Un metro de Historia: Pacífico

Antes de ceder el paso a Pedro Bosch para que salte sobre las vías de tren y se dirija hacia Méndez Álvaro, Doctor Esquerdo se cruza con la Avenida Ciudad de Barcelona, y allí es donde nos encontramos con la estación de metro de Pacífico, parada de las líneas 1 y 6 del suburbano capitalino. Posiblemente poca gente sepa que su nombre no sólo hace referencia al océano homónimo, sino que también recuerda un hecho poco conocido del siglo XIX español: la Guerra del Pacífico. Más concretamente, la estación recibe su nombre por la Avenida del Pacífico, llamada así en recuerdo de las expediciones de la Armada en aquellas aguas, la cual ha pasado a denominarse actualmente Avenida Ciudad de Barcelona.

Logo Metro Madrid

Allá por el año 1865, poco después de la finalización de la guerra de secesión norteamericana, España se embarcaba en Sudamérica en una contienda naval en las costas de Chile y Perú. Unos meses antes, estando por aquellas latitudes, con fines científicos y diplomáticos, una escuadra española, formada por las fragatas Triunfo y Resolución, la corbeta Vencedora y la goleta Covadonga, se desencadenó una crisis entre los gobiernos de España y Perú, a cuenta del asesinato de españoles en una hacienda peruana (el denominado “incidente de Talambo”), a raíz de la cual, el almirante Luis Hernández Pinzón (descendiente de los Pinzones que descubrieron América) dirigió la ocupación de las peruanas islas Chincha por parte de tropas españolas. Este archipiélago era muy rico en guano, que, por si alguien no ha visto a Ace Ventura en África y se está preguntando lo que es, diremos que se trata básicamente de excremento de aves o murciélagos, apreciado como fertilizante, y muy importante para las exportaciones peruanas de la época.

Después de este suceso, y tras la llegada del almirante Pareja como sustituto de Pinzón al mando de la Escuadra del Pacífico, las negociaciones entre España y Perú finalizaron con un acuerdo que establecía la retirada de los españoles a cambio del pago de una indemnización de guerra. Sin embargo, el golpe de estado acaecido en Perú y la negativa de Chile a abastecer a los buques españoles precipitaron los acontecimientos hacia una guerra entre España y los dos países sudamericanos, a la que más tarde se sumarían, también en contra de España, aunque de modo casi testimonial, Bolivia y Ecuador.

La Guerra del Pacífico, vista desde España como una expedición de castigo, se podría resumir en cuatro acciones bélicas y una frase. En lo referente a los hechos de armas, el primer acto digno de mención se produjo cuando la flota española fue sorprendida por la escuadra chilena en Papudo, combate en el que la Covadonga resultó apresada. Este fracaso llevó al almirante Pareja a suicidarse, siendo sustituido al mando por el gallego Casto Méndez Núñez. Posteriormente, la escuadra española, reforzada con nuevos navíos procedentes de la península, localizó a la flota sudamericana en la ensenada de Abtao, aunque los barcos chilenos y peruanos no salieron a mar abierto a entablar un combate directo.
El tercer capítulo de la guerra nos lleva al bombardeo de la ciudad chilena de Valparaíso por parte de la flota española, acción muy criticada internacionalmente, ya que, aunque el almirante español avisó con mucha antelación de sus intenciones y permitió la evacuación de toda la población civil, este ataque se llevo a cabo contra un puerto indefenso. Este bombardeo provocó un notable malestar en las propias filas españolas, poco orgullosas de su acción, y, probablemente para enmendar estos hechos y lavar la imagen de la Armada Española, Méndez Núñez dirigió la escuadra hacia el Puerto del Callao, posiblemente el mejor defendido de Sudamérica. La flota española, encabezada ya por la fragata blindada Numancia (primer navío acorazado que dio la vuelta al mundo), causó grandes daños en las defensas peruanas del Callao, que se consideraban por aquel entonces casi inexpugnables, en un combate en el que el propio Méndez Núñez resultó herido. Tras esto, la escuadra española fondeó en puertos de Brasil y Uruguay y la guerra acabó terminando con la firma de tratados de paz bilaterales. En España, el conflicto, cuyo costé ahondó la crisis económica y política del país, no ayudó a la monarquía isabelina, que acabaría cayendo con la Revolución Gloriosa de 1868.

Bombardeo de Valparaíso

Bombardeo de Valparaíso

Y nos queda la frase. Es de éstas que se han escuchado alguna vez pero no se sabe muy bien dónde. Aunque no está del todo claro el contexto en el que se pronunció la cita, se cree que, cuando Méndez Núñez iba a emprender el ataque a Valparaíso, las fuerzas navales de Gran Bretaña y Estados Unidos le amenazaron con intervenir en el caso de que éste se realizara. A lo que dicen que el almirante español contestó eso de “Más vale honra sin barcos que barcos sin honra”. Sin duda muy hispano y quijotesco. Nortemericanos y británicos se abstuvieron de intervenir finalmente.

Fragata blindada Numancia

Fragata blindada Numancia

Hoy en día Numancia y Méndez Núñez son dos fragatas de la Armada Española, de las clases F-80 y F-100 respectivamente, el Puerto del Callao es el principal de Perú en cuanto a tráfico naval, y allí donde Doctor Esquerdo se cruza con la Avenida Ciudad de Barcelona, una estación madrileña con nombre de océano recuerda una guerra lejana e inútil, de la que a duras penas pervive una frase.

Publicado por el 3 junio, 2013 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

El aterrizaje de El Cosmonauta: cuando Alcalá quiso ser Malick

No, amigos, no nos hemos ido, los corniseros seguimos aquí, un poco perezosos en nuestra labor de bloggers, pero seguimos en el barco. Y después de un par de meses de vacío, que mejor que regresar con un tema clásico del blog, El Cosmonauta, el proyecto cinematográfico financiado por crowdfunding del que ya hemos hablado numerosas veces. Por fin llegó el gran día del estreno, el martes de la pasada semana y casi todos los corniseros en pleno no faltamos a la cita en los Cines Callao de Madrid.

El Kolibri en los Cines Callao

El evento comenzó con un poco de caos sobre donde debíamos ir y donde sentarnos, pero pudimos quedar en una buena posición en el cine para disfrutar (más o menos) del espectáculo. Tras una introducción por los tres impulsores del proyecto, los productores Bruno Teixedor y Carola Rodríguez, y el director Nicolás Alcalá,  proyección comenzó con cinco de los más de treinta pequeños cortos que complementan la película, de calidad desigual donde destacaría The Ritual y Conspirancy. Eso si, podían haberse ahorrado los títulos de crédito en esta presentación, ya que a veces duraban más que el propio corto. Y tras esto, llegó la película, ya no había vuelta atrás, Nicolás dijo que unos la amarían y otros la odiarían y tenían cierta razón.

El comienzo de la película es quizás uno de los mejores momentos, con un largo monólogo del actor Tomasso De Santis sobre la carrera espacial soviética. Tras esto comienza lo que realmente podríamos definir como un conjunto de pequeños instantes de las vidas de los tres protagonistas, Stas, Andrei y Yulia, que mediante saltos en el tiempo nos intenta dibujar su relación con el trasfondo de la misión a la Luna del cosmonauta Stas. Y digo intenta, porque en ciertos momento te llegas a perder con lo que está intentando contar. Los actores cumplen bastante bien con sus papeles y sobre todo destacan los protagonistas masculinos, ya que el personaje de Yulia es el que menos define la película, del que menos sabemos realmente, sirviendo como una especie de eje de la historia entre los dos amigos, pero sin llegar a profundizar demasiado en su personaje, aún con la importancia que tiene en el final de la película. En cuanto a la parte técnica, la fotografía no podemos negar que es de lo que más destaca en la película, sobre todo teniendo en cuenta que fue rodada en alta definición con tres cámaras de fotos realmente, la banda sonora cumple de sobra, y los efectos especiales son aceptables para el nivel de la película.

Mientras la estaba viendo no podía dejar de pensar en El Árbol de la Vida de Terrence Malick, película amada y odiada tanto por el público como por la crítica, y a la que El Cosmonauta debe mucho. Si habéis visto la película de Malick ya sabéis cual va a ser el estilo de esta, lo que se podría definir como cine de estilo poético, aunque algunos también lo clasifican como tomadura de pelo. Pero claro, Nicolás Alcalá no es Malick y se ha quedado un poco en un quiero y no puedo, en la que el conjunto no acaba de encajar bien pese a ciertos momentos de calidad. El director se ha arriesgado mucho, por no tirar por una producción más comercial, admitiendo que había desechado un montaje más narrativo, menos lírico, pero que no acaba de convencerle y decidió eliminar metraje, que sería utilizado en los webisodios. A falta de ver estos, como una película en si sola, he de admitir, tanto como espectador como pequeño productor, que aunque no he salido completamente defraudado, ya que sospechaba el estilo que iba a tener, si que esperaba más. Pero es lo que el director ha querido hacer, sino te gusta, puedes montarla tu como quieras, ya que se va a poder acceder a las ciento cuarenta horas de metraje rodadas. Asi es el cine creative commons y no olvidemos que este es un proyecto transmedia, que no se queda solo en la película.

Pero a pesar de que la película no me haya convencido demasiado, no me arrepiento de haber participado, han demostrado que se puede hacer cine de otra manera, y a pesar de lo que les ha costado y de sus acierto y errores, los chicos de Riot Cinema han conseguido sacar adelante el proyecto y hacer un preestreno en pleno centro de Madrid y comenzar poco a poco su exhibición y distribución a nivel nacional e internacional, aunque creo que tienen que mejorar un poco su promoción. Además, no todos los días puede uno ver su nombre en los títulos de crédito de una película en una sala con ochocientas personas.

Como anécdota final, tras la interesante charla posterior a la proyección, donde fueron contando las vicisitudes del proyecto, pudimos disfrutar de un pedazo de pizza que se hizo de rogar hasta las doce de la noche, pero que sabía a gloria a esas horas.

Para ver la película y resto de contenidos: The Cosmonaut Experience

Publicado por el 21 mayo, 2013 en Monografías, Por fin es viernes | Lee el primer comentario

El mundo a todo tren

El tren tiene un no sé qué especial. Actor, gracias al vapor, del primer capítulo de la revolución de los transportes que cambiaría el mundo, vertebrador de países, inspirador recurrente de relatos, protagonista de fabulosas maquetas para niños y no tan niños, y evocador como pocos del paso del tiempo y del concepto de viaje, el ferrocarril se ha ganado un lugar privilegiado en la Historia y en la imaginería colectiva. Desde el elitista y ya extinguido Orient Express (que merecería un artículo aparte) hasta los ferrocarriles mineros de mi Asturias natal, hay mucha vida vivida sobre raíles.

Antaño icono por excelencia de la modernidad, el tren vive hoy en día un nuevo resurgir de la mano de la alta velocidad, y comienza viaje hacia nuevos horizontes. El presente nos permite contemplar la herencia recibida tras muchas décadas de historia del ferrocarril y, si disponemos de suficientes cuartos, incluso disfrutarla en primera persona.

A continuación recorreremos el mundo en algunos de los trenes más míticos y curiosos del planeta. ¿Quién se sube?

Transiberiano.
En funcionamiento desde 1904, esta mítica línea ferroviaria cruza en su ruta principal Asia desde Moscú hasta Vladivostok, en la costa del Pacífico, recorriendo más de 9000 kilómetros y 8 husos horarios. Tiene dos ramales principales, el Transmongoliano, que atraviesa Mongolia hasta llegar a Pekín, y el Transmanchuriano, que se separa de la ruta principal en Társkaya, para dirigirse también a la capital china. La duración promedio del viaje es de 7 días.

Estación del Transiberiano en Krasnoyarsk

The Canadian.

Este tren atraviesa Canadá uniendo Toronto con Vancouver, en la costa del Pacífico. Máximo confort y paisajes espectaculares en un viaje de casi 4500 km.

The Canadian

Eastern & Oriental Express.
Tren de lujo que ofrece varios viajes turísticos atravesando Singapur, Malasia y Tailandia. Templos y paisajes exóticos al alcance de quien pueda pagarlo.

Eastern & Oriental Express en la estación de Kuala Lumpur

Rovos Rail.
Se presenta a sí mismo como el tren más lujoso del mundo y es conocido como El Orgullo de África (Pride of Africa) Ofrece rutas por Sudáfrica y Tanzania, un trayecto desde Pretoria hasta las cataratas Victoria y, cada dos años, un increíble viaje, de 28 días de duración y complementado por vuelos, desde Ciudad del Cabo hasta el Cairo cruzando todo el continente africano.
También en Sudáfrica se encuentra el Blue Train, otro tren de lujo que cubre los 1600 km que separan Pretoria de Ciudad del Cabo.

Rovos Rail

PeruRail
Ofrece trenes desde Cuzo hasta Machu Picchu y el Lago Titicaca, ofertando servicios de distintas categorías, con vagones con techo acristalado y amplias ventanas para poder disfrutar del paisaje mientras se avanza por el territorio sagrado de los incas.

Vagón acristalado de PeruRail

Royal Scotsman.
En este tren podrás recorrer las Highlands escocesas durante 5 días, con salida en Edimburgo, divisando sus castillos y sus montañas desde vagones de lujo. Simplemente “feel like a sir”.

Royal Scotsman

Transcantábrico.
Siguiendo con trenes de lujo, el norte de España también aporta el suyo: el Transcantábrico Gran Lujo. En un viaje de 8 días desde San Sebastían a Santiago de Compostela, las vías de País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia, acogen los vagones exclusivos del que (también) se define como el tren más lujoso del mundo. El precio, a la altura del servicio.

ElTranscantábricoGranLujo.com

Al-Ándalus.
Y del norte al sur. El Al-Ándalus es un palacio sobre raíles, recientemente reformado, que ofrece dos posibles itinerarios. Uno recorre los principales reclamos turísticos de Andalucía y otro sale de Madrid y llega a Zaragoza, atravesando Castilla y León, La Rioja y Navarra. Al igual que en el caso de su hermano del norte, los vagones restaurados son espectaculares. Todo un viaje en el tiempo (en modo alta burguesía, claro)

Tren Al Andalus

El Tren a las Nubes.

Partiendo de la estación General Belgrano, en Salta,a poco más de 1000 metros de altitud, este ferrocarril, uno de los más altos del mundo, asciende hasta lo 4200 metros, atravesando numerosos túneles y viaductos y dejando en ocasiones las nubes por debajo de sus ruedas, en medio de los impresionantes paisajes que ofrece la cordillera de los Andes y el valle de Lerma, en el norte de Argentina.

Tren a las Nubes

Indian Pacific.
Una vez a la semana, este tren atraviesa Australia desde Perth hasta Sidney para unir el Índico y el Pacífico. Posee en su recorrido el tramo de vía recto más largo del mundo (nada más y nada menos que 478 km), en el desierto de Nullarbor, y emplea 65 horas en completar el trayecto completo, ofertando cuatro categorías diferentes de pasajes para recorrer más de 4300 km por las espectaculares llanuras australianas.

Indian Pacific

El Chepe.
El ferrocarril Chihuahua – Pacífico, conocido popularmente como “El Chepe”, ofrece quizá las mejores vistas desde un tren en América, mientras se desliza por las Barrancas del Cobre, sistema de cañones más profundo y extenso que el Cañón del Colorado, situado en la sierra Tarahumara, al norte de México. El único ferrocarril de pasajeros en funcionamiento en el país azteca ofrece una experiencia inolvidable.

El Chepe

Aquí nuestro tren llega a su destino por hoy. Sólo queda decir que la mayoría de los mortales difícilmente seremos viajeros en estos trenes, aunque siempre podemos estirarnos un poco, acercarnos a cenar en El Vagón de Beni, e imaginar, que es lo que nos queda.

Enlaces:

Publicado por el 21 marzo, 2013 en Monografías, Viajes | Lee el primer comentario

RetroMadrid 2013

El próximo fin de semana (8, 9 y 10 de marzo) se celebra una nueva edición de RetroMadrid en el espacio cultural Matadero de Madrid.

Esta feria centrada en la informática y el videojuego clásico comenzó en 1995 por amantes del MSX, aunque 10 años después se reorientó y aumentó el abánico de expositores.

Cartel RetroMadrid 2013

Cartel RetroMadrid 2013

Es una de las ferias de este tipo más importantes del mundo. Podéis ver los expositores que habrá en esta edición de 2013 en la página de RetroMadrid, así como un programa con charlas, mesas redondas y talleres.

Sin embargo, uno de los detalles que más me gustan de este año es la entrega del premio RetroMadrid, que este año recaé en el Juego de La Abadía del Crimen, el clásico juego español creado en 1987. Personalmente es un juego que me marcó, algo que ya comenté hace un tiempo en cornisa.net.

Imagen de la abadía del crimenEl premio se entregará el domingo a las 12:30, y serán reconocidos su dos autores, Paco Menéndez y Juan Delcán.

Otro de los puntos que me han llamado la atención de esta edición de RetroMadrid, es el campeonante de “Maldita Castilla” que se celebraŕa el domingo.

Maldita Castilla

Maldita Castilla

Maldita Castilla es un videojuego que se distribuye de forma gratuita y que salio a la luz el pasado de diciembre. La gracia de este juego es que tiene la misma estética que Ghosts’n Goblins, otro videojuego clásico de las recreativas de los 80.

En Maldita Castilla controlas a Don Ramiro, un caballero que debe enfrentarse a distintos monstruos en el reino de Castilla hasta destruir a un antiguo demonio.

Momento del juego "Maldita Castilla"

Momento del juego "Maldita Castilla"

El Rey Alfonso VI mandando la tarea a Don Ramiro y sus compañeros

El Rey Alfonso VI mandando la tarea a Don Ramiro y sus compañeros

Merece la pena leer más sobre este juego, y como no, probarlo!!! :)

Así que si no tienes nada mejor que hacer este fin de semana, y no te queda mal acercarte a Madrid, puedes pasarte por RetroMadrid.

Publicado por el 5 marzo, 2013 en Tecnología | Lee el primer comentario

El Cosmonauta: nuevo trailer y fecha de estreno

Trailer El Cosmonauta from Riot Cinema on Vimeo.

Hoy estamos de estreno, os presentamos, recién salido del horno, el último trailer de El Cosmonauta, la película financiada mediante crowdfunding que hemos tratado varias veces en cornisa.net. Quizás no es muy espectacular, pero tiene buena pinta. Y por fin sabemos la fecha en que la película se estrenará, el 14 de Mayo. Marcadlo en vuestro calendario.

Publicado por el 15 febrero, 2013 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

La cultura

La cultura es cosa muy distinta. Es organización, disciplina del yo interior, apoderamiento de la personalidad propia, conquista de superior conciencia por la cual se llega a comprender el valor histórico que uno tiene, su función en la vida, sus derechos y sus deberes.

Publicado por el 8 febrero, 2013 en Frases | Lee el primer comentario

Un Metro de Historia: Núñez de Balboa

Caminando por el madrileño distrito de Salamanca, divisando ya el cruce con Juan Bravo, podemos encontrar unos dulces que, aun bautizados con gentilicio ruso, pertenecen sin embargo al patrimonio de la confitería ovetense. Conviene decir, como consejo del día, para quien nunca haya probado un moscovita, que son un éxito asegurado entre propios y extraños. Nostros, que los hemos paladeado, no nos podremos resistir. Bien sabido es que lo primero es reconocer la natural debilidad frente a los placeres mundanos y azucarados. Hecho lo cual (el reconocimiento y la dulce adquisición), para transportar tan exquisita carga podremos acceder al metro sólo unos metros más allá (valga la redundancia) Estaremos descendiendo a la estación de Núñez de Balboa (de las líneas 5 y 9)

Los dulces eran por aquí distintos, y a buen seguro menos chocolateados, cuando Vasco Núñez de Balboa vino al mundo, en 1475, en la localidad extremeña de Jerez de los Caballeros. La información sobre su ascendencia familiar y sus primeros años es escasa, pero la Historia lo sitúa en 1501 explorando la costa caribeña, inmerso en la ibérica fiebre descubridora del momento. Con las ganancias obtenidas compró tierras en la isla de La Española (actual Santo Domingo), donde pasará unos cuantos años , hasta que sus muchas deudas le empujan a huir y unirse como polizón a la expedición que, encabezada por Martín Fernández de Enciso, se dirigía a tierras continentales. Sus conocimientos de la región le salvaron, tras ser descubierto, de ser empujado a una muerte segura, abandonado en algún islote.
Ya en el continente su carisma va haciéndole un nombre entre los españoles y, en 1510, tras la victoria sobre el cacique indígena Cémaco, fundará el que quizá haya sido el primer establecimiento europeo permanente en tierras continentales americanas: Santa María la Antigua del Darién. Aquí empieza la escalada del conquistador, que luego se convertiría en caída. Tras forzar la destitución del déspota Fernández de Enciso, Núñez de Balboa se convirtió en alcalde de la floreciente Santa María, para después deshacerse, en circunstancias poco claras, del entonces gobernador de la región, Nicuesa, alcanzando así el cargo de gobernador de Veragua.
Comienza entonces la conquista del istmo de Panamá, durante la cual oirá por primera vez entre los indígenas historias acerca de otro mar y de un rico reino situado al sur . Dispuesto a comprobar por sí mismo estos relatos, Balboa organizó una expedición desde Santa María y, el 25 de septiembre de 1513, a la cabeza de un puñado de españoles divisó en el horizonte ese “otro mar”, que bautizó como el Mar del Sur. Acababa de descubrir el mayor océano de la Tierra, el océano Pacífico (nombre acuñado unos años después por Magallanes durante su intento de circunnavegación del mundo) Cuatro días después del avistamiento, el día de San Miguel, bañados por las aguas del nuevo mar, los españoles “tomaban posesión” de la vasta extensión de agua, nueva a sus ojos, en nombre de sus soberanos. En este 2013 se cumple el quinto centenario de este descubrimiento y Panamá, hoy centro clave de las comunicaciones marítimas del mundo, lo celebra con diversos actos e iniciativas.

Fuente: Wikipedia (http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/aa/La_palma%2C_Dari%C3%A9n.jpg)

El Pacífico visto desde la región del Darién, Panamá (Fuente:Wikipedia)

Tras este hito histórico, Núñez de Balboa se encontró con la llegada de un nuevo enviado real, Pedro Arias de Ávila, cuya autoridad tuvo que acatar. Sin embargo, la ambición conquistadora de Vasco no se frenaría en ningún modo, llevando a cabo expediciones tanto consentidas como no consentidas, y descubriendo, entre otros lugares, el Archipiélago de las Perlas, donde se hallaría la “Perla Peregrina”, una de las más fabulosas joyas de la Historia, que, tras pasar por las manos de Felipe II y otros reyes y reinas de España, fue robada y llevada a Estados Unidos por José Bonaparte, atavió el cuello de Liz Taylor y se vendió hace poco más de un año por 9 millones de euros.

Finalmente, la desobediencia de Balboa, las envidias, venganzas y luchas de poder terminarían llevándole al cadalso, acusado de traición a la Corona. Murió decapitado, y proclamando su inocencia, en el enero tropical de 1519. Nada se sabe de los restos del explorador, deudor, polizón, soldado, alcalde, gobernador, adelantado, descubridor y conquistador, que traicionado y/o traidor, y no ajeno a la codicia y la violencia de la Conquista, cambió los mapas del planeta.

Óleo representando a Vasco Núñez de Balboa (Museo Naval de Madrid)

El hombre que dirigió su arresto, extremeño como él, continuaría el sueño conquistador hacia el sur. Hacia ese sur bañado por un nuevo mar. Su nombre era Francisco Pizarro. Pero esa ya es otra historia.

Y, coincidencias de la Historia, Juan Bravo fue un cabecilla del movimiento comunero castellano y acabó sus días del mismo modo que nuestro protagonista de hoy, sólo dos años más tarde, aunque en un abril vallisoletano. Un final muy visto en nuestra historia. Hoy sus calles yacen juntas.

Publicado por el 6 febrero, 2013 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Un Metro de Historia

Dentro del proceso de “madrileñización” de un foráneo hay ciertos cambios habituales en las conductas y las percepciones, pasos típicos en la adaptación al entorno. Tras años de rodaje por la capital, uno acumula kilómetros en la serpiente subterránea que traquetea bajo los suelos más o menos sórdidos de la Villa y Corte y pocas cosas le asombran ya como el primer día, siendo capaz de viajar con su mundo interior, su libro o su banda sonora particular, abstraído de las pequeñas historias que se transportan en los vagones, cuadros móviles del costumbrismo urbano.

En ocasiones, en cambio, uno retorna a su reflejo provinciano de observación, escucha y cierta actitud defensiva, y puede, en su soledad multitudinaria, contemplar alguna historia de amor, resquicios de otras vidas e ilusiones y un buen puñado de miradas tristes. La omnipresencia de los teléfonos móviles y ese convencimiento, tan capitalino, de que los seis grados de separación no viajan en transporte público también ponen a disposición de los oídos ciudadanos una buena galería de indiscreciones e injurias varias. No es éste el caso de dos parejas que el otro día charlaban animadamente, de pie y en actitud relajada, en un vagón del suburbano y que, recordando un viaje pasado, alababan las cualidades turísticas del mexicano destino de Puerto Vallarta mientras el convoy aminoraba la velocidad y entraba en la estación de Núñez de Balboa. Curiosa unión entre las pequeñas historias y la Historia, el mayor océano del planeta, que baña su límite continental en la costa jalisciense, se reencontraba con su descubridor en una parada de la morada línea nueve. Unamuno, quizá, diría que la intrahistoria, incluidas las desesperanzadoras historias que retratan a un país, viaja en metro, pero, la Historia, en cierto modo, también. O al menos podemos viajar hacia ella de estación en estación de la colorida maraña que mueve la urbe madrileña.

Curiosidad o manía, siempre me ha intrigado el origen de los nombres de los pueblos, las calles o… las estaciones de metro. La conexión 3G y la nunca suficientemente alabada Wikipedia ayudan mucho a resolver in situ estas dudas pero, más allá de la duda resuelta, el dato en sí, o incluso de los hechos históricos que se esconden tras él, los planos y callejeros pueden ser vistos realmente como mapas de la memoria colectiva. Moviéndonos con estos planos también podemos transitar por la Historia y sus personajes, y como un servidor y humilde aficionado encuentra buena cualquier excusa para divulgar historias del pasado que puedan servir de abono para el futuro,  presentamos aquí una serie de artículos para que viajemos un poco, metro a metro, en el metro. En un metro de Historia. Próximas paradas: Núñez de Balboa y Pacífico.

Publicado por el 4 febrero, 2013 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

El Tiempo es Oro: Los Bancos de Tiempo

En momentos de crisis económica como los que vivimos actualmente, en que las cuentas corrientes de muchas personas se encuentran con escasos fondos, el único bien que le queda a mucha gente es su tiempo, y ese tiempo se puede intercambiar con el de otras personas. Para gestionar ese tiempo es para lo que han nacido los Bancos de tiempo, que nada tienen que ver con los clásicos Bancos que pueblan los titulares de los periódicos todos los días, ya que lo importante en ellos es que la gente colabore.

Cartel del Banco de Tiempo de Pinoso, Alicante


¿Como funciona un Banco de tiempo? Lo idea básica es que lo aquí se intercambia es servicios por tiempo, siendo habitualmente la unidad básica el trabajo por hora. Es decir, si a ti se te dan bien las matemáticas y das una clase de una hora, entonces tienes esa hora en tu cuenta del banco para recibir algo a cambio, por ejemplo una hora de clase de tenis. Un sistema sencillo basado en el intercambio de favores que los seres humanos llevamos aplicando desde el principio de los tiempos, pero que gracias a los Bancos de tiempo, se puede realizar una gestión más justa de tal manera que cada persona reciba los favores de forma equitativa a su aportación. La forma habitual de operar es que tanto personándote físicamente en los locales del Banco o a través de Internet, te registras abriendo una cuenta, indicando qué tipos de servicios puedes ofrecer, teniendo a la vez a tu disposición todos los servicios que ofrecen el resto de socios del Banco. Una vez dado u obtenido el servicio, la transacción de tiempo queda registrada en tu cuenta sumándose o restándose las horas empleadas.


Ver Bancos de Tiempo y Monedas Sociales en España en un mapa más grande

El origen de este concepto de intercambio parece provenir del anarquista norteamericano Josiah Warren, creador en 1827 de la Tienda de tiempo de Cincinnatti, que seguía una filosofía semejante a los actuales Bancos de tiempo. En España, dada la situación económica que llevamos arrastrando desde 2008, ha habido una eclosión en la creación de este tipo asociaciones, que actualmente está por encima de las trescientas. Las hay de todo tipo, desde las auspiciadas directamente por los ayuntamientos, como las creadas como asociaciones sin ánimo de lucro en ciudades, pueblos y barrios de toda la geografía española. Recientemente se ha creado la ADBdT (Asociación para el desarrollo de los Bancos de Tiempo), que ofrece ayuda y consejos para la creación de los Bancos, mediante su wiki, su alojamiento gratuito, basado en WordPress, y su software de gestión TimeOverflow, aún en desarrollo, escrito en Ruby on Rails. En la página de Vivir sin Empleo también se puede encontrar mucha información sobre este y otros sistemas de lo que se podría denominar la “economía colaborativa”.

No puedo opinar sobre el funcionamiento de estos Bancos de tiempo, pues nunca he participado en ninguno ya que desconocía su existencia hasta hace unas semanas, pero en principio parecen una gran idea para poder conseguir servicios sin tener que gastar dinero, poder compartir tus conocimientos y habilidades con otras personas, y también, por supuesto, para mejorar las relaciones sociales.

Publicado por el 28 enero, 2013 en Monografías | Lee el primer comentario

Open data: el valor de la información como bien social.

Si la información es poder, y la democracia es el poder del pueblo, podríamos deducir que la información sobre la sociedad debería estar a disposición de los ciudadanos, que son además, en su conjunto, quienes la crean. Esta conexión de ideas puede servir de introducción al concepto de open data. Open data o datos abiertos se puede definir como un planteamiento que persigue que ciertos datos sean de libre acceso para cualquier persona, que podrá usarlos y redistribuirlos sin restricciones derivadas del copyright, las patentes u otros controles. Sin ser una nueva filosofía, el desarrollo de Internet y las tecnologías de la información la han situado en un escenario en el que su razón de ser se ha fortalecido y sus posibilidades de aplicación se han multiplicado, dadas las actuales capacidades para crear aplicaciones que exploten los datos y las facilidades existentes para distribuirlas.

Un ejemplo muy conocido de aplicación de la filosofía open data es OpenStreetMap, un proyecto para crear de forma colaborativa una cartografía mundial. Favorecida por el abaratamiento y disponibilidad de dispositivos portátiles de localización GPS, la iniciativa ha conseguido involucrar a más de un millón de personas, muchas de las cuales han proporcionado los datos geográficos de todo el planeta que actualmente están disponibles de forma libre para ser utilizados por cualquiera e incorporados en servicios que hagan uso de mapas (por ejemplo Flickr o Foursquare utilizan OpenStreetMap)

OpenStreetMap

OpenStreetMap

Sin embargo, la aplicación del enfoque open data también puede tener consecuencias desde el punto de vista de la ética, en cuanto a dónde poner el límite entre la información públicamente accesible y aquella que se debe preservar, y se enfrenta a diversas dificultades, tanto técnicas (sistemas de información obsoletos, bases de datos propietarias…), como culturales (arraigo del proteccionismo en el entramado burocrático, consideraciones de seguridad nacional…) o legales (implicaciones en relación a la legislación sobre privacidad y protección de la intimidad)

Hoy en día las administraciones públicas son probablemente los entes que producen y recopilan una mayor cantidad de datos sobre la sociedad, de muy diversos tipos (económicos, medioambientales, sociales…), por lo que su avance en la distribución de dichos datos es fundamental para el crecimiento de los servicios open data, estando este aspecto muy relacionado con el gobierno abierto, la transparencia, la participación ciudadana y el desarrollo global de la llamada democracia digital.
Alrededor de los datos abiertos, se ha creado una comunidad que también impulsa la actividad económica mediante la provisión de servicios y soluciones para terceros y que se estima pudo generar en el pasado año un volumen de negocio de entre 332 y 550 millones de euros en España.

Open data

Datos y sociedad

Siguiendo la estela de data.gov (en estados Unidos), en datos.gob.es se puede acceder al Catálogo de Información Pública de la Administración General del Estado y a través de esta página de Rooter se puede llegar hasta algunas de las principales iniciativas de open data en España, mientras que la Fundación CTIC nos ofrece un acceso a un catálogo de recursos open data en todo el mundo.

Podemos encontrar diversos ejemplos de aplicaciones open data: una aplicación sobre incidencias de tráfico en la provincia de Guipúzcoa, otra que te permite averiguar cuál sería la Comunidad Autónoma ideal para vivir según tus preferencias, una web británica para buscar el mejor colegio para tus hijos, una aplicación móvil para localizar farmacias de guardia en Navarra, o un portal de datos de la ciudad de Chicago, en el que se pueden ver, entre otras muchas cosas, todos los crímenes reportados desde 2001 en la ciudad del viento.

En España se celebran diversos eventos sobre datos abiertos, entre los que podemos destacar:

Festival de Datos Abiertos de Gijón

Por último, os contamos que el próximo fin de semana Gijón se suma al impulso del open data con la celebración de su primer Festival de Datos Abiertos, que consistirá en un maratón de desarrollo para materializar ideas en aplicaciones útiles para la sociedad. Los ganadores recibirán apoyo empresarial para continuar con su proyecto.

En momentos como los actuales, la transparencia, como respuesta a los desmanes del poder político, comienza a ser una demanda creciente de una ciudadanía que, queremos creer, es cada vez más crítica y está más dispuesta a colaborar. Los datos abiertos son un camino en esa dirección. Por el momento, ojo al dato.

Publicado por el 23 enero, 2013 en Monografías, Tecnología | Lee el primer comentario