Julio Verne, el internauta

La fototelegrafía permitirá enviar escritos, firmas o ilustraciones y firmar contratos a una distancia de 20000 kilómetros. Todas las casa estarán conectadas.

Julio Verne , “París en el Siglo XX” 1863

Publicado por el 26 septiembre, 2011 en Frases, Prospectiva | 3 comentarios

Las tres dimensiones de la Web

Las tres dimensiones hace tiempo que son compañeras de nuestros momentos de ocio, desde el comienzo de su uso en el cine para recrear escenarios y dar vida a las más increíbles criaturas, como su uso intensivo en los videojuegos llegando a las cotas de realismo actual que apenas podíamos soñar tan solo unos años atrás. Y no hablemos ya con la tecnología actual que nos permite incluso sin gafas poder contemplar el 3D real. Sin embargo en la red de redes no acaba de cuajar demasiado su uso, limitándose tan solo a los videojuegos multijugador que tanto tiempo roban a los pobres “gamers” que caen en sus garras, y algunos usos prácticamente anecdóticos para complementar webs o recreación de algún que otro edifico o lugar. ¿Donde está  “The Matrix” con la que han soñado tantos?.

El edificio de la Bodega Cooperativa, recreada con VRML, en el plugin CosmoPlayer

Mi primer (y único) contacto con la creación de escenarios virtuales para la red fue allá por el año 98 cuando estaba preparando el proyecto fin de carrera de la ingeniería técnica y se me ocurrió recrear el edificio de la Bodega Cooperativa de mi pueblo completamente en 3D. En aquel momento se estaba empezando a popularizar el VRML, que yo use en su versión 2.0. La primera versión, creada por Mark Pesce y Tony Parisi, había visto la luz en el año 94, con la demo Labyrinth que presentaron en la First WWW Conference, naciendo como vemos poco después de la propia web tal como la conocemos ahora mismo. Tres años después vería la luz una nueva versión mucho más completa, que permitía por ejemplo la inclusión de scripts con los que animar los escenarios virtuales. Recuerdo con cariño las horas y horas que dedique, sin apenas usar herramientas de modelado,  casi todo programando, a recrear aquel enorme edificio con el detalle que pude, ¡consiguiendo incluso que las puertas se abrieran y se cerraran! ;-). Lamentablemente, a pesar de que despertó cierto intereses y que se estableció como un estándar ISO, no llego a pasar más allá de una mera curiosidad, probablemente debido a que llegó demasiado pronto, antes de que se empezara a implantar la banda ancha  y recorrer mundo virtuales (que había que realizar mediante un plugin del navegador web) muy grandes y detallados podía hacerse realmente pesado.

Como sucesor de VRML surgió el estándar X3D en el año 2001, auspiciado por el Web3D Consortium, basado completamente en XML que mejoraba la anterior versión ofreciendo cosas como sombreado, geo-localización, animaciones específicas para simular comportamiento humano, etc. Pero los años han pasado y a pesar de seguir evolucionando y mejorando, sigue sin despegar su uso en la web limitándose prácticamente a ser un formato de intercambio entre herramientas de diseño 3D (como Blender) y para aplicaciones de simulación médica. En la actualidad se está trabajando en integrarlo con HTML5 mediante el framework X3DOM para poder visualizar los escenarios tridimensionales sin necesidad de plugins en el navegador. Precisamente este framework se basa en la librería javascript que últimamente está teniendo bastante repercusión en la red, WebGL.

Pecera 3D realizada con WebGL

En Marzo de este año se presentó la versión 1.0 de WebGL por parte del Khronos Group, una organización sin ánimo de lucro dedicada al desarrollo de las tecnologías 3D, y el WebGL Working Group, compuesto entre otros por Mozilla, Google, Apple y Opera. Como se ve, los grandes apuestan por el futuro de esta tecnología, aunque recientemente se han encontrado con el primer tropiezo en el camino cuando se han detectado problemas serios de seguridad en la implementación actual. WebGL está basada en la API OpenGL ES 2.0, una versión un poco más light de la clásica usada en multitud de juegos, y mediante el uso del nuevo elemento Canvas de HTML5 nos promete traer nuevas experiencias a la web. Por ahora solo es soportado a partir de Firefox 4.0 y Chrome 9, y si teneis Windows XP como yo puede que os encontréis con la sorpresa que en Firefox por defecto no funciona (para solventarlo, basta con teclear about:config en la barra de direcciones y poner a true webgl.force-enabled). Con estos antecedentes parece que todavía esta un poco verde para vislumbrar si tendrá futuro o se limitará de nuevo a ser una curiosidad cuyo uso más importante sea el de pequeños juegos web, ya que cualquier intento de crear mundos virtuales que no sean juegos parece condenado al fracaso, como ocurrió con Second Life.

Seguro que muchos recordáis este mundo virtual creado por Linden Lab que saltó a la fama hace unos años. Una realidad paralela donde podías tener tu avatar, comprar tus terrenos, construir tu casa, comprar todo los objetos que quisieras y ganar dinero (mediante la moneda Linden Dollar). Todo el mundo quería estar ahí, las empresas, las universidades, hasta los políticos (Gaspar Llamazares llegó a dar un mitín ahí). Pero el tiempo pasó, llegaron Facebook y Twitter, las reinas de las redes sociales, y Second Life paso prácticamente al olvido. Siguen activos, eso si, e insisten que tienen mucha actividad, pero ¿conocéis a alguien que lo use actualmente? Yo no. Parece que Matrix nos sigue quedando muy lejos aún.

Publicado por el 25 mayo, 2011 en Tecnología | Lee el primer comentario

La nueva edad de los imperios

Han pasado ya más de trece años desde que Ensemble Studios revolucionara, de la mano de Microsoft, el género de la estrategia en tiempo real con Age of Empires. A éste le seguirían una segunda y tercera parte, con varias expansiones cada una, formando una saga que se ha convertido por méritos propios en una de las más relevantes de la historia del videojuego y también en una de las más vendidas, superando los 20 millones de copias en todo el mundo.

Age of Empires Online

El que fuera en su día un clásico del juego en red que robó horas de sueño a buena parte de una generación (“¿echamos un Age?”) regresa en 2011 convertido en Age of Empires Online, una versión específica para disfrutar online a través de internet que pretende reinventar la experiencia de juego manteniendo la esencia y promete muchas horas de divertidas guerras entre imperios. AOE Online , primer juego de Robot Entertainment, empresa abanderada por el fundador de Ensemble Studios, combinará la estrategia en tiempo real con juego multijugador masivo, existiendo misiones y un sistema de niveles, y potenciará la interrelación entre jugadores, la diplomacia y el comercio. Presentará una sorprendente estética de dibujos animados, incorporando algunas novedades, como la existencia de una ciudad capital y, algo realmente destacable, se basará en un modelo de juego gratuito, aunque existirán packs premium con extras que podrán ser adquiridos previo pago.

En este enlace es posible obtener un código para participar en el testing de la versión beta, que cuenta con las civilizaciones egipcia y griega, y poder ver de primera mano el funcionamiento del nuevo AOE. Para ello será necesario instalarse el cliente de Games for Windows – LIVE y crearse un gamertag para poder acceder al área de juego online. Tras esto se rellenará cierta información de usuario y se introducirá el código promocional, que nos permitirá descargar los elementos necesarios para jugar.

Buena noticia. Ha vuelto un mito.

Age of Empires Online Gameplay Trailer [HD]

Publicado por el 5 mayo, 2011 en Tecnología | 2 comentarios

Telescopio de uso libre a través de Internet

Los aficionados a la astronomía están de enhorabuena.

Desde el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) se coordina esta iniciativa para que cualquier mortal, con acceso a Internet, pueda observar el espacio exterior mediante un telescopio robótico. En el observatorio del Teide está situado el Telescopio Abierto Divulgación TAD

TAD Telescopio Abierto de Divulgación

TAD Telescopio Abierto de Divulgación

 No se ha concebido exclusivamente como un telescopio para uso profesional, sino que puede ser controlado de forma remota, de manera libre y gratuita mediante la página del telescopio

El día de apertura será el próximo 1 de julio de 2011.

Tal y como se comenta desde fayerwayer, se realizarán una serie de serie de charlas virtuales y gratuitas en las próximas semanas, con temas como el apuntado y observación con un telescopio robótico, astronomía con webcams o astrofotografía con CCD, la cámara que incorpora TAD.

Para apuntarse sólo hay que acceder a Astroaula e inscribirse para ello. Las charlas son limitadas a 50 personas por lo que no hay tiempo que perder, si te apetece probar la experiencia adelante.

Se agradece que en este mundo consumista, existan iniciativas para proporcionar herramientas a las que no todo el mundo puede tener acceso, sobretodo si son de forma gratuita y altruista.

Publicado por el 3 mayo, 2011 en Tecnología | 2 comentarios

La nube: el desafío de una idea

“Del inglés Cloud computing, es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. La nube es una metáfora de Internet.” Wikipedia dixit.
Ésta es una posible definición de lo que se entiende por “computación en la nube”, término cada vez más oído en los círculos tecnológicos, en la que se presenta el concepto el software como servicio (Software as a Service, SaaS). Pero ¿qué es realmente la nube y qué ventajas aporta?

La nube está sobre nosotros en nuestro día a día, cuando etiquetamos nuestras fotos en Facebook, guardamos algunos pdfs interesantes en nuestra cuenta de Dropbox o compartimos una hoja de cálculo en Google Docs y muchos la definen sin ninguna duda como el enfoque de gestión de tecnologías de la información para el futuro (¿o ya es presente?)
El concepto de la orientación a la provisión y el consumo de servicios en red es un punto central en el paradigma. Y en este contexto es relevante la separación de responsabilidades entre clientes y proveedores, siendo el objetivo último de este esquema el acceso por parte de los usuarios a su información desde cualquier medio de la red internet y a través de servicios.

Hoy en día existen escritorios web, como eyeOS o Cloudo, (¿podrían considerarse sistemas operativos?) sobre los que podemos trabajar desde cualquier punto de acceso a internet, así como sistemas operativos pensados para funcionar en netbooks e integrarse con aplicaciones en la nube (como las distribuciones Jolicloud o gOS, basadas en Ubuntu) y plataformas de servicios como Google Apps (la plataforma de servicios para empresas de Google que ya utilizan más de tres millones de compañías en todo el mundo), Amazon EC2 (servicio basado en tecnologías de virtualización para ofrecer servidores y capacidad de computación bajo pago) o Windows Azure (la plataforma de Microsoft para que los desarrolladores creen aplicaciones en la nube)

Google Apps

Fuente: lainterweb..net

Sin ánimo de hacer un repaso exhaustivo, algunas de las ventajas del modelo basado en la nube (facilidad de integración, ubicuidad en el acceso, eficiencia, simplicidad, reducción de costes e inversiones iniciales…) saltan a la vista. Sin embargo, la nube también tiene zonas sombrías (que podrían descargar alguna precipitación), fundamentalmente en lo referente a la seguridad, la privacidad y el rendimiento.

Las amenazas potenciales sobre los datos que no están en los PCs y servidores de los propios usuarios u organizaciones son algo a tener presente y una de las principales preocupaciones generales, aunque posiblemente sea discutible si la inseguridad es mayor en la nube que en los entornos tradicionales. Otro reto tiene que ver con la privacidad y la legislación asociada a la nueva realidad que se presentará, por no hablar de dos conceptos, el control de la información por grandes corporaciones y gobiernos, y la censura, que se recogen profusamente en infinidad de obras de ciencia ficción ambientadas en un futuro de alta tecnología e interconexión global. Muy recomendable a este respecto el artículo La seguridad en el éter, publicado por Technology Review.

En cuanto a las empresas, es evidente que la nube ofrece nuevas oportunidades, especialmente a las PYMES, por el posible ahorro de costes y la facilidad de integración. En cualquier caso supondrá un cambio de cultura y una transformación en la forma de ver las infraestructuras de servicios empresariales. Y parece que este nuevo enfoque ya se está extendiendo en España.

Cloud computing

Fuente: nuevastecnologias.com

Como ejemplo de iniciativa en la nube surgida en España podemos encontrar eyeOs, escritorio virtual open source accesible vía web, que permite gestionar nuestra información y ejecutar varias aplicaciones desde cualquier navegador. Su última versión, adaptada para dispositivos móviles, y que apuesta por HTML5 desterrando a Flash, puede ser descargada gratuitamente e instalada en cualquier servidor web. En esta entrevista uno de los fundadores de eyeOs nos cuenta más cosas sobre el proyecto.

Para algunos, sin embargo, la nube no deja de ser una moda, con importantes riesgos para la seguridad de la información, dependencia de unos pocos proveedores grandes (problemas de Amazon EC2 dejaron fuera de combate a muchos servicios de internet hace una semana) y sometida a imprevistos muy terrenales. Sea como fuere, la nube ya está aquí.

Publicado por el 28 abril, 2011 en Tecnología | 2 comentarios

¿Vuelve la burbuja?

A lo largo de la Historia se han producido distintas burbujas económicas, desde la de los tulipanes en la Holanda del siglo XVII hasta la burbuja inmobiliaria que ha tenido lugar recientemente en España.
Es posible que la aparición de este fenómeno sea inherente al capitalismo y a los mecanismos económicos en los que se fundamenta su desarrollo y, probablemente, se podría decir que es inevitable en las sociedades humanas cuando se dan determinadas circunstancias: el establecimiento de expectativas ante el crecimiento económico de algún sector por la coyuntura social o los avances tecnológicos estimula las operaciones especulativas sustentadas por el optimismo imperante.

Ha pasado algo más de una década desde la célebre “burbuja de las puntocom” y cabe preguntarse si el fenómeno podría repetirse, en este caso con las nuevas compañías basadas en redes sociales (Facebook, Twitter o LinkedIn por citar algunos ejemplos)

Recientemente Goldman Sachs ha decidido invertir, junto con la rusa DST, 500 millones de dólares en Facebook, disparando la valoración de la red social liderada por Mark Zuckerberg hasta los 50.000 millones de dólares. Por su parte Twitter, con unos ingresos estimados de 45 millones de dólares, era tasada hace un par de meses en 10.000 millones y Groupon, empresa de cupones de descuento con poco más de dos años de existencia, que rechazó a finales del año pasado una oferta de compra de 6.000 millones realizada por Google, ha recibido una valoración de 25.000 millones de dólares hace poco más de un mes ¿Estamos ante una nueva burbuja?

Burbuja

Fuente: www.ison21.es

El escenario no es el mismo que se presentaba en el cambio de siglo. Por aquel entonces la bonanza económica y el apabullante desarrollo de la tecnología de Internet provocaron una evolución injustificable de los precios y valores bursátiles sustentada en la especulación (Terra fue nuestro mejor ejemplo patrio). No se hicieron estimaciones sobre el valor real de las empresas, las cuales, por su parte, carecían en muchos casos de planes de negocio sólidos. Muchos inversores pecaron de ignorancia y falta de realismo y algunos otros de irresponsabilidad, mientras los medios de comunicación contribuían a inflar la burbuja y cualquier persona “jugaba” en el Nasdaq.

Quienes consideran que no se podrá repetir la debacle de las “puntocom” se fijan en que el panorama económico, marcado por la lenta recuperación de la crisis, dibuja un contexto diferente y argumentan además que la valoración de las nuevas empresas de internet utiliza criterios más tangibles, como la enorme base de usuarios existente y la probada efectividad de la publicidad y la recomendación en estas plataformas, que supone una nueva era para el marketing. A esto habría que unir que, si se ha aprendido alguna lección del pasado, las regulaciones deberían ser más estrictas en las operaciones que están por llegar.

Sin embargo parece que en los círculos de inversores privados, las inversiones en los nuevos negocios basados en redes sociales están causando furor y es posible que éstas se estén haciendo demasiado alegremente, al calor de las altas valoraciones de las compañías, centradas en el potencial a futuro. Las previsibles salidas a bolsa a corto plazo (LinkedIn y Groupon probablemente lo harán este año) estarán envueltas en incertidumbre.

Red social

Fuente: askjameshannan.com

A día de hoy, más allá de la cinematográfica Facebook y del pájaro azul de los 140 caracteres, la cantidad de aplicaciones sociales es muy elevada y las valoraciones de éstas no paran de subir: Zynga, creadores del fenómeno Farmville, se valora por encima de los 5.500 millones de dólares, a LinkedIn se le adjudica un valor superior a los 2.000 millones, y la valoración de Quora, Foursquare, Tumblr y otras sigue creciendo.

En esta situación, ¿se está dando al criterio de número de usuarios la importancia real que tiene o se está sobrevalorando? ¿Justifican las posibles capacidades de marketing de las redes sociales el potencial que se les adjudica? ¿Se puede repetir la historia?

En este interesante artículo un “superviviente” de la caída de las puntocom nos deja su receta para el futuro: creatividad + humildad. Tomemos nota.

Publicado por el 20 abril, 2011 en Tecnología | 4 comentarios

Los cables de internet

La semana pasada, nos enteramos del intento de sabotaje a internet producido en Armenia y protagonizado por la “Hacker de la pala”, #hackerdelapala. La historia es que una mujer de 75 años, estaba en una playa buscando cobre para vender, y al encontrar enterrado un cable, cogió su pala y arrancó parte de él. El resultado: el 90% de los usuarios de internet en Armenia se quedaron sin conexión durante 12 horas. Hay que reconocer que la historia tiene su punto cómico, aunque no es la primera vez que un corte “accidental” de un cable deja sin internet a una cantidad importante de usuarios. Generalmente son excavadoras que accidentalmente provocan cortes en la red de fibra óptica.

Al leer esta historia, me vino a la mente el corte o “sabotaje” que se produjo en España en junio de 2002, y que afecto a Madrid y a distintas provincias del Norte de España, como en la que vivía en aquel momento.

Revisando las hemerotecas on-line, se comentaba entonces que el fallo en el servicio fue debido a “cortes intencionados”, en concreto, se hablaba de “20 cortes localizados en 64 cables”
Poco más se puede rastrear en internet sobre este suceso; las noticias que aparecieron en la prensa esos días y algunos comentarios en foros, así que no sé en que quedó aquel sabotaje.

Pero el liderazgo en historias relacionadas con el sabotaje a los “cables de internet”, lo tienen los sucesos ocurridos entre enero y febrero de 2008. En un corto espacio de tiempo, cinco cables submarinos situados en distintas partes del Mediterráneo, tuvieron algún tipo de problema. Estos provocó cortes en el servicio a una gran parte de usuarios en países de Oriente Medio, Egipto y la India.

Sección cable submarino

Sección cable submarino

Fue entonces cuando empezaron a surgir todo tipo de ideas relacionadas con un sabotaje. Incluso la ONU no descartaba esta posibilidad, tal como se puede recordar revisando la hemeroteca. Muchas veces, los problemas relacionados con los cables submarinos son debidos a anclas de barcos, pero en esa ocasión no había barcos en la zona.

Cables submarinos en el Mediterráneo y África

Cables submarinos en el Mediterráneo y África

Algunas de las teorías relacionadas con una conspiraciones fueron debidas al posible lanzamiento de La Bolsa de Petroleos de Irán, o la instalación de distintos dispositivos por parte de la NSA con fines relacionados con el espionaje empleando para ello el submarino Jimmy Carter.
Lo que queda claro, es que al final todo lo que viaje por Internet, lo hace a través de una serie de cables que a veces se rompen, y solo nos queda esperar a que los empalmen de nuevo :)

Publicado por el 12 abril, 2011 en Monografías | 3 comentarios