015 a Arkyd, el primer telescopio espacial accesible públicamente, cuya primera finalidad será localizar y catalogar los NEO con el fin de determinar aquellos posibles objetivos de las misiones robóticas. Con todos los recortes efectuados por los gobiernos en las misiones espaciales, cada vez parece más claro que el futuro de la exploración espacial puede caer en manos privadas.

Los tentáculos de Google en este mundo son cada vez más grandes y el futuro esta empezando a parecerse más y má al de algunas novelas y películas de ciencia-ficción que casi da escalofríos. Puede que estemos asistiendo al nacimiento de las mega-corporaciones tecnológicas al estilo de la citada Tyrel Corporation, la Weyland-Yutani de Alien o la Cyberdyne Systems de Terminator que daba lugar a ese mundo dominado por las máquinas. O quizás el lema de “Don’t be evil” se mantenga y se nos presente un futuro brillante y prometedor. Solo el tiempo lo dirá.

Publicado por el 16 diciembre, 2013 en Actualidad, Tecnología | Lee el primer comentario

Open data: el valor de la información como bien social.

Si la información es poder, y la democracia es el poder del pueblo, podríamos deducir que la información sobre la sociedad debería estar a disposición de los ciudadanos, que son además, en su conjunto, quienes la crean. Esta conexión de ideas puede servir de introducción al concepto de open data. Open data o datos abiertos se puede definir como un planteamiento que persigue que ciertos datos sean de libre acceso para cualquier persona, que podrá usarlos y redistribuirlos sin restricciones derivadas del copyright, las patentes u otros controles. Sin ser una nueva filosofía, el desarrollo de Internet y las tecnologías de la información la han situado en un escenario en el que su razón de ser se ha fortalecido y sus posibilidades de aplicación se han multiplicado, dadas las actuales capacidades para crear aplicaciones que exploten los datos y las facilidades existentes para distribuirlas.

Un ejemplo muy conocido de aplicación de la filosofía open data es OpenStreetMap, un proyecto para crear de forma colaborativa una cartografía mundial. Favorecida por el abaratamiento y disponibilidad de dispositivos portátiles de localización GPS, la iniciativa ha conseguido involucrar a más de un millón de personas, muchas de las cuales han proporcionado los datos geográficos de todo el planeta que actualmente están disponibles de forma libre para ser utilizados por cualquiera e incorporados en servicios que hagan uso de mapas (por ejemplo Flickr o Foursquare utilizan OpenStreetMap)

OpenStreetMap

OpenStreetMap

Sin embargo, la aplicación del enfoque open data también puede tener consecuencias desde el punto de vista de la ética, en cuanto a dónde poner el límite entre la información públicamente accesible y aquella que se debe preservar, y se enfrenta a diversas dificultades, tanto técnicas (sistemas de información obsoletos, bases de datos propietarias…), como culturales (arraigo del proteccionismo en el entramado burocrático, consideraciones de seguridad nacional…) o legales (implicaciones en relación a la legislación sobre privacidad y protección de la intimidad)

Hoy en día las administraciones públicas son probablemente los entes que producen y recopilan una mayor cantidad de datos sobre la sociedad, de muy diversos tipos (económicos, medioambientales, sociales…), por lo que su avance en la distribución de dichos datos es fundamental para el crecimiento de los servicios open data, estando este aspecto muy relacionado con el gobierno abierto, la transparencia, la participación ciudadana y el desarrollo global de la llamada democracia digital.
Alrededor de los datos abiertos, se ha creado una comunidad que también impulsa la actividad económica mediante la provisión de servicios y soluciones para terceros y que se estima pudo generar en el pasado año un volumen de negocio de entre 332 y 550 millones de euros en España.

Open data

Datos y sociedad

Siguiendo la estela de data.gov (en estados Unidos), en datos.gob.es se puede acceder al Catálogo de Información Pública de la Administración General del Estado y a través de esta página de Rooter se puede llegar hasta algunas de las principales iniciativas de open data en España, mientras que la Fundación CTIC nos ofrece un acceso a un catálogo de recursos open data en todo el mundo.

Podemos encontrar diversos ejemplos de aplicaciones open data: una aplicación sobre incidencias de tráfico en la provincia de Guipúzcoa, otra que te permite averiguar cuál sería la Comunidad Autónoma ideal para vivir según tus preferencias, una web británica para buscar el mejor colegio para tus hijos, una aplicación móvil para localizar farmacias de guardia en Navarra, o un portal de datos de la ciudad de Chicago, en el que se pueden ver, entre otras muchas cosas, todos los crímenes reportados desde 2001 en la ciudad del viento.

En España se celebran diversos eventos sobre datos abiertos, entre los que podemos destacar:

Festival de Datos Abiertos de Gijón

Por último, os contamos que el próximo fin de semana Gijón se suma al impulso del open data con la celebración de su primer Festival de Datos Abiertos, que consistirá en un maratón de desarrollo para materializar ideas en aplicaciones útiles para la sociedad. Los ganadores recibirán apoyo empresarial para continuar con su proyecto.

En momentos como los actuales, la transparencia, como respuesta a los desmanes del poder político, comienza a ser una demanda creciente de una ciudadanía que, queremos creer, es cada vez más crítica y está más dispuesta a colaborar. Los datos abiertos son un camino en esa dirección. Por el momento, ojo al dato.

Publicado por el 23 enero, 2013 en Monografías, Tecnología | Lee el primer comentario

Torres Quevedo: un ejemplo en el país del “que inventen ellos”

El pasado 28 de diciembre, Google dedicaba su doodle diario a un gran inventor, destacado en diversos campos, español y , como se puede ver, conocido y apreciado fuera de nuestras fronteras, aunque posiblemente bastante desconocido en su propio país.

Compartiendo nombre con el genio florentino, Leonardo Torres Quevedo nació en la pequeña población de Santa Cruz de Iguña, Molledo (Cantabria) 160 años antes del citado día en que el buscador de Mountain View le dedicaría su portada. En 1876 finalizó sus estudios de Ingeniería de Caminos en Madrid y comenzó su labor profesional y su dedicación a la invención, mediante la que alcanzaría unos cuantos hitos reseñables.

En 1912 construiría El Ajedrecista, al que se le puede considerar el primer juego de ordenador (analógico). Un autómata que, usando electroimanes, disputaba una partida de un final de rey y torre contra un oponente humano, ganando siempre. La invención de Torres Quevedo, que, a diferencia El Turco, no tenía truco, causó sensación en la Feria de París de 1914 y una cobertura relevante en las publicaciones técnico-científicas de la época.

Los Reyes de España juegan a El Ajedrecista

Pero ya años antes había patentado el telekino, un dispositivo capaz de enviar órdenes de control a través de ondas hertzianas y que sentaría las bases de los modernos sistemas de control remoto, y le convertiría en un auténtico pionero en este campo, junto con Nikola Tesla, nada más y nada menos. El hecho de que el IEEE considere al telekino como un hito en la historia de la ingeniería mundial nos puede dar una idea de la importancia de este primigenio mando a distancia.

Las capacidades del ingeniero español no se limitarían a los artilugios experimentales, y buena prueba de ello son su diseño del transbordador sobre el río Niágara, en Estados Unidos, conocido como Spanish Aerocar y que, aún hoy, casi un siglo después, continúa en funcionamiento y es toda una atracción turística sobre las impresionantes cataratas, o la construcción, con ayuda de Alfredo Kindelán, del primer dirigible español en 1905.

Transbordador sobre el Niágara

Torres Quevedo fue además miembro de prestigiosas academias, como la de las Ciencias de París o la Real Academia Española de la Lengua, donde sustituyó a Benito Pérez Galdós y un gran defensor del esperanto como nuevo idioma internacional. También destacó en sus últimos años por una importante dedicación a la pedagogía y al estudio de cómo sus autómatas podían ayudar a los docentes y aportar nuevos recursos didácticos, patentando, entre otros, un puntero proyectable, antecesor de nuestros punteros láser actuales. Tampoco fue un hombre ajeno al devenir político y social de su tiempo, alistándose voluntario para luchar contra las tropas carlistas que cercaban Bilbao durante la Tercera Guerra Carlista o recibiendo el ofrecimiento para ser ministro de Fomento, que finalmente rechazó.

Leonardo Torres Quevedo

Actualmente, un museo dedicado a su figura y obra, que expone algunas de sus máquinas e inventos, se puede visitar en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de la Universidad Politécnica de Madrid y una fundación con su nombre está en funcionamiento en el seno de la Universidad de Cantabria con la intención de apoyar la investigación científica y técnica.

Y, si os estáis preguntando qué pinta la vaca montada en el transbordador en el doodle, se trata de un entrañable guiño a los inicios, que los hubo. El primer teleférico que nuestro inventor construyó en su pequeño pueblo natal era de tracción animal (vacuna para más señas).

Publicado por el 10 enero, 2013 en Historia olvidada, Tecnología | 3 comentarios

Crowdfunding en la práctica: algunos proyectos que te sorprenderán.

En artículos recientes os hemos estado contando, entre otras cosas, las perspectivas presentes y futuras del fenómeno del crowdfunding, así como las principales plataformas de financiación colectiva en España. Y llevamos ya un tiempo haciendo un atento seguimiento al proyecto de El Cosmonauta, un hito del crowdfunding patrio.

Hoy vamos a repasar algunos proyectos sorprendentes que se han puesto en marcha gracias a la financiación colectiva en todo el mundo.
En términos de volumen, la plataforma norteamericana Kickstarter, con cerca de 400 millones de dólares comprometidos en más de 70.000 proyectos, es un referente a nivel mundial, y ha sido el trampolín de algunos de los proyectos más relevantes de la historia del crowdfunding, entre los que podemos encontrar Printrbot (una impresora 3D), Double Fine Adventure (nuevo videojuego de Tim Schafer, creador de las conocidas aventuras gráficas Day of the tentacle y The secret of Monkey Island), LIFX (una bombilla LED con conectividad wifi, eficiente y cuya intensidad luminosa y color pueden ser controlados por medio del teléfono móvil) y, sobresaliendo sobre el resto en cuanto a su recaudación, Pebble y Ouya.

Pebble es un reloj de tinta electrónica, que se puede sincronizar vía Bluetooth con el teléfono móvil, es personalizable en cuanto a su aspecto, tiene capacidad para ejecutar aplicaciones para deportes, notificaciones de mensajes, control de dispositivos de música… y que además dispondrá de un SDK abierto para el desarrollo de nuevas aplicaciones que aumenten su funcionalidad. El proyecto ha recaudado más de 10 millones de dólares para su financiación, lo que supone el récord absoluto en la historia de Kickstarter.

Por su parte, Ouya es una nueva consola basada en el sistema operativo Android, que se prevé vea la luz al comienzo de la próxima primavera a un precio de unos 80 euros. Ha sido desarrollada gracias a los más de 8 millones de dólares que consiguió recaudar mediante financiación colectiva y podrá ejecutar todo el catálogo de juegos existentes para el operativo de Google, además de ser totalmente rooteable y ofrecer un kit de desarrollo abierto para que cualquiera pueda lanzarse a crear sus propios videojuegos. El apoyo obtenido y la expectación que ha generado son una buena muestra del ansia con que se espera la consecución de este proyecto entre la comunidad de gamers.

Si no os ha interesado ninguno de los proyectos que hemos visto hasta ahora, quizá un robot araña gigante os resulte más atractivo (muhahahaha…). Seguro que muchos alguna vez habéis deseado tener uno para hacer buen uso de él en algún atasco…pues os presentamos a Stompy, un robot hidráulico hexápodo de código abierto, de más de 5 metros de altura y 1800 kilos, y que puedes pilotar. Hechas las presentaciones, os dejamos con un vídeo para ver al bicho:

Dejando Kickstarter, nos encontramos en Fundable con un curioso proyecto que pretende unir el juego social a través de dispositivos móviles con los microcréditos a países en desarrollo. Su nombre es Seeds y se autodefine como una unión entre Farmville y Kiva. Ya existe un prototipo funcionando y los primeros microcréditos ya han llegado a Kenia. En la página del proyecto podréis ver la idea desarrollada con más detalle.

Y finalizaremos este repaso con un proyecto centrado en uno de los personajes favoritos de éste nuestro humilde blog, que no es otro que el gran Nikola Tesla. A través de Indiegogo se han recaudado más de 1,3 millones de dólares para construir un museo dedicado al genio serbio, considerado el padre de la corriente alterna y de una extensa lista de inventos y descubrimientos. Parte de este dinero irá destinado a la adquisición de los terrenos en los que se encontraba el laboratorio de Tesla cerca de Nueva York. Aquí podéis encontrar más información sobre la marcha del proyecto y también una divertida argumentación acerca de por qué Nikola Tesla es el geek más grande que jamás haya existido.

En resumen, la financiación colectiva ha permitido, permite, y esperemos permitirá hacer grandes cosas y sacar adelante ideas verdaderamente interesantes. ¿Es el nuevo motor de financiación para los nuevos tiempos que se nos vienen encima? No lo sé, cada uno podrá formarse su opinión, pero parece que, en colectivo, los sueños son menos imposibles.

Publicado por el 20 diciembre, 2012 en Monografías | 2 comentarios

El grafeno, el silicio y el petróleo

“El grafeno, el silico y el petróleo”, mal nombre para una película pero tal vez apoyándome en el título de una película épica como “El bueno, el feo y el malo”, pueda sacar adelante esta entrada.

Arranco haciendo un poco de memoria y recordando dónde leí por primera vez la palabra “grafeno”. Hace un par de años, sin ser una aproximación ya que hablo de noviembre de 2010, leí un artículo que se titulaba “Grafeno, un tipo fino” de XLSemanal. En él hablaban de un rival para el silicio, material del que están hechos los chips que tienen todos esos aparatitos electrónicos que tanto nos gustan.

Contaban que el grafeno era resistente, transparente y extraordinariamente flexible, además es tan fino como es posible en este mundo en el que vivimos ya que solamente posee un átomo de grosor. Aseveraban pues que se trataba de una material estrictamente bidimensional.

Estructura del grafeno

Estructura del grafeno

Pero sus propiedades no se quedaban sólo ahí, es capaz de conducir la electricidad hasta 100 veces más rápido que el silicio y para colmo, es un material barato y abundante, ya que forma parte del grafito con el que se hacen las minas de los lápices.

Y para rematar, como “el bueno” que es, no contamina.

El grafeno ha permitido a Andre Geim y Konstantin Novoselov obtener el premio Nobel de Física 2010, al ser los primeros capaces de haberlo sintetizado.

Andre Geim y Konstantin Novoselov

Andre Geim y Konstantin Novoselov

Las expectativas eran inmejorables, ya que se hablaba de pantallas que se enrollaban, ordenadores muchísimo más potentes ya que los microchips creados con este material serían 10 veces más rápidos que los actuales de silicio.

Pero dos años después, todo parece seguir igual así que yo me planteo una pregunta simple ¿por qué? a continuación voy a presentar mi hipótesis, totalmente parcial y subjetiva, por lo que no le den tampoco mucha veracidad.

Con la aparición del grafeno, el silico pasa a ser “el feo” de esta película. Porque al lado del hermano “guapo” todo se ve de otra forma. Pero aún siendo ahora mismo el feo, todo parece mantenerse y que la producción de chips de silicio sigue viento en popa a toda vela. Aquí es dónde entra “el malo”(petróleo) para ayudarme a exponer mi teoría conspiratoria.

Pantalla flexible realizada con grafeno

Pantalla flexible realizada con grafeno

Desde hace años se viene hablando de que el petróleo es una fuente de energía con fecha de caducidad. Aparecen las energías renovables, los coches eléctricos, pero ninguno de ellos gana protagonismo con rotundidad y el petróleo sigue reinando y su precio sigue subiendo.

Los intereses económicos hacen que los negocios que se nutren del petróleo, desde maquillajes hasta motores, pasando por plásticos, sigan manteniendo sus procesos de fabricación inmutables y que  el interés de hacer prosperar las nuevas alternativas no sean rentables para ninguna de estas industrias.

Pues algo similar presiento que pasa con el grafeno y el silicio. Las industrias que actualmente usan el silicio, les interesa mantenerse igual y no hacer inversión hasta que la producción del grafeno pueda ser rentable, lo cual retrasará sus aplicaciones hasta que alguien se decida a dar el paso inicial para el uso del grafeno en la vida cotidiana.

De todos modos, el silicio ha buscado a un pariente cercano el siliceno, para poder competir de tú a tú con el grafeno…pero eso, será otra guerra.

Para finalizar, y como yo es muy probable que me equivoque, os dejo el punto de vista de Jose Manuel Nieves sobre el grafeno, mucho más optimista que el mío:

Más información sobre el grafeno: http://grafeno.com/

Publicado por el 6 diciembre, 2012 en Monografías, Rajar por rajar, Tecnología | 6 comentarios

Ciudades del futuro

Releyendo algunas cosas sobre computación ubicua (ya han pasado 20 años desde “The computer for the 21st century” del visionario  Weiser) me he encontrado con información sobre el proyecto de New Songdo City. Songdo International Business District es una nueva ciudad de Corea del Sur, situada a unos 60 km de Seúl, que ya lleva años en construcción, y que está concebida como una “ciudad inteligente” (smart city) o ciudad ubicua, en la que todos los sistemas de información de viviendas, negocios, organismos etc. estarán interconectados e, idealmente, todo es capaz de interactuar a través de sistemas de información comunicados mediante tecnologías tales como redes inalámbricas o RFID.
El concepto de ciudad inteligente pretende redefinir la planificación urbanística para construir, mediante la aplicación de las nuevas tecnologías, ciudades más eficientes, ecológicas, participativas y con una buena calidad de vida para todos los habitantes. En el caso de Songdo, ciudad construida en terreno ganado al mar,  podemos destacar varios aspectos:

  • Reaprovechamiento del agua mediante el reciclado de las aguas urbanas en aguas para el riego.
  • Interconexión global. Cisco ha instalado sistemas de banda ancha (fibra óptica de alta velocidad) para conectar todas las casas y oficinas.
  • Comunicación hacia el exterior mediante trenes de alta velocidad y conexión con aeropuerto mediante autopista sobre un puente de 12 km.
  • Viviendas equipadas con paneles táctiles para el control de la iluminación y la calefacción, así como paneles de monitorización del consumo de energía.
  • Eliminación de residuos a través de una red de tuberías a presión, eliminando la necesidad de recogida de basuras.
  • Los vehículos contarán con “smart tags”, que permitirán apagar las farolas de ciertas partes de la carretera cuando no se detecte tránsito. También existirán sensores en las calzadas para realizar una monitorización de las condiciones del tráfico y programar su gestión de forma acorde.
  • Cada casa y oficina estará equipada con pantallas de telepresencia para videoconferencia.

La ciudad, que además contará con un parque central de más de 40 hectáreas y un canal navegable, será utilizada como un laboratorio para la implantación de un nuevo modelo de ciudad sostenible y orientará la construcción de sus principales edificios siguiendo la certificación LEED.

En los siguientes vídeos se puede ver más sobre el proyecto. Yo echo de menos más información sobre alternativas al coche tradicional y de más tanto campo de golf.

SONGDO: CITIES OF THE FUTURE – Documentary Series

Songdo Vision



En otros puntos del planeta existen proyectos similares, como SmartCity Malta, Dubai Internet City o Amsterdam Smart City. En España podemos encontrar la iniciativa Smart City Málaga, centrada fundamentalmente en el uso de energías renovables y la potenciación del coche eléctrico en el entorno urbano, o SmartSantander, proyecto llevado a cabo por un consorcio coordinado por Telefónica I+D, que plantea la instalación de 2000 sensores inalámbricos en la ciudad de Santander para controlar plazas de aparcamiento o factores ambientales como ruido, contaminación o temperatura.  Este año la consultora IDC ha elaborado un estudio nacional sobre ciudades inteligentes, en el que Barcelona ocupa la posición de liderazgo.

A nivel europeo, el proyecto European Smart Cities, llevado a cabo por un equipo de investigadores de las universidades de Viena, Delft y Ljubljana,  ha realizado un ranking de ciudades europeas de tamaño medio en cuanto a su nivel de cumplimiento del “modelo smart” y sus potencialidades para el futuro. En España las escogidas han sido Pamplona, Valladolid y Oviedo, aunque figuran lejos de la cabeza.

Smart Model. Fuente: www.smart-cities.eu

También en smartcities.es se puede encontrar información en castellano sobre la actualidad de los proyectos de ciudades inteligentes y en poco más de un mes se celebrará en Barcelona el congreso mundial de ciudades inteligentes.

La sostenibilidad de las entidades urbanas, cada vez más pobladas, es un desafío colectivo a todos los niveles La aplicación de la tecnología en la vida cotidiana de los ciudadanos y la interconexión global definen también un nuevo escenario de convivencia, en la que aún es una incógnita cuál será la adaptación emocional de las personas y la evolución de los sistemas sociales y políticos.

Publicado por el 8 octubre, 2012 en Tecnología | Lee el primer comentario

Tesla también quiso volar

Seguro que algunos reconocéis la imagen de arriba, aunque solo os suene de haberla visto en algún telediario. Se trata de un Harrier, uno de los famosos aviones de despegue/aterrizaje vertical (VTOL en inglés), creado por los británicos en los años 60 y cuyos modelos han pervivido hasta la actualidad. Los primeros intentos de desarrollar aviones con esta tecnología datan de los años 50 por parte de la empresa aeronáutica Lockheed, pero lo que mucha gente desconoce es que los primeros diseños de un sistema de este tipo fueron realizados por nuestro genio de cabecera, Nikola Tesla.

Si vamos a su lista de patentes en Estados Unidos, nos podemos encontrar con las patentes U.S. Patent 1,655,113 y la U.S. Patent 1,655,114 (la segunda es una pequeña correción de la primera), que bajo el título de Method of Aerial Transportation (Método de Transporte Aéreo) y fechadas en Enero de 1928, nos presenta lo que podríamos considerar una mezcla de helicóptero y avión que Tesla denomina helicoptero-plano. Se trataría de un aeroplano que tendría una hélice situada en al parte superior para realizar el despegue/aterrizaje y que luego se colocaría en posición frontal durante el vuelo normal, y cuyo método de propulsión estaría basado en su turbina, por lo que podríamos considerarlo como uno de los precursores de los motores a reacción. Los conceptos de este sistema fue ideados por Tesla muchos años antes de que finalmente decidiera patentarlo. Según la revista yugoslava Review, puede que cuando su laboratorio fue destruido por un incendio en 1895 (cuando la aviación estaba aún en pañales) se perdieran los primeros diseños de sus sistema VTOL, pero lo que se sabe a ciencia cierta es que ya en 1911 estaba trabajando en los diseños, ya que al año siguiente, como comentamos en el artículo sobre John Jacob Astor IV, quiso que su antiguo amigo colaborase en la financiación de este proyecto, colaboración que no fue posible por la desaparición del millonario en el hundimiento del Titanic. En 1921 realizaría la primera patente en el Reino Unido, y al año siguiente también lo llego a registrar en España. Pero lamentablemente, por falta de fondos y que quizás, como en tantas cosas, estaba demasiado adelantado a su tiempo y el estado de la tecnología no era lo suficientemente avanzado, nunca llegó a realizar un prototipo.

Pero de lo que no cabe ninguna duda es que sus diseños sirvieron de inspiración para la creación de los primeros aviones con VTOL, y sigue siendo referenciadas en otras patentes como la de Boeing de 1998 sobre un avión de despegue vertical con rotación de hélices como el de Tesla, o un avión VTOL para el transporte de cargas de la empresa californiana AeroVironment, especialistas en los aviones no tripulados de reconocimiento usados por los militares norteamericanos. El legado de Tesla continua en nuestros días en las tecnologías más insospechadas

Publicado por el 25 enero, 2012 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Google y los límites de la personalización

The idea of a monolithic set of search results for a generic term will probably start to fade away, and you already see people expect that if I do a search and somebody else does the search, they can get slightly different answers. I expect that over time people will expect that more and more, and they’ll have that in the back of their heads.



Suena bien ¿no?
Pero merece la pena pensar un rato sobre ello: un instrumento poderoso, unos efectos difíciles de determinar, unas líneas difusas que marcar.

Aquí un interesante vídeo del TED sobre el tema. Para meditar.

https://youtube.com/devicesupport

Publicado por el 1 diciembre, 2011 en Tecnología | Lee el primer comentario

Edwin Armstrong: una historia triste sobre innovación tecnológica

Son por todos conocidos, por sus aportaciones al mundo de la electricidad y sus aplicaciones, grandes personajes como Nikola Tesla, Marconi, Edison o Alexander Graham Bell. Sin embargo hay otra figura notable, un ingeniero eléctrico que marcó la historia de la radio, del que es posible que muchos no hayáis oído hablar: Edwin Howard Armstrong.

No llegó a la luna, ni ganó siete Tours de Francia ni cantó aquello de qué mundo tan maravilloso, pero fue un prolífico inventor y visionario en una época en la que la radio despegaba como medio de comunicación de masas. Neoyorquino de nacimiento, graduado en 1913 por la Universidad de Columbia, realizó importantes avances con aplicación al mundo de la radio y durante los años treinta desarrolló una tecnología novedosa basada en la difusión de información sonora mediante la variación de frecuencia de la onda portadora: la modulación de frecuencia o FM. Hasta aquel momento la radio comercial había funcionado mediante transmisiones de amplitud modulada (AM), pero las emisiones en FM se mostraron capaces de proporcionar un sonido más claro y no se veían afectadas por las interferencias de origen atmosférico que inciden en la amplitud. Todo parecía indicar que el método ideado por el ingeniero norteamericano revolucionaría en breve plazo el desarrollo de la radiodifusión y le granjearía un brillante futuro. Pero ni su implantación fue rápida ni su invento le supondría a Armstrong las satisfacciones que cabría esperar.

fuente: narrativaradial.com

En la década de los 30 la RCA (Radio Corporation of America) dominaba la industria radiofónica en los Estados Unidos, siendo líder en la fabricación del equipamiento y la implantación de la red. David Sarnoff, presidente de la RCA, se mostró vivamente interesado al saber que se había conseguido un sistema que eliminase interferencias de la radio, y las pruebas de emisión realizadas por Armstrong desde las instalaciones de la RCA en el Empire State Building dejaron profundamente impresionados a los ingenieros de la compañía, que no dudaban de que se encontraban ante una tecnología superior y revolucionaria. Sin embargo las valoraciones tecnológicas no eran las únicas y Sarnoff no contaba con que la solución de Armstrong más que una mejora era una nueva tecnología . La RCA había construido un imperio radiofónico en AM, realizando una gran inversión, y la FM pasó a ser vista como una amenaza. El negocio iba viento en popa y el cambio de las infraestructuras suponía un riesgo. Desde los círculos directivos y legales se empezaron a mover los hilos y así, la poderosa RCA, con el pretexto de que la invención de Armstrong necesitaba más pruebas, daba la espalda a la radio FM y se centraba en el desarrollo de la incipiente televisión.

Armstrong centró entonces sus esfuerzos en extender el uso de la FM y, durante la Segunda Guerra Mundial, comenzó a conseguir que se instalasen cierto número de estaciones FM, trabajando sin descanso para hacer ver a su país las virtudes de la nueva tecnología. Sin embargo poco después la RCA movería ficha. Parece probable que el gigante radiofónico presionó a la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) para que, sirviendo a los grandes intereses empresariales, realizara la asignación de espectros de frecuencia desplazando a la FM a una nueva banda en beneficio de la televisión, con la intención de asestar un duro golpe al desarrollo de la radio de Armstrong. Y lo consiguió.
Ante todo tipo de impedimentos, la expansión de la radio FM se frenó, mientras la propia RCA incorporaba la tecnología a sus transmisiones televisivas y declaraba nulas las patentes de Armstrong, iniciando un litigio que duraría años y dejaría al inventor hundido moral y económicamente.

fuente: sciencecontrol.com

El último día del mes de enero de 1954 Edwin Howard Armstrong, el olvidado ingeniero que sentó algunas de las bases tecnológicas más importantes para la comunicación por radio, escribía una nota a su mujer y se arrojaba al vacío desde el decimotercer piso en el que vivía.
No pudo ver como su esposa Marion ganaba la batalla por la patente años después ni como la FM finalmente, a pesar de haber sido frenada durante tantos años, se hacía popular a partir de los años 70 y sobrepasaba a la AM una década después.

No ha sido ni será el único ejemplo en el que las entidades que poseen los medios para detener la innovación tecnológica los utilizan. Ni la única reacción al cambio. El gesto de sintonizar una emisora de radio también tiene su historia detrás.

Publicado por el 20 junio, 2011 en Historia olvidada | 5 comentarios