Crowdfunding en la práctica: algunos proyectos que te sorprenderán.

En artículos recientes os hemos estado contando, entre otras cosas, las perspectivas presentes y futuras del fenómeno del crowdfunding, así como las principales plataformas de financiación colectiva en España. Y llevamos ya un tiempo haciendo un atento seguimiento al proyecto de El Cosmonauta, un hito del crowdfunding patrio.

Hoy vamos a repasar algunos proyectos sorprendentes que se han puesto en marcha gracias a la financiación colectiva en todo el mundo.
En términos de volumen, la plataforma norteamericana Kickstarter, con cerca de 400 millones de dólares comprometidos en más de 70.000 proyectos, es un referente a nivel mundial, y ha sido el trampolín de algunos de los proyectos más relevantes de la historia del crowdfunding, entre los que podemos encontrar Printrbot (una impresora 3D), Double Fine Adventure (nuevo videojuego de Tim Schafer, creador de las conocidas aventuras gráficas Day of the tentacle y The secret of Monkey Island), LIFX (una bombilla LED con conectividad wifi, eficiente y cuya intensidad luminosa y color pueden ser controlados por medio del teléfono móvil) y, sobresaliendo sobre el resto en cuanto a su recaudación, Pebble y Ouya.

Pebble es un reloj de tinta electrónica, que se puede sincronizar vía Bluetooth con el teléfono móvil, es personalizable en cuanto a su aspecto, tiene capacidad para ejecutar aplicaciones para deportes, notificaciones de mensajes, control de dispositivos de música… y que además dispondrá de un SDK abierto para el desarrollo de nuevas aplicaciones que aumenten su funcionalidad. El proyecto ha recaudado más de 10 millones de dólares para su financiación, lo que supone el récord absoluto en la historia de Kickstarter.

Por su parte, Ouya es una nueva consola basada en el sistema operativo Android, que se prevé vea la luz al comienzo de la próxima primavera a un precio de unos 80 euros. Ha sido desarrollada gracias a los más de 8 millones de dólares que consiguió recaudar mediante financiación colectiva y podrá ejecutar todo el catálogo de juegos existentes para el operativo de Google, además de ser totalmente rooteable y ofrecer un kit de desarrollo abierto para que cualquiera pueda lanzarse a crear sus propios videojuegos. El apoyo obtenido y la expectación que ha generado son una buena muestra del ansia con que se espera la consecución de este proyecto entre la comunidad de gamers.

Si no os ha interesado ninguno de los proyectos que hemos visto hasta ahora, quizá un robot araña gigante os resulte más atractivo (muhahahaha…). Seguro que muchos alguna vez habéis deseado tener uno para hacer buen uso de él en algún atasco…pues os presentamos a Stompy, un robot hidráulico hexápodo de código abierto, de más de 5 metros de altura y 1800 kilos, y que puedes pilotar. Hechas las presentaciones, os dejamos con un vídeo para ver al bicho:

Dejando Kickstarter, nos encontramos en Fundable con un curioso proyecto que pretende unir el juego social a través de dispositivos móviles con los microcréditos a países en desarrollo. Su nombre es Seeds y se autodefine como una unión entre Farmville y Kiva. Ya existe un prototipo funcionando y los primeros microcréditos ya han llegado a Kenia. En la página del proyecto podréis ver la idea desarrollada con más detalle.

Y finalizaremos este repaso con un proyecto centrado en uno de los personajes favoritos de éste nuestro humilde blog, que no es otro que el gran Nikola Tesla. A través de Indiegogo se han recaudado más de 1,3 millones de dólares para construir un museo dedicado al genio serbio, considerado el padre de la corriente alterna y de una extensa lista de inventos y descubrimientos. Parte de este dinero irá destinado a la adquisición de los terrenos en los que se encontraba el laboratorio de Tesla cerca de Nueva York. Aquí podéis encontrar más información sobre la marcha del proyecto y también una divertida argumentación acerca de por qué Nikola Tesla es el geek más grande que jamás haya existido.

En resumen, la financiación colectiva ha permitido, permite, y esperemos permitirá hacer grandes cosas y sacar adelante ideas verdaderamente interesantes. ¿Es el nuevo motor de financiación para los nuevos tiempos que se nos vienen encima? No lo sé, cada uno podrá formarse su opinión, pero parece que, en colectivo, los sueños son menos imposibles.

Publicado por Viyu el 20 diciembre, 2012 en Monografías | 2 comentarios para leer

Escribe un comentario