El ingeniero que nos ayudó a fregar mejor

A finales del pasado año se nos fue uno de esos genios de la inventiva española que, aún sin ser muy conocidos, se merecen también letras de oro en la historia de España. Manuel Jalón Corominas no hizo un gran descubrimiento técnico ni científico, pero creo algo fundamental para facilitarnos la vida cotidiana: inventó la fregona.


Manuel Jalón, nacido en Logroño en 1925, estudió Ingeniería Aeronáutica y durante muchos años trabajo por varios lugares del mundo en el área de creación y mantenimiento de aviones, llegando a ser Oficial de Mantenimiento de Aviones en las Fuerzas Áreas estadounidenses y ser admitido en 1965 en el American Institute of Aeronautics and Astronautics. Pero a pesar de ser un gran profesional de la aeronáutica, sus inquietudes inventivas le llevaron por otros derroteros. Y así, durante su estancia en Zaragoza a mediados de los años 50 del pasado siglo, siendo supervisor de los talleres de mantenimiento y reparación de los F86 Sabre, decide dar una vuelta a su carrera profesional y participa en la fundación de Manufacturas Rodex S.A., la empresa donde vería la luz la fregona.


Jalón se inspiro para la creación de la fregona en el sistema que usaban en Estados Unidos para limpiar los hangares, con grandes cepillos y trapos con palos. El principal fin de su inventor era conseguir que las mujeres dejaran de fregar de rodillas, que, a parte de ser un tanto humillante, causaba problemas como bursitis o artrosis. Según sus palabras “Intenté dignificar un trabajo humilde. Fregar de rodillas sólo lo soportaban las mujeres sin otra posibilidad. Incluso las amas de casa de clase media esperaban a que el marido no estuviese en casa para arrodillarse a fregar”. La primera versión de la fregona incluía un cubo con rodillos que se usaba para exprimir lo que primero se denominó lavasuelos, pero que al empezar a comercializarse, su primer vendedor, Enrique Falcón Morellón, la rebautizó como fregona. Esos primeros tiempos fueron complicados, teniendo que hacer demostraciones por doquier para convencer de su utilidad y visitando ferias de muestras para promocionar el producto. Pero enseguida caló en la población española, extendiéndose con los años su uso por todo el mundo. En 1964 nacería el modelo de cubo que estamos todos acostumbrados a ver, con su escurridor en una sola pieza de plástico con forma de tricornio. Lo curioso del caso es descubrir que se inspiró en la generatriz curva, usada en el diseño fuselajes de los aviones con el fin de darles resistencia, para crear este cubo. Pero esta invención no se ha librado, como ha ocurrido con tantos inventos, de la polémica de la atribución de la autoría, y así, Emilio Bellvis Montesano, uno de los socios de Manuel Jalón, acabo atribuyéndose durante años la patente de la fregona, hasta que en 2009 la justicia dio la razón al genuino inventor.

Pero este no sería su único aporte para mejorar nuestra calidad de vida. De lo que más orgulloso se sintió siempre Manuel Jalón fue de sus aportaciones a la creación de la jeringuilla desechable. Desarrollada entre 1973 y 1978, la nueva jeringuilla desechable empezó ser comercializada por la empresa Fabersanitas, ubicada en Fraga (Huesca) con tremendo éxito debido al diseño de Manuel Jalón, que la hizo mucho más fina, transparente, de deslizamiento suave, y sobre todo, fácilmente destruible después de ser usada. Arrasó prácticamente con la competencia y aún a día de hoy, ya en propiedad de la multinacional Becton Dickinson, la fábrica de Huesca sigue siendo una de las mayores productoras de material médico desechable.

Manuel Jalón falleció el 16 de Diciembre del 2011 dejándonos este pequeño pero importante legado en nuestras vidas.  Así que la próxima vez que os pongáis a fregar el suelo, recordad a este insigne inventor y reflexionad sobre como para algo tan aparentemente simple como una fregona, hizo falta un ingeniero aeronáutico para inventarla.

Publicado por Vik-Tor el 5 marzo, 2012 en Historia olvidada | 4 comentarios para leer

  • 5 marzo, 2012, 7:40
    Bitacoras.com dijo,

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: A finales del pasado año se nos fue uno de esos genios de la inventiva española que, aún sin ser muy conocidos, se merecen también letras de oro en la historia de España. Manuel Jalón Corominas no hizo un gran descubrim……

  • 19 julio, 2012, 14:53
    rocio dijo,

    Me encantado la historia de Manuel Jalon , aora estoy segura que cuando me ponga a limpiar con la fregona, me acordare de el , era un hombre muy emprendedor.

  • 19 julio, 2012, 17:02
    Vik-Tor dijo,

    España esta llena de grandes emprendores, si es que con ponerle un palo a algo ya se puede crear innovación, una fregona, un chupa-chups… :-)

  • 29 julio, 2012, 2:00
    ProgrammingHeroes dijo,

    La verdad es que es difícil de creer que anteriormente nadie hubiera hecho uso de un palo con un trapo en un extremo. Estoy seguro de que alguna mujer ya lo pensó para ahorrarse trabajo, otra cosa es que lo patentara.
    ¡gran artículo!

Escribe un comentario