El día en que se permitieron los escritos hechos a máquina

Hace unos días, públicábamos en cornisa.net una cita de Julio Verne: “La fototelegrafía permitirá enviar escritos, firmas o ilustraciones y firmar contratos a una distancia de 20000 kilómetros. Todas las casa estarán conectadas.”

Una vez más, esa capacidad de predecir acontecimientos futuros de Julio Verne se cumplió. Hoy en día, podemos utilizar diversos certificados digitales y el DNI electrónico que tenemos implantado en España para poder firmar de una forma telemática. De hecho, existe una Ley concreta sobre el uso de la firma electrónica, una ley que otorga el mismo valor a esa firma electrónica que el que tiene una firma manuscrita.
Al tener la misma validez la firma electrónica que la manuscrita, se está empezando a ofrecer distintos servicios telemáticos que hacen uso de esto, y de la ventaja de poder firmar desde un ordenador conectado a la red. También comentamos en cornisa como se puede emplear el DNI electrónico a la hora de firmar una Iniciativa Legislativa Popular.

Pero antes de que existiera el DNI electrónico, antes de legalizar la firma electrónica, se han tenido que dar otros pequeños pasos para que las leyes y las costumbres se adapten a la tecnología. Uno de estos pequeños pasos, fue la aceptación de que los textos realizados a máquina tenían el mismo valor que los hechos a mano. En España, sucedió en el año 1900.

En julio de 1900, se publica en La Gaceta de Madrid (diario oficial antecesor del actual BOE) el siguiente texto, firmado por el entonces presidente del Gobierno Francisco Silvela:

PARTE OFICIAL

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS

SS. MM. el Rey y la Reina Regente (Q.D.G.) y Augusta Real Familia continúan en esta Corte sin novedad en su importante salud.

REAL ORDEN

Excmo. Sr.: Vista la petición formulada por D. Antonio Comyn en instancia fecha 1.º del corriente solicitando que en todas las oficinas del Estado, de las provincias y de los Municipios se admitan las instancias y demás documentos hechos con máquinas de escribir, en los mismos términos y con los mismos efectos de los escritos ó copiados á mano:
Considerando que no existe ninguna razón administrativa ni de otra índole que aconseje no admitir en las oficinas anteriormente citadas las instancias y demás documentos que en ellas se presenten hechos con máquinas de escribir, siendo más clara y fácil su lectura que muchos de los escritos á mano, y cuya legalidad consiste en la autenticidad de la firma que los suscribe y no en que estén hechos precisamente con letra manuscrita;
S. M. el Rey (Q. D. G.), y en su nombre la REINA Regente del Reino, ha tenido á bien disponer que en todas las oficinas del Estado, proviniciales y municipales se admitan cuantas instancias y documentos se presenten hechos con máquinas de escribir, en los mismos términos y con iguales efectos de los escritos o copiados á mano.
De Real orden lo digo á V. S. para su conocimiento y efectos consiguientes. Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 12 de Febrero de 1900.

FRANCISCO SILVELA

En la página del BOE, podemos recupera este texto que fue publicado en La Gaceta de Madrid hace más de un siglo (de hecho, se pueden consultar publicaciones desde 1661).

Gaceta de Madrid, 19 de febrero 2011

Gaceta de Madrid, 19 de febrero 2011

Real Orden

Real Orden que permite el uso de máquinas de escribir

Puede que en el futuro la anecdota sea recordar el día en que se aprobó la firma electrónica.


P.S. Quiero agradecer a la persona que me contó esta anécdota tan curiosa.
P.S.2. Después de dos meses alejado, espero volver al ritmo que cornisa.net se merece.

Publicado por el 10 octubre, 2011 en Tecnología | 2 comentarios

DNI electrónico para la Iniciativa Legislativa Popular

Tras los últimos acontecimientos relacionados con los movimientos #15M y ¡Democracia real ya!, se han comentado distintos mecanismos para buscar una democracia más abierta y participativa.

Con el actual sistema, existe un método un poco desconocido, algo difícil de llevar a cabo, y que no garantiza nada. Se trata de la Iniciativa Legislativa Popular.

La Iniciativa Legislativa es el primer paso para la elaboración de una Ley. En el artículo 87 de la Constitución Española, se indica quiénes tienen la facultad de llevarla a cabo:

Artículo 87.

1. La iniciativa legislativa corresponde al Gobierno, al Congreso y al Senado, de acuerdo con la Constitución y los Reglamentos de las Cámaras.

2. Las Asambleas de las Comunidades Autónomas podrán solicitar del Gobierno la adopción de un proyecto de Ley o remitir a la Mesa del Congreso una proposición de Ley, delegando ante dicha Cámara un máximo de tres miembros de la Asamblea encargados de su defensa.

3. Una Ley orgánica regulará las formas de ejercicio y requisitos de la iniciativa popular para la presentación de proposiciones de Ley. En todo caso se exigirán no menos de 500.000 firmas acreditadas. No procederá dicha iniciativa en materias propias de Ley orgánica, tributarias o de carácter internacional, ni en lo relativo a la prerrogativa de gracia.

Sede del Congreso

Vemos como en el punto 3 aparece el método de Iniciativa Legislativa Popular, y también se observa como es el que más limitaciones tiene. La que más llama la atención, es que la  iniciativa popular no puede ser utiliza para Leyes Orgánicas. Uno de los puntos que más se ha debatido en los movimientos anteriormente mencionados, es el de la Reforma del Sistema Electoral, pero las leyes referentes al régimen electoral general son orgánicas (artículo 81 de la Constitución), por lo que no podrá utilizarse este mecanismo para proponer un cambio del sistema electoral. Otra anotación, es que esté método tampoco puede utilizarse como iniciativa de reforma de la Constitución, según establece el artículo 166.

El otro punto destacado, más de forma, indica la cantidad de firmas necesarias para que prospere la iniciativa popular. La Constitución indica que en ningún caso será menos de 500.000, pero la Ley Orgánica que regule este mecanismo podrá poner un número mayor; la actual Ley (3/1984), la fija en 500.000 firmas.

Llegar a recoger 500.000 firmas (firma del elector, nombre y apellidos, número del documento nacional de identidad y municipio en cuyas listas electorales se halle inscrito.) se hace una tarea compleja y difícil. De hecho, no hay más que ver el número de iniciativas legislativas que se han enviado al Congreso desde que se aprobó la Constitución en 1978. Según el buscador de Iniciativas del Congreso, han sido 69 las Iniciativas Populares Presentadas, pero de ellas, solo 9 han conseguido ser admitidas a trámite por el Congreso, según esta noticia de RTVE de 2010.

Y es en este punto donde empieza a haber nuevas propuestas para la recogida de firmas, aprovechando la firma con el DNI electrónico. La Ley 59/2003 de Firma electrónica, indica en su artículo 3.4:

La firma electrónica reconocida tendrá respecto de los datos consignados en forma electrónica el mismo valor que la firma manuscrita en relación con los consignados en papel.

DNI electrónico

Aprovechando esta capacidad de firma on-line, es posible disminuir el coste de recoger 500.000 firmas. Y ya hay algún sitio que esta aprovechando esto para crear un sistema de recogida de firmas para iniciativas populares. MiFirma.com es uno de ellos.

MiFirma.com es un sitio nuevo, que de momento está de pruebas, ya que la propuesta que tienen para firmar se denomina “PDF de ejemplo”. El sistema parece sencillo, se indica  el nombre, los apellidos, el DNI y el email, y con un lector de tarjetas y una correcta configuración del navegador web (qué a veces no es tan trivial), es posible firmar el documento con el DNI electrónico.

Habrá que ver el recorrido que tiene esta web, y este método para la recogida de firmas, pero la sensación que produce es buena en un primer momento.

MiFirma.com

Otro sistema que se está utilizando para la recogida de firmas es la página peticionpublica.es. Desde esta web, se pueden recoger firmas para distintas propuestas. No usa ninguna firma electrónica, únicamente recoge los datos que introduce el usuario; básicamente nombre, correo electrónico y dni. En sus FAQs indican con más detalle en que consiste su sistema, pero en principio, parece bastante difícil que una recogida de firmas de este modo pueda prosperar como iniciativa legislativa popular en el Congreso, por las condiciones que indica el artículo 9 de la Ley que regula la Iniciativa Legislativa Popular.

Para finalizar, no hay que olvidar que cada vez que firmamos algo, estamos dando nuestros datos personales, por lo que hay que tener cuidado dónde y cómo se hace. De hecho, el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil ya ha alertado del envío de correos electrónicos para recoger datos como el DNI, poniendo como excusa la Iniciativa Legislativa Popular. Simplemente, tener esto en cuenta también a la hora de proporcionar datos a terceros.

——————————–

Aunque he intentando ser riguroso en la búsqueda de la información y las fuentes, puede que algo de lo mencionado no sea del todo correcto. Si alguien no está de acuerdo con algo, o quiere puntualizar alguna cosa, tiene a su disposición el formulario para poner un comentario ;)

Publicado por el 7 junio, 2011 en Rajar por rajar | 8 comentarios