Los héroes menos conocidos del día D

Hoy, sexto día del mes de junio, se cumplen 67 años del desembarco aliado en las costas de Normandía durante la Segunda Guerra Mundial, la mayor operación naval de la Historia, que significó el comienzo de la campaña militar que acabaría librando a Francia del nazismo y forzaría el fin de la guerra en el continente europeo.

Se ha escrito, narrado y filmado mucho sobre este acontecimiento y pocas cosas se pueden añadir ya pero, aunque es sobradamente conocido el papel jugado por estadounidenses y británicos en este día, quizá no todo el mundo conozca la aportación decisiva de un extenso, discreto y tranquilo país: Canadá.

Aquel histórico día las tropas aliadas alcanzaron las costas normandas en cinco playas: los americanos en Omaha y Utah, los británicos en Gold y Sword y los canadienses en Juno, en mitad de la zona británica. Ya en la noche previa, soldados canadienses del Primer Batallón Paracaidista fueron de los primeros aliados que pusieron pie en suelo francés, con la misión de tomar los puentes en los alrededores de Varaville y neutralizar los elementos defensivos alemanes.

Fuente: cbc.ca

A primera hora de la mañana siguiente, con un mar en condiciones muy adversas, la Tercera División de Infantería de Canadá desembarcaba en la playa de Juno, bajo intenso fuego enemigo y con tardío apoyo de los tanques anfibios Sherman DD. Al finalizar el día, tras duros combates con la 716 División alemana, los canadienses, a pesar del elevado número de bajas sufridas, habían penetrado en territorio francés más que ningún otro ejército aliado, habiendo llegado a cruzar la carretera Caen-Bayeux, varios kilómetros hacia el interior.

Pero los canadienses ya habían pagado un precio muy alto dos años antes, en agosto de 1942, cuando más de 4000 de sus hombres fueron masacrados por los alemanes durante el asalto a la costa francesa en la localidad de Dieppe, en una operación, de nombre clave Jubilee, que pretendía capturar el puerto, retenerlo cierto tiempo y volver al otro lado del Canal, para demostrar de esta forma que era posible desembarcar y establecer una cabeza de playa en la Francia ocupada. La operación resultó un absoluto desastre y una prueba muy dura para el país de la hoja de arce, pero también supuso un valioso aprendizaje de cara al día D, en el que devolvieron el golpe.

Soldados canadienses desembarcando en Juno. Fuente: cbc.ca

Recreando este hecho histórico y como homenaje a la contribución de los soldados canadienses en el asalto al “muro atlántico” se estrenó en el país norteamericano a finales del año pasado año la película documental “Storming Juno“, que recrea cinematográficamente, con gran despliegue de medios, los acontecimientos de aquel día en la playa con nombre de diosa e incluye testimonios reales de algunos participantes. Un pequeño tributo a aquellos jóvenes canadienses que dieron, con su sacrificio, un importante paso para liberar a los pueblos de Europa de la tiranía.

Storming Juno – Official Trailer

Publicado por Viyu el 6 junio, 2011 en Historia olvidada | 4 comentarios para leer

Escribe un comentario