El Tiempo es Oro: Los Bancos de Tiempo

En momentos de crisis económica como los que vivimos actualmente, en que las cuentas corrientes de muchas personas se encuentran con escasos fondos, el único bien que le queda a mucha gente es su tiempo, y ese tiempo se puede intercambiar con el de otras personas. Para gestionar ese tiempo es para lo que han nacido los Bancos de tiempo, que nada tienen que ver con los clásicos Bancos que pueblan los titulares de los periódicos todos los días, ya que lo importante en ellos es que la gente colabore.

Cartel del Banco de Tiempo de Pinoso, Alicante


¿Como funciona un Banco de tiempo? Lo idea básica es que lo aquí se intercambia es servicios por tiempo, siendo habitualmente la unidad básica el trabajo por hora. Es decir, si a ti se te dan bien las matemáticas y das una clase de una hora, entonces tienes esa hora en tu cuenta del banco para recibir algo a cambio, por ejemplo una hora de clase de tenis. Un sistema sencillo basado en el intercambio de favores que los seres humanos llevamos aplicando desde el principio de los tiempos, pero que gracias a los Bancos de tiempo, se puede realizar una gestión más justa de tal manera que cada persona reciba los favores de forma equitativa a su aportación. La forma habitual de operar es que tanto personándote físicamente en los locales del Banco o a través de Internet, te registras abriendo una cuenta, indicando qué tipos de servicios puedes ofrecer, teniendo a la vez a tu disposición todos los servicios que ofrecen el resto de socios del Banco. Una vez dado u obtenido el servicio, la transacción de tiempo queda registrada en tu cuenta sumándose o restándose las horas empleadas.


Ver Bancos de Tiempo y Monedas Sociales en España en un mapa más grande

El origen de este concepto de intercambio parece provenir del anarquista norteamericano Josiah Warren, creador en 1827 de la Tienda de tiempo de Cincinnatti, que seguía una filosofía semejante a los actuales Bancos de tiempo. En España, dada la situación económica que llevamos arrastrando desde 2008, ha habido una eclosión en la creación de este tipo asociaciones, que actualmente está por encima de las trescientas. Las hay de todo tipo, desde las auspiciadas directamente por los ayuntamientos, como las creadas como asociaciones sin ánimo de lucro en ciudades, pueblos y barrios de toda la geografía española. Recientemente se ha creado la ADBdT (Asociación para el desarrollo de los Bancos de Tiempo), que ofrece ayuda y consejos para la creación de los Bancos, mediante su wiki, su alojamiento gratuito, basado en WordPress, y su software de gestión TimeOverflow, aún en desarrollo, escrito en Ruby on Rails. En la página de Vivir sin Empleo también se puede encontrar mucha información sobre este y otros sistemas de lo que se podría denominar la “economía colaborativa”.

No puedo opinar sobre el funcionamiento de estos Bancos de tiempo, pues nunca he participado en ninguno ya que desconocía su existencia hasta hace unas semanas, pero en principio parecen una gran idea para poder conseguir servicios sin tener que gastar dinero, poder compartir tus conocimientos y habilidades con otras personas, y también, por supuesto, para mejorar las relaciones sociales.

Publicado por Vik-Tor el 28 enero, 2013 en Monografías | Lee el primer comentario

  • 28 enero, 2013, 7:38
    Bitacoras.com dijo,

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En momentos de crisis económica como los que vivimos actualmente, en que las cuentas corrientes de muchas personas se encuentran con escasos fondos, el único bien que le queda a mucha gente es su tiempo, y ese tiempo se pue……

Escribe un comentario