‘La vida de Pi': una historia increíble

Hacía tiempo que no salía del cine intentando procesar lo que acababa de contemplar como me ha ocurrido tras ver La vida de Pi. Pensando en su final y su significado, no sólo a nivel de la propia película, sino sobre la reflexión a la que te induce sobre la vida en general, sobre cómo nos comportamos los seres humanos, y porque creemos en las cosas que creemos. Aunque ya había oído comentarios al respecto sobre el efecto que había tenido en la gente que la había visto, he decir que me ha sorprendido gratamente este último trabajo del director chino Ang Lee, que recordaréis por películas como Tigre y Dragón o Brokeback Mountain.

La historia comienza con la visita de un joven escritor a Pi Patel para que le cuente su increíble historia de supervivencia tras un naufragio, con la intención de usarla en su próxima novela. Pero lo que se encuentra es algo bastante distinto de lo que se esperaba. Porque la película no solo trata de una aventura en el mar, sino que como bien titula la película, nos narra la vida de Pi Patel, de su nacimiento y su infancia, el simpático origen de su nombre, y su afán por creer en algo, por encontrar algún significado a la existencia. He de decir que durante el visionado de la película me molestó ligeramente la carga religiosa que impregnaba la historia en ciertos momentos, pero esta sensación se fue diluyendo según avanzaba el metraje, hasta llegar al final, con el que ya todo encaja. Por supuesto, esta película es también un auténtico festival visual, que te deja maravillado por las espectaculares y a veces oníricas imágenes que plasman la aventura marítima de Pi y el tigre de Bengala que le acompaña en su periplo marítimo. No la vi en 3D, soy bastante reacio a ver películas con ese formato, pero en esta película creo que puede merecer la pena en muchas escenas, que pueden realzar su espectacularidad. También hay que tener claro que pese a que salgan animales en la película, no vayas a pensar que pueda tener cierto tono infantil, porque no lo tiene. Aunque los niños también la podrán disfrutar, no está dirigida a ellos.

No cuento más sobre  película, porque lo mejor es verla, solamente recomendarla tanto por ser un espectáculo visual incomparable, como por tener un guión que te emocionará y te hará reflexionar. Cuando salgas del cine habrás experimentado una historia increíble en la que desearás creer. Se que suena a la típica frase de promoción de película, pero en este caso tiene un sentido que comprenderás cuando la veas.

Publicado por el 7 diciembre, 2012 en Por fin es viernes | 4 comentarios

Lágrimas de acero

Para aquellos que no lo conozcan, Blender es una de las herramientas open source más potentes para la creación de contenidos 3D, y por ello la Blender Foundation, una organización sin animo de lucro situada en Amsterdam, en su afán por promocionar la herramienta auspicia la promoción de cortos de animación o con efectos especiales tan espectaculares como los que podemos ver en Tears of Steel, la cuarta producción patrocinada por la fundación, estrenada el pasado mes de Octubre, con licencia Creative Commons By y financiada en parte mediante crowdfunding (con las preventas del DVD). Una pequeña historia de ciencia ficción que reflexiona sobre la humanidad y los robots en un típico futuro distópico, pero en la que lo importante es contemplar las increibles capacidades de este software para crear animaciones y efectos tan realistas.

No es una superproducción de Hollywood, pero para estar realizada por un grupo reducido de personas, dentro del Blender Institute, durante siete meses completamente con software open source, el resultado no podía ser mejor.  El corto, junto con todo el material usado para su realización, desde los ficheros de Blender a todo el software empleado, con el añadido de  múltiples documentales y tutoriales, se puede conseguir en la tienda de Blender en un pack de 4 DVDs por 34€, dinero que es destinado para financiar el corto y futuros proyectos de la Blender Foundation.

Publicado por el 30 noviembre, 2012 en Por fin es viernes, Tecnología | Lee el primer comentario

Evitando el Destino

Destiny from Bellecour 3D on Vimeo.

Un hombre, sus relojes y un autobús. Una lucha por evitar un destino fatal. Un pequeño corto de animación sencillo pero realmente delicioso realizado por alumnos de la academia francesa de arte Bellecour. Vedlo hasta después de los créditos ;-)

Publicado por el 28 septiembre, 2012 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

Las tres dimensiones de la Web

Las tres dimensiones hace tiempo que son compañeras de nuestros momentos de ocio, desde el comienzo de su uso en el cine para recrear escenarios y dar vida a las más increíbles criaturas, como su uso intensivo en los videojuegos llegando a las cotas de realismo actual que apenas podíamos soñar tan solo unos años atrás. Y no hablemos ya con la tecnología actual que nos permite incluso sin gafas poder contemplar el 3D real. Sin embargo en la red de redes no acaba de cuajar demasiado su uso, limitándose tan solo a los videojuegos multijugador que tanto tiempo roban a los pobres “gamers” que caen en sus garras, y algunos usos prácticamente anecdóticos para complementar webs o recreación de algún que otro edifico o lugar. ¿Donde está  “The Matrix” con la que han soñado tantos?.

El edificio de la Bodega Cooperativa, recreada con VRML, en el plugin CosmoPlayer

Mi primer (y único) contacto con la creación de escenarios virtuales para la red fue allá por el año 98 cuando estaba preparando el proyecto fin de carrera de la ingeniería técnica y se me ocurrió recrear el edificio de la Bodega Cooperativa de mi pueblo completamente en 3D. En aquel momento se estaba empezando a popularizar el VRML, que yo use en su versión 2.0. La primera versión, creada por Mark Pesce y Tony Parisi, había visto la luz en el año 94, con la demo Labyrinth que presentaron en la First WWW Conference, naciendo como vemos poco después de la propia web tal como la conocemos ahora mismo. Tres años después vería la luz una nueva versión mucho más completa, que permitía por ejemplo la inclusión de scripts con los que animar los escenarios virtuales. Recuerdo con cariño las horas y horas que dedique, sin apenas usar herramientas de modelado,  casi todo programando, a recrear aquel enorme edificio con el detalle que pude, ¡consiguiendo incluso que las puertas se abrieran y se cerraran! ;-). Lamentablemente, a pesar de que despertó cierto intereses y que se estableció como un estándar ISO, no llego a pasar más allá de una mera curiosidad, probablemente debido a que llegó demasiado pronto, antes de que se empezara a implantar la banda ancha  y recorrer mundo virtuales (que había que realizar mediante un plugin del navegador web) muy grandes y detallados podía hacerse realmente pesado.

Como sucesor de VRML surgió el estándar X3D en el año 2001, auspiciado por el Web3D Consortium, basado completamente en XML que mejoraba la anterior versión ofreciendo cosas como sombreado, geo-localización, animaciones específicas para simular comportamiento humano, etc. Pero los años han pasado y a pesar de seguir evolucionando y mejorando, sigue sin despegar su uso en la web limitándose prácticamente a ser un formato de intercambio entre herramientas de diseño 3D (como Blender) y para aplicaciones de simulación médica. En la actualidad se está trabajando en integrarlo con HTML5 mediante el framework X3DOM para poder visualizar los escenarios tridimensionales sin necesidad de plugins en el navegador. Precisamente este framework se basa en la librería javascript que últimamente está teniendo bastante repercusión en la red, WebGL.

Pecera 3D realizada con WebGL

En Marzo de este año se presentó la versión 1.0 de WebGL por parte del Khronos Group, una organización sin ánimo de lucro dedicada al desarrollo de las tecnologías 3D, y el WebGL Working Group, compuesto entre otros por Mozilla, Google, Apple y Opera. Como se ve, los grandes apuestan por el futuro de esta tecnología, aunque recientemente se han encontrado con el primer tropiezo en el camino cuando se han detectado problemas serios de seguridad en la implementación actual. WebGL está basada en la API OpenGL ES 2.0, una versión un poco más light de la clásica usada en multitud de juegos, y mediante el uso del nuevo elemento Canvas de HTML5 nos promete traer nuevas experiencias a la web. Por ahora solo es soportado a partir de Firefox 4.0 y Chrome 9, y si teneis Windows XP como yo puede que os encontréis con la sorpresa que en Firefox por defecto no funciona (para solventarlo, basta con teclear about:config en la barra de direcciones y poner a true webgl.force-enabled). Con estos antecedentes parece que todavía esta un poco verde para vislumbrar si tendrá futuro o se limitará de nuevo a ser una curiosidad cuyo uso más importante sea el de pequeños juegos web, ya que cualquier intento de crear mundos virtuales que no sean juegos parece condenado al fracaso, como ocurrió con Second Life.

Seguro que muchos recordáis este mundo virtual creado por Linden Lab que saltó a la fama hace unos años. Una realidad paralela donde podías tener tu avatar, comprar tus terrenos, construir tu casa, comprar todo los objetos que quisieras y ganar dinero (mediante la moneda Linden Dollar). Todo el mundo quería estar ahí, las empresas, las universidades, hasta los políticos (Gaspar Llamazares llegó a dar un mitín ahí). Pero el tiempo pasó, llegaron Facebook y Twitter, las reinas de las redes sociales, y Second Life paso prácticamente al olvido. Siguen activos, eso si, e insisten que tienen mucha actividad, pero ¿conocéis a alguien que lo use actualmente? Yo no. Parece que Matrix nos sigue quedando muy lejos aún.

Publicado por el 25 mayo, 2011 en Tecnología | Lee el primer comentario