Piensa Solutions: un ejemplo de mal servicio

Como algunos habréis podido percibir, este nuestro blog ha estado inaccesible durante unas dos semanas. No es que se haya ido de vacaciones por propia iniciativa ni que se haya sumado a una huelga de servidores caídos a causa del mal trato que le dispensamos. Más bien es que a cierto proveedor de hosting le pareció oportuno que cornisa.net dejase de estar en la red. Ese proveedor se llama Piensa Solutions. Vamos con nuestra versión de los hechos.

Hasta hace unos días este blog funcionaba en un servicio de hosting contratado en la citada Piensa Solutions. No habíamos tenido nunca mayores problemas, aparte de tener que recordarles en una ocasión que aparentemente se habían olvidado de nosotros para realizar la actualización a PHP 5.

El pasado 20 de octubre, el servicio fue cortado de forma unilateral por Piensa Solutions sin ningún tipo de aviso previo ni posterior, de modo que sencillamente dejamos de estar online. Transcurridas unas dos horas desde el corte del servicio nos dirigimos a Piensa Solutions para pedir explicaciones por lo ocurrido. La información que se nos transmitió por su parte es que el corte del servicio se debía a un comportamiento anómalo del sitio web. Esto se avisa…
Pues bien, en ese día la anomalía que podrían haber detectado fue un pico de tráfico más alto de lo normal, debido a que llegamos de nuevo a portada de Menéame, lo cual se les comunicó, exigiendo explicaciones claras acerca del verdadero problema y preguntando si podríamos hacer algo por nuestra parte para solucionarlo.

A partir de este momento se les enviaron varios correos (esta empresa no dispone de teléfono de atención al cliente) en los que expresamos nuestra postura, que ha sido siempre la misma:
– Que nos explicasen de forma clara e inequívoca qué “anomalías” habían detectado y nos indicasen si podíamos hacer algo al respecto.
– Que agilizasen la restauración del servicio y procediesen para ello a activar de nuevo el acceso al sitio web para poder monitorizarlo y verificar si las condiciones que (según su versión) habían motivado el corte del servicio habían desaparecido.

El servicio continuó cortado y la mayoría de los correos enviados a su servicio de soporte no recibieron respuesta y los que la recibieron fueron contestados con varios días de retraso y de nuevo con una información poco clara y nada concreta acerca del origen del problema y opciones para solucionarlo. Básicamente que optimizásemos nuestros módulos de WordPress porque la web estaba cortada por exceso de recursos. La realidad es que no hemos tocado la configuración de WordPress en los últimos meses y no es la primera vez que llegamos a portada de Menéame. Con lo cual…

fuente: http://priyamahida.files.wordpress.com/

En resumen: dos semanas de indisponibilidad de un servicio por el que estamos pagando y una atención al cliente a nuestro juicio muy deficiente. Muchos correos sin responder, una actuación increíblemente lenta, y de solutions…pocas o ninguna.

Afortunadamente el blog ya tiene nueva casa y está funcionando desde hace una semana en nuestro nuevo proveedor de hosting, Redcoruna. Hasta el momento todo ha sido de lujo y confiamos en que así seguirá en un futuro.

Si tuviéramos que aconsejaros un hosting en base a nuestra propia experiencia claramente os diríamos: ni lo pienses, Piensa Solutions no.

Publicado por el 10 noviembre, 2011 en Sin categoría | 9 comentarios