Enseñanza online. Escoge tu curso.

En Cornisa.net, ya hemos hablado en alguna ocasión sobre distintos métodos de enseñanza a través de Internet que se están empezando a extender.  La academia Khan y Skillshare son algunos de estos ejemplos. A estos, hay que sumar los cursos on-line de distintas universidades como Stanford o el M.I.T. que se están empezando a popularizar.

Jennifer Widom es uno de los profesores de Stanford que ha empezado a impartir un curso de introducción a las bases de datos de forma on-line. En su blog, comenta su experiencia de pasar de 100 a 100.000 alumnos en un curso, y considera que esto puede suponer un punto de inflexión en la educación superior (algo ya comentado en barrapunto.com):

“There’s no doubt we’re at a major inflection point in higher education, both on campus and through internet distribution to the world. I’m thrilled to have been an early part of it.”

Muchos de estos cursos on-line gratuitos que están impartiendo algunas universidades, se están distribuyendo a través del portal de E-learning Coursera. Coursera fue fundado por varios profesores de Stanford y dispone ahora mismo  cursos de las Universidades de Priceton, Stanford, California y Berkeley entre otras.

Entre los cursos disponibles, lo hay variados: Relacionados con la Informática (Algorítmica, Compiladores, Ingeniería del Software, …), de medicina , o de economía entre otros. En el siguiente video se ve una introducción de un curso de Criptografía:

A través de esta plataforma, los cursos se planifican para realizar en un tiempo concreto con unas fechas establecidas.  Durante el periodo del curso, se imparte la materia a través de videos y documentación, y es necesario realizar distintos ejercicios y/o un examen.

De forma paralela, el M.I.T (Instituto Tecnológico de Massachusetts), ha creado su portal MITx para ofrecer cursos de forma online. Esta iniciativa del MIT se anunció en diciembre de 2011, y en marzo de 2012 comenzó a impartir el primer curso (6.002x. Circuits and Electronics) de forma experimental. Además, por ser el primer curso que se impartía, se podía obtener un certificado gratuito si se superaban los niveles exigidos y sin necesidad de examinarse en un centro específico.

Para la realización del curso se empleaban videos y otros materiales. Además, se recomendaba un libro para seguir el curso que estaba disponible en la plataforma de E-learning de forma gratuita, y que se podía comprar a través de Amazon.

La evaluación se hizo a partir de los ejercicios semanales, que siempre tenían una parte de “laboratorio”, y la realización de un examen parcial y otro final.

Este curso finalizó recientemente y tuvo una duración de 14 semanas.  Como fui uno de los alumnos que realizó este curso, en la próxima entrada voy a escribir con más detalles en que consistió el curso y algunas opiniones personales.

Sin embargo, lo que parece claro, es que la posibilidad de una formación superior a través de Internet empieza a ser posible y se puede hacer de distintas formas.

Publicado por el 25 junio, 2012 en Tecnología | 4 comentarios

El futuro pertenece a los curiosos

The Future Belongs to the Curious from Skillshare on Vimeo.

Aprender cualquier cosa, de cualquier persona, en cualquier lugar. Este es el lema de Skillshare, una pequeña empresa creada por el emprendedor Michael Karnjanaprakorn, que ofrece lo que denominan una especie de mercado del conocimiento. La base de este sistema es que si tienes conocimientos de algún tema, desde matemáticas hasta hacer buñuelos de viento, y quieres compartir tu sabiduría, puedes promocionar tu curso en la plataforma de Skillshare para toda la gente que quiera asistir pueda comprar un ticket, con precios entre los 15$ y 20$.  Una visión diferente, pero en cierta forma tan rupturista como la que presentamos hace algún tiempo con la Academia Khan. En el aquel caso hablamos de enseñanza gratuita en Internet, pero en este caso nos encontramos con una red de intercambio de conocimiento directamente de persona a persona, enseñanza en el mundo real sin Internet por el medio, con el que se puede conseguir una remuneración económica si eres profesor, y una forma barata de aprender algo si eres alumno, además de poder relacionarte con gente con tus mismos intereses. Skillshare se lleva solo un 15% de cada ticket que se venda para cada clase, lo que da un buen margen al quiera enseñar algo, teniendo la libertad de fijar el precio del ticket. En principio, parece que es un sistema mejor que dejar un cartel en la farola ofreciendo clases de inglés ;-).

Por ahora esta implantada en Estados Unidos principalmente, aunque se está expandiendo por todo el mundo. No ha llegado aún a España, pero supongo que solo faltará que haya gente interesada en esta iniciativa para que empiece a funcionar en alguna de las capitales españolas. ¿Triunfara este modelo distinto de educación que intenta democratizar el aprendizaje? ¿Podemos aprender todo de todos o tenemos que meternos siempre en alguna institución (universidad, academia, etc.) para aprender realmente?

No tengo clara la respuesta a estas preguntas, pero si se que nunca debemos dejar de ser curiosos, de querer aprender sobre cualquier tema, por estrambótico que sea o por complicado que nos parezca. Como dicen en el vídeo, lo que importa no es lo que preguntes sino hacer la pregunta, querer saber. Y si esta es una forma de ayudar a ello, bienvenida sea. Recordad, cuando dejamos de aprender y de tener curiosidad por el mundo que nos rodea es cuando empezamos a morir de verdad…

Publicado por el 12 enero, 2012 en Tecnología | 2 comentarios

Aprender gratis en Internet: la Academia Khan

¿No te acuerdas como se calculaba una derivada y necesita que alguien te lo explique? ¿Quieres saber algo más sobre el origen del Universo? ¿No entiendes nada cuando en la tele se ponen a hablar de economía? ¿Sabes como empezó la Revolución Francesa? Pues hay un persona que va a dar respuesta a todas estas preguntas y más, su nombre es Salman Khan y el sitio donde las encontrarás, la Khan Academy.

Salman Khan. Fuente: Khan Academy

Salman Khan, de madre India y padre de Bangladesh, pero oriundo de Nueva Orleans, estudió en el MIT las carreras de Matemáticas, Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación, y como parece que se aburría un poco, también se saco un MBA en Harvard. Hace unos años, mientras estaba trabajando como gestor de fondos de inversión en Boston empezó a dar tutorías de matemáticas por Internet a sus primos, y fue colgando en Youtube los vídeos que iba grabando explicando algunos conceptos matemáticos de forma amena, siempre sin dar la cara y escribiendo en una pizarra virtual. Pronto se empezaron a popularizar sus vídeos tanto que en Septiembre de 2009 decidió dejar su trabajo y centrar todos sus esfuerzos en la Khan Academy, una organización sin ánimo de lucro cuya finalidad es llevar la enseñanza a todo el mundo de forma gratuita. Ha sido tentado varias veces para sacar beneficio formando una empresa, pero por ahora se ha negado, afirmando que  “cuando tenga 80 años, quiero sentir que he ayudado a acceder a una buena educación a miles de millones de personas en todo el mundo”. Éstas son las cosas que no te hacen perder la fe en la humanidad.

¿Y como funciona la academia? Pues lo primero decir que no hace falta registrarse para ver los vídeos y ni realizar los ejercicios, pero si quieres mantener información de lo que ya has visto o no, o ir viendo tus progresos, si tienes cuenta de Google o de Facebook te puedes autenticar en fácilmente. La academia pone a tu disposición más de 2700 vídeos, de unos 10 minutos de duración cada uno, sobre las más diversas materias, principalmente de ciencias (matemáticas, física, química, etc.), dada la formación de Sal Khan, pero también ofrece vídeos sobre historia, algunos creados por colaboradores y otros hechos por el propio Khan, que parece que no le da miedo otras ramas del conocimiento más alejadas de sus estudios. Ahora mismo un alto porcentaje de los vídeos son creados por el propio Khan y piensa seguir haciéndolos hasta que se muera (de viejo, claro).

Vamos a calcular una derivada. Fuente:Khan Academy

En los vídeos casi siempre te aparece la pantalla negra de la pizarra virtual de Khan donde va escribiendo con muchos colorines todas las explicaciones, de forma bastante didáctica y entretenida, haciendo varios ejemplos de cada procedimiento matemático para que te quede claro. Según vas viendo más y más vídeos y resolviendo más ejercicios, en el panel de estadísticas de avance te van dando pequeñas “medallas” y puntos para premiarte (virtualmente, nadie te va a pagar por aprender ;-)). La web tiene unos 240 ejercicios matemáticos para resolver, desde las operaciones aritméticas más básicas hasta sistemas de ecuaciones, y te muestra un mapa de conocimiento para que veas tus avances de forma gráfica. Eso si, los vídeos principales están todos en inglés, y aunque los vídeos se van subtitulando en distintos idiomas gracias a colaboraciones, si no eres muy ducho con la lengua de Shakespeare (como la mayoría de los españoles), puede que primero tengas que apuntarte a un curso de inglés, aunque la pronunciación de Khan es bastante clarita y fácil de seguir, por lo que además de aprender matemáticas, puedes mejorar tu inglés. Algunos de los vídeos han sido doblados a varios idiomas (los hay en español de hispanoamérica) y están también accesibles en Youtube (aunque no en la plataforma con el sistema de seguimiento). Aun así, encuentro más entretenidas las explicaciones de Khan directamente en inglés.

Las medallas "planetarias" que dan por avanzar. Fuente: Khan Academy

La academia no solo se puede usar para aprender, sino que también puedes entrar como tutor, asignándote los alumnos para luego poder ir siguiendo sus progresos. En Estados unidos se están empezando a usar en algunos colegios como complemento a las clases. Pero el fin de Khan es conseguir una gran clase mundial, donde por ejemplo un chaval de Boston pueda hacer de tutor de uno de Calcuta o viceversa.

En la actualidad al sitio web acceden más de un millón de estudiantes al mes, reproduciéndose entre cien y doscientos mil vídeos cada día. Se ha convertido en un autentico fenómeno de Internet que ya ha recibido el soporte de Google y de la fundación de Bill Gates (el propio Gates ha comentado que sus hijos son usuarios de la academia). Creo que una iniciativa cómo esta merece toda la difusión y apoyo que sea necesario para que siga adelante. Lo que empezó siendo unos simples vídeos para enseñar a los primos de Salman Khan se ha convertido en una autentica plataforma gratuita de enseñanza, con múltiples colaboradores alrededor del mundo. Y ojalá que vaya a más.

Publicado por el 15 noviembre, 2011 en Tecnología | 8 comentarios