Google nos observa…y te lo expone

Que Google nos observa y nos controla no es ninguna novedad, de hecho hay más de uno que tiene la teoría nada descabellada de que realmente detrás de Google está el gobierno estadounidense.

Tal vez empresas que juegan cada día con un volumen de datos y de información tan brutal como Google, Facebook, Twitter… no sean más que vendedoras de información al mejor postor.

Porque la información en bruto no es poder, pero si además de poseer dicha información tienes la capacidad de almacenar cantidades masivas, sabes explotar dicha información, consigues detectar tendencias, eres capaz de predecir comportamientos, posees un potencial de un valor incalculable.

¿Cuánto podrían estar dispuestos a pagar grandes empresas, marcas, partidos políticos, gobiernos… por saber el lugar más idóneo para ubicar su tienda, saber qué producto lanzar, dónde ser más agresivos en sus campañas, etc.? De hecho Obama ya dió buen uso del “Big Data”

Una imagen vale más que mil palabras:

Lo que Google sabe

Ver tus datos a su disposición da que pensar así que os animo a entrar en dos urls (www.google.com/dashboard y maps.google.com/locationhistory) que son plenamente funcionales para cualquier usuario de gmail, aunque el tema se ponen un poco más escalofriante si eres usuario Android y has accedido a que tengan acceso a tu información de localización.

Localización de Google

Y lo inquietante…esto es lo que hacen públicamente ¿qué harán a escondidas? ¿qué harán otras empresas más herméticas con respecto al uso de los datos recopilados como Apple, Samsung, etc.? ¿quién vigila al vigilante?

Si algún corniser@ está interesado en el mundo del Big Data:

* El pasado año Facebook liberó Presto, su tecnología para el procesamiento de datos masivos.
* También os puede interesar una entrevista con Laszlo Bock, vicepresidente de operaciones de Google.


Referencias:
What google knows about you
Google location history

Publicado por el 31 mayo, 2014 en Monografías, Tecnología | 3 comentarios

Google, los robots y la conquista del espacio

A Google le gustan los robots, eso está más claro que el agua. Este viernes pasado confirmó la compra de Boston Dynamics, la octava compañía relacionada con el mundo de la robótica que Google ha adquirido en los últimos seis meses, y todos los proyectos de estas empresas van a pasar a estar liderados por Andy Rubin, el creador de Android, ese “pequeño” sistema operativo que ha conquistado buena parte de los teléfonos del planeta. Pero los chicos de Palo Alto por ahora no sueltan prenda de hacia donde se dirigen sus pasos comerciales. ¿Qué es lo próximo que quieren vendernos?

El M1-Standard de Meka Robotics

El interés de Google por las máquinas autónomas y la inteligencia artificial no es novedoso, ya llevan varios años con el proyecto de su vehículo autónomo liderado por el jefe del laboratorio Google X, Sebastian Thrun, que no acaba de despegar completamente pese a los avances realizados. Pero este movimiento de los últimos meses demuestra que su interés por los robots va en serio. Entre las adquisiciones tenemos a la japonesa SCHAFT Inc, creadora de una nueva forma de impulsar las extremidades robóticas; Meka Robotics, creadora de varios modelos de robots, entre ellos el robot humanoide M1-Standard; Redwood Robotics, especializada en brazos robóticos; Industrial Perception, dedicados al diseño de sistemas de visión artificial para robots; Bots&Dolly especializada en cámaras robóticas como las que fueron usadas para el rodaje de uno de los éxitos cinematográficos del año, Gravity; Relacionada con está tenemos a Autofuss, dedicada a la publicidad y el diseño de alta tecnología, que han sido los encargados de crear el anuncio del reciente Nexus 5; Y por último, Holomni, cuyo principal producto son las ruedas de alta tecnología. Un autentico plantel de diversidad de tecnología róbotica . Y con esta última adquisición de Boston Dynamics, su potencial para la creación de los robots del futuro esta perfectamente fundamentado. Esta empresa salió recientemente en la prensa por sus robots articulados capaz de moverse como animales cuadrúpedos, como el Wildcat que se vio recientemente paseando por un parking, o el Cheetah, capaz de correr a 28 millas/h. Una empresa con probada experiencia en el mundo de la robotica y que colabora con varias agencias del Pentágono norteamericano, entre ellas Darpa, para la que está desarrollando el robot humanoide Atlas, con el fin de participar en el Darpa Robotics Challlenge, donde tendrá que demostrar sus capacidades para realizar rescates en situaciones de catástrofe.

Robot Atlas de Boston Dynamics

Andy Rubin no quiere aún confirmar nada, pero asegura que esperan sacar en poco tiempo los primeros productos comerciales, aunque no es probable que los primeros vayan a dirigirse al consumidor medio, así que podemos olvidarnos por ahora de tener nuestro “mayordomo” particular en casa que nos planche y nos haga la colada. Los primeros prototipos seguramente irán dirigidos a actividades de logística, como la gestión de almacenes de productos tipo Amazon y su distribución y entrega.

Pero podemos soñar con el futuro, que Google vaya a ser la Tyrell Corporation real que nos traiga en un futuro no muy lejano otro tipo de Nexus, los que salían en la clásica Blade Runner y que tantos problemas le dieron a Rick Deckard, personaje interpretado por Harrison Ford. Si recordáis, aquellos androides de aspecto humano, los replicantes, eran dedicados en parte en los programas de colonización espacial, y Google en cierta forma también está relacionado con esto. Larry Page, Director Ejecutivo y cofundador de Google y Eric Schmidt, el Presidente Ejecutivo, están entre los inversores de la compañía Planetary Resources,  cuyo principal objetivo sería la explotación minera de asteroides cercanos a la Tierra, los conocidos como NEO (Near-Earth Objects), mediante misiones robóticas.  Por ahora su primer logro ha sido conseguir 1.5 millones de dolares a través de Kickstarter, la plataforma de financiación colectiva de proyectos, con el fin de lanzar en 2015 a Arkyd, el primer telescopio espacial accesible públicamente, cuya primera finalidad será localizar y catalogar los NEO con el fin de determinar aquellos posibles objetivos de las misiones robóticas. Con todos los recortes efectuados por los gobiernos en las misiones espaciales, cada vez parece más claro que el futuro de la exploración espacial puede caer en manos privadas.

Los tentáculos de Google en este mundo son cada vez más grandes y el futuro esta empezando a parecerse más y má al de algunas novelas y películas de ciencia-ficción que casi da escalofríos. Puede que estemos asistiendo al nacimiento de las mega-corporaciones tecnológicas al estilo de la citada Tyrel Corporation, la Weyland-Yutani de Alien o la Cyberdyne Systems de Terminator que daba lugar a ese mundo dominado por las máquinas. O quizás el lema de “Don’t be evil” se mantenga y se nos presente un futuro brillante y prometedor. Solo el tiempo lo dirá.

Publicado por el 16 diciembre, 2013 en Actualidad, Tecnología | Lee el primer comentario

El Coche Fantástico está a la vuelta de la esquina

No puedo negar que cuando era pequeño me encantaba el Coche Fantástico, la clásica serie protagonizada por ese mito televisivo incombustible (para bien o para mal)  llamado David Hasselhoff, en la que podíamos ver como aquel increíble Pontiac Firebird Trans-am negro que se conducía solo ayudaba al protagonista en la lucha contra el crimen. Los vehículos autónomos son un pequeño sueño de la humanidad desde que los primeros coches comenzaron a circular por las carreteras y parece que poco a poco se está convirtiendo en realidad.

Seguro que muchos habéis oído hablar del proyecto que está más avanzado actualmente, el coche sin conductor de Google, el principal desarrollo del conocido como Laboratorio X de Google dedicado a los proyectos más innovadores de la compañía. Frente al proyecto se encuentra el ingeniero alemán Sebastian Thrun, especialista en Inteligencia Artificial, también responsable del laboratorio de robótica de la Universidad de Stanford y de la plataforma de enseñanza online Udacity. Cuando tenía dieciocho años, Sebastian perdió a su mejor amigo en un accidente de coche, y desde ese momento ha dedicado su vida a conseguir crear un coche capaz de desenvolverse solo por las carreteras para evitar los cientos de miles de accidentes que por errores humanos se llevan por delante la vida dos millones de personas cada año en el mundo. El primer gran éxito de Sebastian Thrun, junto con un grupo de alumnos de la Universidad de Stanford, fue conseguir ganar en el Gran Desafío DARPA para vehículos autónomos de 2005, que consistía en un circuito de más de doscientos kilómetros por el desierto de Mojave que Stanley, el Volkswagen Tuareg modificado de Stanford, consiguió recorrer en menos de 7 horas sin intervención humana, llevándose así Stanford los dos millones de dólares de premio. Al año siguiente quedarían segundos en el siguiente Desafío DARPA, en este caso en un circuito urbano que simulaba una ciudad.

Stanley, ganador del DARPA Grand Challenge 2005

Esto avances llevaron a Google a comenzar el desarrollo de su propio vehículo autónomo bajo la batuta de Sebastian Thrun. El proyecto de Google está compuesto por una flota de de unos diez coches, la mayor parte Toyota Prius, que llevan ya un par de años recorriendo las carreteras de Estados Unidos. El principal sensor que poseen es el radar láser que llevan sobre el techo, a través del cual el coche es capaz de generar un mapa en 3D del entorno que le rodea. El hardware del vehículo se complementa con dos radares frontales, dos traseros, una cámara frontal, un GPS y sensores de rotaciones de las ruedas, con lo que es capaz de determinar su posición exacta en cualquier momento, que objetos le rodean y poder detectar  la líneas de las carreteras, las luces de los semáforos y las señales de tráfico. Llevan ya recorridos más de medio millón de kilómetros y gracias a esto ya han conseguido leyes en tres estados norteamericanos (Nevada, Florida y California) que permitan la circulación de coches sin conductor por sus calles y carreteras.

El Google Car, por Flckr user jurvetson (Steve Jurvetson).

Siguiendo la estela de Google, varios fabricantes de coches han comenzado a crear sus propios prototipos con distintos niveles de autonomía. En el reciente Salón de Electrónica de Consumo de Las Vegas, CES 2013, Lexus, la marca de lujo de Toyota, ha presentado el Advanced Active Safety Research Vehicle, que dotado de un hardware muy similar al vehículo de Google, aunque con un aspecto más aparatoso, por ahora solo sirve como una especie de copiloto que únicamente tomaría el control de coche en caso de posibilidad de accidente. En el mismo evento Audi anunció que próximamente comenzaría pruebas de un vehículo autónomo en el estado de Nevada, mostrando un par de videos sobre un sistema de aparcamiento autónomo y otro para situaciones de atasco. Por su parte Volvo anunció que en 2014 comercializaría también un sistema de conducción autónomo para situaciones de tráfico denso, que no superaría los cincuenta kilómetros por hora. Incluso en España tenemos el proyecto Autopía del Centro de Automática y Robótica, dependiente del CSIC, con el vehículo autónomo Platero que el pasado verano consiguió el hito de conducir solo durante cien kilómetros, aunque con la ayuda de un coche guía que le transmitía más información de posicionamiento con el fin de mejorar la precisión del GPS. Precisamente en un coche guía se basa también el proyecto europeo SARTRE, que pretende la creación de trenes de carretera en el que el coche principal si iría conducido por una persona, seguido de varios vehículos en modo automático  que mediante comunicación inalámbrica mantienen la distancia entre ellos y una velocidad constante. Por ahora ya han conseguido probarlo con tres vehículos aunque esperan llegar hasta seis.

Platero, el vehículo autónomo español. Fuente: CSIC

Como veis el interés por avanzar en la tecnología de vehículos autónomos es alto, y está claro que en los próximos años irán sirviendo para mejorar la seguridad en la conducción, aunque quizás aún estemos un poco lejos de llegar a ver nuestras calles llenas de estos vehículos completamente autónomos, no sólo por las posibles limitaciones tecnológicas, que se irán salvando poco a poco, sino también por las posibles implicaciones legales respecto a fallos que pudieran provocar accidentes. Pero alguien como yo, que nunca le ha gustado demasiado conducir, esta deseoso de que llegue un día en que poder sentirme como aquél “hombre que no existe, en un mundo lleno de peligros”, y decirle a mi reloj de pulsera aquello de “KITT, te necesito”.

Publicado por el 16 enero, 2013 en Monografías, Tecnología | 3 comentarios

Google y los límites de la personalización

The idea of a monolithic set of search results for a generic term will probably start to fade away, and you already see people expect that if I do a search and somebody else does the search, they can get slightly different answers. I expect that over time people will expect that more and more, and they’ll have that in the back of their heads.



Suena bien ¿no?
Pero merece la pena pensar un rato sobre ello: un instrumento poderoso, unos efectos difíciles de determinar, unas líneas difusas que marcar.

Aquí un interesante vídeo del TED sobre el tema. Para meditar.

https://youtube.com/devicesupport

Publicado por el 1 diciembre, 2011 en Tecnología | Lee el primer comentario

Aprender gratis en Internet: la Academia Khan

¿No te acuerdas como se calculaba una derivada y necesita que alguien te lo explique? ¿Quieres saber algo más sobre el origen del Universo? ¿No entiendes nada cuando en la tele se ponen a hablar de economía? ¿Sabes como empezó la Revolución Francesa? Pues hay un persona que va a dar respuesta a todas estas preguntas y más, su nombre es Salman Khan y el sitio donde las encontrarás, la Khan Academy.

Salman Khan. Fuente: Khan Academy

Salman Khan, de madre India y padre de Bangladesh, pero oriundo de Nueva Orleans, estudió en el MIT las carreras de Matemáticas, Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación, y como parece que se aburría un poco, también se saco un MBA en Harvard. Hace unos años, mientras estaba trabajando como gestor de fondos de inversión en Boston empezó a dar tutorías de matemáticas por Internet a sus primos, y fue colgando en Youtube los vídeos que iba grabando explicando algunos conceptos matemáticos de forma amena, siempre sin dar la cara y escribiendo en una pizarra virtual. Pronto se empezaron a popularizar sus vídeos tanto que en Septiembre de 2009 decidió dejar su trabajo y centrar todos sus esfuerzos en la Khan Academy, una organización sin ánimo de lucro cuya finalidad es llevar la enseñanza a todo el mundo de forma gratuita. Ha sido tentado varias veces para sacar beneficio formando una empresa, pero por ahora se ha negado, afirmando que  “cuando tenga 80 años, quiero sentir que he ayudado a acceder a una buena educación a miles de millones de personas en todo el mundo”. Éstas son las cosas que no te hacen perder la fe en la humanidad.

¿Y como funciona la academia? Pues lo primero decir que no hace falta registrarse para ver los vídeos y ni realizar los ejercicios, pero si quieres mantener información de lo que ya has visto o no, o ir viendo tus progresos, si tienes cuenta de Google o de Facebook te puedes autenticar en fácilmente. La academia pone a tu disposición más de 2700 vídeos, de unos 10 minutos de duración cada uno, sobre las más diversas materias, principalmente de ciencias (matemáticas, física, química, etc.), dada la formación de Sal Khan, pero también ofrece vídeos sobre historia, algunos creados por colaboradores y otros hechos por el propio Khan, que parece que no le da miedo otras ramas del conocimiento más alejadas de sus estudios. Ahora mismo un alto porcentaje de los vídeos son creados por el propio Khan y piensa seguir haciéndolos hasta que se muera (de viejo, claro).

Vamos a calcular una derivada. Fuente:Khan Academy

En los vídeos casi siempre te aparece la pantalla negra de la pizarra virtual de Khan donde va escribiendo con muchos colorines todas las explicaciones, de forma bastante didáctica y entretenida, haciendo varios ejemplos de cada procedimiento matemático para que te quede claro. Según vas viendo más y más vídeos y resolviendo más ejercicios, en el panel de estadísticas de avance te van dando pequeñas “medallas” y puntos para premiarte (virtualmente, nadie te va a pagar por aprender ;-)). La web tiene unos 240 ejercicios matemáticos para resolver, desde las operaciones aritméticas más básicas hasta sistemas de ecuaciones, y te muestra un mapa de conocimiento para que veas tus avances de forma gráfica. Eso si, los vídeos principales están todos en inglés, y aunque los vídeos se van subtitulando en distintos idiomas gracias a colaboraciones, si no eres muy ducho con la lengua de Shakespeare (como la mayoría de los españoles), puede que primero tengas que apuntarte a un curso de inglés, aunque la pronunciación de Khan es bastante clarita y fácil de seguir, por lo que además de aprender matemáticas, puedes mejorar tu inglés. Algunos de los vídeos han sido doblados a varios idiomas (los hay en español de hispanoamérica) y están también accesibles en Youtube (aunque no en la plataforma con el sistema de seguimiento). Aun así, encuentro más entretenidas las explicaciones de Khan directamente en inglés.

Las medallas "planetarias" que dan por avanzar. Fuente: Khan Academy

La academia no solo se puede usar para aprender, sino que también puedes entrar como tutor, asignándote los alumnos para luego poder ir siguiendo sus progresos. En Estados unidos se están empezando a usar en algunos colegios como complemento a las clases. Pero el fin de Khan es conseguir una gran clase mundial, donde por ejemplo un chaval de Boston pueda hacer de tutor de uno de Calcuta o viceversa.

En la actualidad al sitio web acceden más de un millón de estudiantes al mes, reproduciéndose entre cien y doscientos mil vídeos cada día. Se ha convertido en un autentico fenómeno de Internet que ya ha recibido el soporte de Google y de la fundación de Bill Gates (el propio Gates ha comentado que sus hijos son usuarios de la academia). Creo que una iniciativa cómo esta merece toda la difusión y apoyo que sea necesario para que siga adelante. Lo que empezó siendo unos simples vídeos para enseñar a los primos de Salman Khan se ha convertido en una autentica plataforma gratuita de enseñanza, con múltiples colaboradores alrededor del mundo. Y ojalá que vaya a más.

Publicado por el 15 noviembre, 2011 en Tecnología | 8 comentarios

La nube: el desafío de una idea

“Del inglés Cloud computing, es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. La nube es una metáfora de Internet.” Wikipedia dixit.
Ésta es una posible definición de lo que se entiende por “computación en la nube”, término cada vez más oído en los círculos tecnológicos, en la que se presenta el concepto el software como servicio (Software as a Service, SaaS). Pero ¿qué es realmente la nube y qué ventajas aporta?

La nube está sobre nosotros en nuestro día a día, cuando etiquetamos nuestras fotos en Facebook, guardamos algunos pdfs interesantes en nuestra cuenta de Dropbox o compartimos una hoja de cálculo en Google Docs y muchos la definen sin ninguna duda como el enfoque de gestión de tecnologías de la información para el futuro (¿o ya es presente?)
El concepto de la orientación a la provisión y el consumo de servicios en red es un punto central en el paradigma. Y en este contexto es relevante la separación de responsabilidades entre clientes y proveedores, siendo el objetivo último de este esquema el acceso por parte de los usuarios a su información desde cualquier medio de la red internet y a través de servicios.

Hoy en día existen escritorios web, como eyeOS o Cloudo, (¿podrían considerarse sistemas operativos?) sobre los que podemos trabajar desde cualquier punto de acceso a internet, así como sistemas operativos pensados para funcionar en netbooks e integrarse con aplicaciones en la nube (como las distribuciones Jolicloud o gOS, basadas en Ubuntu) y plataformas de servicios como Google Apps (la plataforma de servicios para empresas de Google que ya utilizan más de tres millones de compañías en todo el mundo), Amazon EC2 (servicio basado en tecnologías de virtualización para ofrecer servidores y capacidad de computación bajo pago) o Windows Azure (la plataforma de Microsoft para que los desarrolladores creen aplicaciones en la nube)

Google Apps

Fuente: lainterweb..net

Sin ánimo de hacer un repaso exhaustivo, algunas de las ventajas del modelo basado en la nube (facilidad de integración, ubicuidad en el acceso, eficiencia, simplicidad, reducción de costes e inversiones iniciales…) saltan a la vista. Sin embargo, la nube también tiene zonas sombrías (que podrían descargar alguna precipitación), fundamentalmente en lo referente a la seguridad, la privacidad y el rendimiento.

Las amenazas potenciales sobre los datos que no están en los PCs y servidores de los propios usuarios u organizaciones son algo a tener presente y una de las principales preocupaciones generales, aunque posiblemente sea discutible si la inseguridad es mayor en la nube que en los entornos tradicionales. Otro reto tiene que ver con la privacidad y la legislación asociada a la nueva realidad que se presentará, por no hablar de dos conceptos, el control de la información por grandes corporaciones y gobiernos, y la censura, que se recogen profusamente en infinidad de obras de ciencia ficción ambientadas en un futuro de alta tecnología e interconexión global. Muy recomendable a este respecto el artículo La seguridad en el éter, publicado por Technology Review.

En cuanto a las empresas, es evidente que la nube ofrece nuevas oportunidades, especialmente a las PYMES, por el posible ahorro de costes y la facilidad de integración. En cualquier caso supondrá un cambio de cultura y una transformación en la forma de ver las infraestructuras de servicios empresariales. Y parece que este nuevo enfoque ya se está extendiendo en España.

Cloud computing

Fuente: nuevastecnologias.com

Como ejemplo de iniciativa en la nube surgida en España podemos encontrar eyeOs, escritorio virtual open source accesible vía web, que permite gestionar nuestra información y ejecutar varias aplicaciones desde cualquier navegador. Su última versión, adaptada para dispositivos móviles, y que apuesta por HTML5 desterrando a Flash, puede ser descargada gratuitamente e instalada en cualquier servidor web. En esta entrevista uno de los fundadores de eyeOs nos cuenta más cosas sobre el proyecto.

Para algunos, sin embargo, la nube no deja de ser una moda, con importantes riesgos para la seguridad de la información, dependencia de unos pocos proveedores grandes (problemas de Amazon EC2 dejaron fuera de combate a muchos servicios de internet hace una semana) y sometida a imprevistos muy terrenales. Sea como fuere, la nube ya está aquí.

Publicado por el 28 abril, 2011 en Tecnología | 2 comentarios

Concurso para lunáticos y un hotel espacial

Iniciamos con esta entrada una nueva categoría en la que los tres corniseros tenemos esperanzas de que sea un lugar para la opinión y el debate. Rajar por rajar es un refugio en el que poder hablar de lo que queramos y despotricar, sólo por el placer de rajar. Esperamos que os guste y que participéis con vuestros comentarios…¡Empezamos!

Resulta que los responsables de Google (de aquí en adelante googlelianos), entre una de sus muchas ocurrencias está la de un concurso para “conquistar la luna”.

Google Luna X Prize

El premio consiste, a grandes rasgos, en enviar un vehículo a la luna, recorrer 500 metros y grabar en alta definición ese recorrido. El premio para el ganador es de 20 millones de dólares (Unos 14 millones de €, euro arriba-abajo).

Hay unos 30 equipos inscritos, unos auténticos lunáticos diría yo.

Pero bueno, el despilfarro de dinero que puede suponer no es el objetivo de esta crítica (aunque bien podría serlo). El premio sólo es el camino que nos lleva a un personaje digno de estudio: Xavier Claramunt.

Pues resulta que este hombre, catalanismos más o menos comprensibles aparte, tiene un proyecto para construir un hotel en el espacio (Galactic Suit). Sí, no he bebido, ni he fumado nada ilegal, un hotel en el espacio. Y no es que el proyecto sea para dentro de 20 años, sino para el año que viene.

Xabier Claramunt y su Galactic Suite

Yo entiendo que haya que investigar, buscar alternativas, y explorar nuevos límites…lo que no puedo entender, es que mientras hay gente que muere de hambre, se estén gastando 3000 millones de dólares en algo como esto.

Tal vez el futuro haga que me trague mis palabras, y este hotal de ciencia-ficción se vuelva realidad y sirva para grandes avances…pero a día de hoy me resulta indignante y no podía dejarlo pasar.

Esto es rajar por rajar, así que adelante, via libre para comentar.

Publicado por el 30 marzo, 2011 en Rajar por rajar | 7 comentarios