Cuéntame tu historia y te diré cómo hablas

El bicentenario de la Constitución de Cádiz ha traído estos días a todos los medios la expresión popular de ¡Viva la Pepa!, que, usada originalmente por los liberales españoles para manifestar su apoyo a la Carta Magna de 1812, fue derivando hasta su utilización, en otros contextos, como sinónimo de improvisación y jolgorio.
Hay muchas otras muestras de cómo la Historia va dejando sus huellas en el idioma en forma de expresiones y frases hechas de las que en muchas ocasiones se ha olvidado el origen o se desconoce exactamente el hecho histórico que está detrás.

Unas cuantas surgieron en la época imperial, cuando las tropas españolas libraban batallas en medio mundo. En una de estas batallas, en los alrededores de la localidad italiana de Bicoca, las tropas imperiales aplastaron, con una facilidad pasmosa, al ejército franco-veneciano. Desde entonces, cuando algo resulta fácil es una bicoca. Años más tarde, en 1557, de nuevo los franceses sufrirían una gran derrota ante los ejércitos imperiales, esta vez en San Quintín. Para conmemorar esta victoria española, acaecida el día de San Lorenzo, se erigió el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, y tal fue la matanza que la expresión “se armó la de San Quintín” se quedó para siempre en el acervo lingüístico castellano.
Pero tanta guerra requiere muchos sacrificios, y el infierno de Flandes (el “Vietnam español”) fue un buen ejemplo. El enorme coste humano y económico que conllevó el mantenimiento de los Países Bajos bajo el dominio del Imperio, estando en guerra con ingleses, franceses, turcos, portugueses, rebeldes flamencos y quien pasara por allí, hizo que “poner una pica en Flandes” sea sinónimo de cualquier empresa realmente complicada. Al final, tanta sangría acabó dejando las arcas imperiales con telarañas, y bien pudo decir el segundo de los Felipes, y con razón, que estaba sin blanca. La blanca fue una moneda que se comenzó a acuñar en Castilla en el siglo XIV y que en época del Rey Prudente apenas valía nada. Ni de ésas quedaban ya en el Reino.

La rendición de Breda (Velázquez)

No sabemos cuántas blancas circularían por Sevilla en aquellos tiempos, pero la capital andaluza aparece en otra de las expresiones conocidas con trasfondo histórico. Y es que “el que se fue a Sevilla perdió su silla”. El origen de la frase se encuentra durante el reinado en Castilla de Enrique IV de Trastámara, cuando el arzobispo de Sevilla y su sobrino (arzobispo de Santiago de Compostela) intercambiaron temporalmente sus puestos para que el tío, más experimentado, consiguiese dominar la situación problemática a la que su sobrino se estaba enfrentando en Galicia. Cuando todo estuvo bajo control y se procedió a la vuelta de cada uno a su diócesis original parece ser que el sobrino se negó a deshacer el cambio y devolver la silla sevillana a su antiguo propietario, siendo necesaria incluso la intercesión del Papa y el Rey para restablecer la situación. Lo curioso del dicho es que el que realmente perdió su silla fue quien se fue de Sevilla…

Pero si el siglo XVI fue movido en Europa, no menos lo fue en el Nuevo Mundo. En 1519 Hernán Cortés y sus hombres llegaban a tierras del Imperio Azteca y, ante las dudas y las posibles tentaciones de retirada (hacia Cuba) de su tropa, el de Medellín decidió destruir los barcos en que habían llegado al continente. El mensaje parecía claro: o Tenochtitlán o muerte, la retirada no era una opción. “Quemar las naves” simboliza desde entonces un paso sin vuelta atrás.

Hernán Cortés

Las riquezas americanas también han legado expresiones al castellano. Así, cuando algo es muy valioso se dice que vale un Potosí, haciendo referencia a la localidad boliviana de Potosí y las impresionantes minas de plata que allí se ubicaban. Si nos movemos a Perú podemos encontrar la ciudad de Jauja, fundada por Francisco Pizarro en 1534. El buen clima de la zona (especialmente indicado para los enfermos de tuberculosis y las vías respiratorias), su tierra fértil y su paisaje crearon la leyenda del “país de Jauja”, donde la existencia es idílica y todo es abundancia, y la conocida expresión de “esto es Jauja”.

Quizá algunos de los acontecimientos actuales acabarán siendo recordados en expresiones dentro de unos siglos. ¿El euro, Zapatero, el Mundial? Quién sabe…

Publicado por el 21 marzo, 2012 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Malvinas: una guerra, dos historias, treinta años.

El próximo 2 de abril se cumplirán treinta años desde que la ocupación argentina de las islas Malvinas desencadenase el conflicto armado entre la república sudamericana y Gran Bretaña. A mí esta guerra siempre me ha resultado hasta cierto punto “extraña”: protagonizada en plena Guerra Fría por dos países del bloque occidental, luchada en un territorio inhóspito alejado de los clásicas “zonas calientes” del planeta, librada para dirimir un conflicto territorial ancestral y fuertemente marcada por la situación sociopolítica del Cono Sur. También me ha dado siempre la impresión de que los sucesos de las Malvinas son relativamente desconocidos para quienes en aquel momento aún no tenían conciencia de lo que acontecía a su alrededor, debido a su corta edad o simplemente que aún no habían nacido.

fuente: absolut-argentina.com

El archipiélago de las Malvinas (las Falklands en inglés), está situado en el Atlántico Sur, a unos 460 kilómetros del litoral argentino. Con una superficie equivalente a la provincia de Lérida y una población de poco más de tres mil habitantes, ha sido motivo de disputa entre Argentina y Reino Unido desde que en 1833 los británicos ocuparan el archipiélago tras desalojar a la guarnición argentina que desde 1820 se encontraba en las islas sucediendo a los españoles, que las habían ocupado previamente. Desde Buenos Aires se ha considerado siempre a las Malvinas como parte integrante del territorio nacional argentino ocupada por una potencia extranjera y nunca se ha reconocido la soberanía británica sobre el archipiélago. Mientras, la población isleña se siente, en su gran mayoría, afin a Gran Bretaña.

Aquella primavera de 1982, la Junta Militar que gobernaba en Argentina se enfrentaba a una enorme crisis económica, política y social en el país y buscó con la operación de ocupación de las islas una cortina de humo y un golpe de efecto que le hiciera recuperar la popularidad perdida, en un intento desesperado por frenar su caída. Desde Gran Bretaña, el gabinete de la entonces primera ministra Margaret Thatcher (de actualidad tras la interpretación de la oscarizada Meryl Streep) respondió de forma contundente a lo que consideró una agresión contra la soberanía británica. Tras la victoria, el gobierno conservador de la Dama de Hierro, que también atravesaba un momento delicado, salió enormemente reforzado.

Hace poco más de un mes la tensión se ha reavivado en torno al conflicto de las Malvinas, tras decidir Londres el envío a la zona del HMS Dauntless (uno de los mejores buques de guerra de la Royal Navy) y presentar el gobierno argentino una denuncia contra Gran Bretaña ante la O.N.U, al considerar que el gobierno británico promueve la militarización de la zona con esta acción.

Para ampliar información sobre el hecho histórico que este año se conmemora , dejamos dos documentales, uno inglés y otro argentino, que narran, con distinto enfoque y desde diferente punto de vista lo sucedido en las diez semanas de contienda, sus antecedentes y sus consecuencias.

Guerra de las Malvinas 1982 completo, alta calidad.

Documenta – La Guerra De Malvinas

Publicado por el 19 marzo, 2012 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

El ingeniero que nos ayudó a fregar mejor

A finales del pasado año se nos fue uno de esos genios de la inventiva española que, aún sin ser muy conocidos, se merecen también letras de oro en la historia de España. Manuel Jalón Corominas no hizo un gran descubrimiento técnico ni científico, pero creo algo fundamental para facilitarnos la vida cotidiana: inventó la fregona.


Manuel Jalón, nacido en Logroño en 1925, estudió Ingeniería Aeronáutica y durante muchos años trabajo por varios lugares del mundo en el área de creación y mantenimiento de aviones, llegando a ser Oficial de Mantenimiento de Aviones en las Fuerzas Áreas estadounidenses y ser admitido en 1965 en el American Institute of Aeronautics and Astronautics. Pero a pesar de ser un gran profesional de la aeronáutica, sus inquietudes inventivas le llevaron por otros derroteros. Y así, durante su estancia en Zaragoza a mediados de los años 50 del pasado siglo, siendo supervisor de los talleres de mantenimiento y reparación de los F86 Sabre, decide dar una vuelta a su carrera profesional y participa en la fundación de Manufacturas Rodex S.A., la empresa donde vería la luz la fregona.


Jalón se inspiro para la creación de la fregona en el sistema que usaban en Estados Unidos para limpiar los hangares, con grandes cepillos y trapos con palos. El principal fin de su inventor era conseguir que las mujeres dejaran de fregar de rodillas, que, a parte de ser un tanto humillante, causaba problemas como bursitis o artrosis. Según sus palabras “Intenté dignificar un trabajo humilde. Fregar de rodillas sólo lo soportaban las mujeres sin otra posibilidad. Incluso las amas de casa de clase media esperaban a que el marido no estuviese en casa para arrodillarse a fregar”. La primera versión de la fregona incluía un cubo con rodillos que se usaba para exprimir lo que primero se denominó lavasuelos, pero que al empezar a comercializarse, su primer vendedor, Enrique Falcón Morellón, la rebautizó como fregona. Esos primeros tiempos fueron complicados, teniendo que hacer demostraciones por doquier para convencer de su utilidad y visitando ferias de muestras para promocionar el producto. Pero enseguida caló en la población española, extendiéndose con los años su uso por todo el mundo. En 1964 nacería el modelo de cubo que estamos todos acostumbrados a ver, con su escurridor en una sola pieza de plástico con forma de tricornio. Lo curioso del caso es descubrir que se inspiró en la generatriz curva, usada en el diseño fuselajes de los aviones con el fin de darles resistencia, para crear este cubo. Pero esta invención no se ha librado, como ha ocurrido con tantos inventos, de la polémica de la atribución de la autoría, y así, Emilio Bellvis Montesano, uno de los socios de Manuel Jalón, acabo atribuyéndose durante años la patente de la fregona, hasta que en 2009 la justicia dio la razón al genuino inventor.

Pero este no sería su único aporte para mejorar nuestra calidad de vida. De lo que más orgulloso se sintió siempre Manuel Jalón fue de sus aportaciones a la creación de la jeringuilla desechable. Desarrollada entre 1973 y 1978, la nueva jeringuilla desechable empezó ser comercializada por la empresa Fabersanitas, ubicada en Fraga (Huesca) con tremendo éxito debido al diseño de Manuel Jalón, que la hizo mucho más fina, transparente, de deslizamiento suave, y sobre todo, fácilmente destruible después de ser usada. Arrasó prácticamente con la competencia y aún a día de hoy, ya en propiedad de la multinacional Becton Dickinson, la fábrica de Huesca sigue siendo una de las mayores productoras de material médico desechable.

Manuel Jalón falleció el 16 de Diciembre del 2011 dejándonos este pequeño pero importante legado en nuestras vidas.  Así que la próxima vez que os pongáis a fregar el suelo, recordad a este insigne inventor y reflexionad sobre como para algo tan aparentemente simple como una fregona, hizo falta un ingeniero aeronáutico para inventarla.

Publicado por el 5 marzo, 2012 en Historia olvidada | 4 comentarios

Simplemente realidad

Gracias, mundo, por no ser más que mundo y ninguna otra cosa.

16: Moments

Publicado por el 28 febrero, 2012 en Frases | Lee el primer comentario

El videojuego más peligroso del mundo

Durante 1981 se instalaron en varios locales de videojuegos de Portland, en el estado norteamericano de Oregón, una máquina de arcade con el nombre de Polybius, un supuestamente inofensivo videojuego con gráficos vectoriales que consistía en el clásico mata-marcianos, en el que manejabas una nave con el mando, moviéndola a través de escenarios (que eran los que realmente se movían, no la nave), con llamativos colores y efectos lumínicos. Pero al poco tiempo se empezaron a producir extraños efectos entres los chavales que jugaban, como terribles pesadillas, pérdidas de memoria, nauseas, vómitos, tendencias suicidas, vamos, un buen recital de síntomas de lo más agradables. Pero a pesar de eso, el juego generaba una terrible adicción que hacía que aún pasándolo mal, las supuestas víctimas del juego quisieran jugar cada vez más.

¿Y quién podía estar detrás de este peligroso juego? Supuestamente la fabricación de este arcade vino de una subcontrata a una empresa alemana con el curioso nombre de Sinneslöschen, que significa “privación sensorial”. Pero detrás de todo esto estaría alguna agencia gubernamental (el FBI o la CIA), con el fin de realizar un experimento psicológico, al estilo del clásico proyecto MK-ULTRA, incluyendo dentro del propio videojuego mensajes subliminales del tipo “matate”, “no pienses”, “rindete”. Se decía que se habían visto a hombres de negro por los salones recreativos apuntando en libretas, por supuesto negras, observaciones sobre los efectos del videojuego, detalles, puntuaciones, situados allí para ver los efectos de una forma directa. El arcade se distribuyó por algunos lugares más de Estados Unidos, pero al poco tiempo fue retirado supuestamente por el gobierno para que nada se supiera del experimento.

Lógicamente todo esto que acabo de contar es una simple leyenda urbana, que como buena leyenda ha ido creciendo a lo largo de los años, apareciendo siempre alguien que conoce a alguien que jugó a este juego. Su nacimiento no está muy claro, pero pudo deberse quizás a los problemas provocados por una primera versión del juego Tempest de Atari, de similares características a Polybius, que provocó algunos episodios de epilepsia fotosensitiva. Con los años el Polybius se convertido en una especie de icono cultural que hasta ha aparecido, por ejemplo, en un episodio de Los Simpson del año 2006. Por la red circulan videos caseros que muestran el arcade , y hasta existen supuestas recreaciones, más bien creadas ex profeso a partir de la leyenda, pero por ahora nadie ha conseguido encontrar una sola de estas máquinas recreativas. Y nadie lo hará.

Publicado por el 27 febrero, 2012 en Leyendas urbanas | 3 comentarios

La venganza de los soldados aragoneses

Alboreaban el siglo XIV y la primavera la noche que Roger de Flor, el templario, el capitán, el césar, se sentaba, rodeado de sus fieles oficiales, al banquete triunfal que le coronaba como salvador de Bizancio. Pero esa noche sería su última noche. Mercenarios alanos, bajo las órdenes del hijo del emperador Andrónico II pasarían a cuchillo a Roger y sus hombres. Ellos, que tres años antes habían sido recibidos como una bendición frente a la avalancha turca que se avecinaba desde el este, eran ahora cruelmente asesinados ante su ambición desmedida y su poder creciente. El miedo había llevado a los círculos de poder bizantinos a consumar una traición sangrienta. Había caído la cúpula de los almogávares, pero los soldados iban a vengar la muerte de sus compañeros de armas con una brutalidad extrema.

Almogávar. Este nombre, de origen incierto y hoy casi olvidado, causó temor durante décadas en los confines de Europa. Bajo este apelativo, y defendiendo las barras del Reino de Aragón, mercenarios aragoneses, catalanes, valencianos y mallorquines, e incluso también navarros, gallegos y asturianos, se curtieron en la guerra contra el invasor musulmán y formaron el cuerpo de infantería ligera más poderoso de su época. “Desperta, ferro”, su grito de guerra, anunciaba bien a las claras que el hierro se iba a cernir sin piedad sobre quien se opusiese a las huestes de San Jorge.

Tras ganarse una reputación en la Reconquista y en la defensa victoriosa de las tierras aragonesas ante el ataque de la alianza europea instigada por el Papa y encabezada por las tropas de Felipe III de Francia, los almogávares siguieron combatiendo, matando y muriendo por la Cimera del Dragón en Túnez e Italia y en 1302 partieron, comandados por Roger de Flor, en la expedición al Imperio Bizantino para socorrer al emperador de oriente ante la amenaza otomana. Allí repelieron todas las ofensivas turcas, dejando decenas de miles de muertos, y llegaron a tomar Éfeso.
Pero los almogávares eran difíciles de controlar, su presencia degeneraba a menudo en desmanes y su poder militar llegó a ser visto como una amenaza por la propia corte de Constantinopla. Se habían convertido en un inquilino incómodo…

Entrada de Roger de Flor y sus tropas en Constantinopla

Ya conocemos que el recelo bizantino se convirtió en traición y ésta desencadenó una venganza (denominada la “venganza catalana”) en la que las tropas almogávares derrotaron al ejército bizantino y saquearon, arrasaron y asesinaron todo lo que encontraron a su paso en Grecia. Los mercenarios alanos fueron perseguidos y aniquilados por miles.

Terminada su venganza los almogávares decidieron quedarse, y , excomulgados por el Papa, mantuvieron durante varias décadas el ducado de Atenas bajo el dominio de la Corona de Aragón. Aún hoy se recuerdan su valor y su crueldad, y su nombre todavía asusta a los niños en aquellas tierras alejadas de las montañas del Pirineo que les vieron nacer.

Publicado por el 23 febrero, 2012 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Tesla también quiso volar

Seguro que algunos reconocéis la imagen de arriba, aunque solo os suene de haberla visto en algún telediario. Se trata de un Harrier, uno de los famosos aviones de despegue/aterrizaje vertical (VTOL en inglés), creado por los británicos en los años 60 y cuyos modelos han pervivido hasta la actualidad. Los primeros intentos de desarrollar aviones con esta tecnología datan de los años 50 por parte de la empresa aeronáutica Lockheed, pero lo que mucha gente desconoce es que los primeros diseños de un sistema de este tipo fueron realizados por nuestro genio de cabecera, Nikola Tesla.

Si vamos a su lista de patentes en Estados Unidos, nos podemos encontrar con las patentes U.S. Patent 1,655,113 y la U.S. Patent 1,655,114 (la segunda es una pequeña correción de la primera), que bajo el título de Method of Aerial Transportation (Método de Transporte Aéreo) y fechadas en Enero de 1928, nos presenta lo que podríamos considerar una mezcla de helicóptero y avión que Tesla denomina helicoptero-plano. Se trataría de un aeroplano que tendría una hélice situada en al parte superior para realizar el despegue/aterrizaje y que luego se colocaría en posición frontal durante el vuelo normal, y cuyo método de propulsión estaría basado en su turbina, por lo que podríamos considerarlo como uno de los precursores de los motores a reacción. Los conceptos de este sistema fue ideados por Tesla muchos años antes de que finalmente decidiera patentarlo. Según la revista yugoslava Review, puede que cuando su laboratorio fue destruido por un incendio en 1895 (cuando la aviación estaba aún en pañales) se perdieran los primeros diseños de sus sistema VTOL, pero lo que se sabe a ciencia cierta es que ya en 1911 estaba trabajando en los diseños, ya que al año siguiente, como comentamos en el artículo sobre John Jacob Astor IV, quiso que su antiguo amigo colaborase en la financiación de este proyecto, colaboración que no fue posible por la desaparición del millonario en el hundimiento del Titanic. En 1921 realizaría la primera patente en el Reino Unido, y al año siguiente también lo llego a registrar en España. Pero lamentablemente, por falta de fondos y que quizás, como en tantas cosas, estaba demasiado adelantado a su tiempo y el estado de la tecnología no era lo suficientemente avanzado, nunca llegó a realizar un prototipo.

Pero de lo que no cabe ninguna duda es que sus diseños sirvieron de inspiración para la creación de los primeros aviones con VTOL, y sigue siendo referenciadas en otras patentes como la de Boeing de 1998 sobre un avión de despegue vertical con rotación de hélices como el de Tesla, o un avión VTOL para el transporte de cargas de la empresa californiana AeroVironment, especialistas en los aviones no tripulados de reconocimiento usados por los militares norteamericanos. El legado de Tesla continua en nuestros días en las tecnologías más insospechadas

Publicado por el 25 enero, 2012 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

El pueblo con el nombre más largo del mundo

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch.

No, no es que el gato haya saltado sobre el teclado (algo que por otra parte no sería especialmente raro si tuviera gato).
Ese chorro de letras, impronunciable para cualquier súbdito español, es el nombre de un pueblo galés, situado en la isla de Anglesey, y está considerado como el topónimo de localidad más largo del mundo actualmente en uso (y ojito también a la url del enlace)

Al parecer, en castellano el nombre significa algo así como “La iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco, cerca de un torbellino rápido; y la iglesia de San Tisilo, cerca de la gruta roja”, lo cual demuestra que los galeses son gente que gusta de descripciones precisas de las cosas…
La pronunciación, transcrita para un hispanohablante a partir del idioma galés, sería algo así: Hlan-vair-puhl-güin-guihl-go-gue-ra-juern-drob-uhl-hlan-ti-si-lio-go-go-goj.

La versión abreviada del nombre es Llanfair PG y el pueblo, de unos 3000 habitantes, recibe bastante turismo derivado de su peculiar denominación. Si alguna vez os acercáis a latitudes galesas, una foto ante el cartel con el nombre de la localidad isleña será un recuerdo curioso.

Fuente: 475lidobeach.com

Aunque éste está reconocido como el nombre de localidad de mayor longitud en el mundo, hay dos topónimos más largos. Uno de ellos es el nombre ceremonial de Bangkok, capital de Tailandia, aunque no es admitido por el Guinness World Records por considerarse que está en desuso. El segundo corresponde al nombre en maorí de una colina de Nueva Zelanda y consta de 85 letras. No lo voy a escribir, porque creo que ya habéis resultado bastante cómicos tratando de leer en voz alta el nombre del pueblecito galés…

Y, por cierto, en España, el municipio que ostenta el honor de tener el nombre de mayor longitud es el burgalés de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja.

Publicado por el 23 enero, 2012 en Viajes | 6 comentarios

¿Abandonamos con el correo electrónico o cambiamos su gestión?

Hoy en día, el correo electrónico sigue siendo la herramienta más utilizada cuando se trata de entablar una comunicación a través de Internet. Bien es cierto que cada vez existen más herramientas colaborativas que prometen sustituir al correo electrónico  en nuestras comunicaciones diarias.

Google Wave

Algunas de estas herramientas terminan pronto en el olvido. Entre estas herramientas que prometían un cambio radical con respecto al correo estaba Google Wave,

un proyecto que ha sido abandonado por Google y dejará deprestar servicio este mes de enero.  Si resurge en el futuro este producto, podrá ser de mano de la fundación Apache, quien ha recogido las especificaciones de este protocolo para crear Apache Incubator.
Aunque parezca totalmente imprescindible el uso del correo electrónico en trabajo diario, hay algunas personas que lo han conseguido eliminar del todo. Hace unos meses, leí una entrevista en RTVE.es a Luis Suarez, “evangelista de redes sociales y gestión del conocimiento de IBM que vive y teletrabaja en Maspalomas”, tal y como lo definían en la entrevista.

Luis Suarez en el evento EBE 2008.

Luis Suarez en el evento EBE 2008. Foto (CC) Victoriano Izquierdo Ramírez @ Flickr

Hablaba sobre el teletrabajo, pero lo que más me llamó la atención fue  los comentarios que hizo respecto al uso del correo electrónico. Ya no lo emplea, lo ha cambiado por otras herramientas como Twitter, skype o los blogs.  Parece sorprendente que haya podido realizar esto, y más teniendo en cuenta que teletrabaja. Desde luego, es totalmente recomendable visitar su blog , con un montón de consejos y de ideas.

El hecho de pensar que el correo electrónico  hace ser menos productivo en el trabajo es una idea que lleva rondando ya un tiempo. Así,  hace casi ya un año salió en la prensa la noticia de que la empresa Atos iba a sustituir el correo electrónico para sus 80.000 empleados por otras herramientas como Facebook o twitter. De este tema se habló en barrapunto también, pero casí 12 meses después, desconozco como ha sido esta sustitución del correo electrónico.

Personalmente, sigo pensando que el correo electrónico es imprescindible, pero también noto un abuso de su uso que genera una gran cantidad de correos diarios que no serían necesarios. Esto me ha hecho pensar que la organización de los correos en 20 carpetas, algunas más subcarpetas, y un número indefinido de reglas de correo que no siempre funcionan como se espera, no era la mejor opción.

Fue de esta forma como encontré el método de Tres Carpetas que propone Gina Trapani.

Gina Trapani

Gina Trapani

Gina Trapani fue fundadora de Lifehacker, ha desarrollado Todo.txt Apps, y dirige una plataforma de crowdsourcing, ThinkUp. Supongo que ella sabrá por experiencia lo que es recibir una gran cantidad de correos electrónicos, así que sus consejos sobre como gestionarlos merecen la pena leerlos.
Su sistema consiste básicamente en tener tres carpetas para los correos: FollowUp, Archive y Hold.

Carpetas propuestas por Gina Trapani

La bandeja de entrada hay que mantenerla vacía; cuando se recibe un correo o se borra, o se mueve a una de estas tres carpetas.
Aparte de esta clasificación en tres carpetas, el segundo punto es usar las herramientas de búsqueda que proporciona el cliente de correo. Con el tiempo, la carpeta Archive es un gran almacén de correos, pero con unas búsquedas adecuadas es fácil encontrar el correo deseado. En el artículo de Lifehacker se explica con detalle para qué es cada carpeta y qué correos debe ir a cada una de ellas. De ello, este método no deja de ser una modificación de otro método denominado “Ibox Makeover” visto en macworld.com. Esto me hace pensar que lo de tener 20 carpetas quizás no sea una opción tan buena como creía ;)
De momento, llevo desde primeros de enero usando este método de tres carpetas. Todavía es pronto para pronunciarme sobre sus ventajas e inconvenientes, dentro de un tiempo veremos. Y vosotros, ¿Habéis conseguido abandonar el correo electrónico por otras herramientas? ¿Recibís más correos de los que se consideran importantes? ¿En cuantas carpetas organizáis vuestros correos?

http://lifehacker.com/

Publicado por el 16 enero, 2012 en Tecnología | 2 comentarios

El futuro pertenece a los curiosos

The Future Belongs to the Curious from Skillshare on Vimeo.

Aprender cualquier cosa, de cualquier persona, en cualquier lugar. Este es el lema de Skillshare, una pequeña empresa creada por el emprendedor Michael Karnjanaprakorn, que ofrece lo que denominan una especie de mercado del conocimiento. La base de este sistema es que si tienes conocimientos de algún tema, desde matemáticas hasta hacer buñuelos de viento, y quieres compartir tu sabiduría, puedes promocionar tu curso en la plataforma de Skillshare para toda la gente que quiera asistir pueda comprar un ticket, con precios entre los 15$ y 20$.  Una visión diferente, pero en cierta forma tan rupturista como la que presentamos hace algún tiempo con la Academia Khan. En el aquel caso hablamos de enseñanza gratuita en Internet, pero en este caso nos encontramos con una red de intercambio de conocimiento directamente de persona a persona, enseñanza en el mundo real sin Internet por el medio, con el que se puede conseguir una remuneración económica si eres profesor, y una forma barata de aprender algo si eres alumno, además de poder relacionarte con gente con tus mismos intereses. Skillshare se lleva solo un 15% de cada ticket que se venda para cada clase, lo que da un buen margen al quiera enseñar algo, teniendo la libertad de fijar el precio del ticket. En principio, parece que es un sistema mejor que dejar un cartel en la farola ofreciendo clases de inglés ;-).

Por ahora esta implantada en Estados Unidos principalmente, aunque se está expandiendo por todo el mundo. No ha llegado aún a España, pero supongo que solo faltará que haya gente interesada en esta iniciativa para que empiece a funcionar en alguna de las capitales españolas. ¿Triunfara este modelo distinto de educación que intenta democratizar el aprendizaje? ¿Podemos aprender todo de todos o tenemos que meternos siempre en alguna institución (universidad, academia, etc.) para aprender realmente?

No tengo clara la respuesta a estas preguntas, pero si se que nunca debemos dejar de ser curiosos, de querer aprender sobre cualquier tema, por estrambótico que sea o por complicado que nos parezca. Como dicen en el vídeo, lo que importa no es lo que preguntes sino hacer la pregunta, querer saber. Y si esta es una forma de ayudar a ello, bienvenida sea. Recordad, cuando dejamos de aprender y de tener curiosidad por el mundo que nos rodea es cuando empezamos a morir de verdad…

Publicado por el 12 enero, 2012 en Tecnología | 2 comentarios