El increíble infiltrado en el Ku Klux Klan

En el año 1979 el grupo racista más famosos del mundo, el Ku Klux Klan decidió abrir una nueva “delegación” en la ciudad de Colorado Springs, en el estado norteamericano de Colorado, y no se les ocurrió mejor manera de atraer nuevos miembros que poner un anuncio en el periódico. La policía de la ciudad decidió usar ese contacto para tratar de infiltrarse en la organización y el elegido para tal tarea fue el agente Ron Stallworth. Aunque este agente tenía una curiosa peculiaridad que en principio lo debería haber descartado para la misión. Era negro.

Ron Stallworth en la actualidad Fuente:columbiacollegealumni.org

La historia comienza cuando Stallworth se encuentra con tal reclamo de reclutamiento en el periódico, y ya que trabajaba en el departamento de inteligencia de la policía de Colorado Springs, decidió llamar por teléfono al número que se indicaba en el anuncio, pensando que la investigación no llegaría muy lejos. Quién contestó a su llamada le contó que querían iniciar un grupo en su ciudad, comentándole si estaba interesado en empezar con ellos y cual eran sus motivos para unirse al Klan. El agente salió rápidamente al paso diciendo que se consideraba un americano ario puro que se sentía perjudicado por otras razas como los judíos, los negros, los mexicanos, etc., además de que había descubierto que su hermana salía con un hombre negro, lo cual, obviamente, le había indignado. Con tales declaraciones su interlocutor, un militar, quedó convencido que era el tipo de hombre que estaba buscando para su causa. Curiosamente Stallworth le dijo su nombre real, una forma un poco atrevida de infiltrarse.

Carnet del Ku Klux Klan perteneciente a Stallworth

No tardaron en fijar un primer contacto en persona, por lo que Stallworth le dio la descripción de un compañero suyo que trabajaba en narcóticos, que era obviamente blanco. Este fue el agente que se presentó ante el militar, tras conseguir imitar más o menos la voz de Stallworth y portando las identificaciones sin fotografías, como tarjetas de crédito. En el encuentro le entregaron propaganda de la organización y el formulario para apuntarse al Klan. Así comenzó una investigación de un año durante el cual Stallworth siguió con las conversaciones telefónicas con miembros del Klan sin que nadie sospechara nada. Llegó incluso a hablar con David Duke, uno de los principales líderes del grupo, preguntándole en una ocasión si no tenía miedo que la policía pudiera infiltrarse o que incluso gente negra intentara obtener información del Klan. Duke le respondió que era imposible, que él era capaz de reconocer a un negro por la forma de hablar, por como pronunciaban las palabras y que estaba seguro que Stallworth era blanco porque no pronunciaba las palabras de esa forma. A partir de ese momento nuestro protagonista se dedicó a pronunciar las palabras de la forma que decía Duke. Un auténtico crack el agente Stallworth.

La investigación ayudo a obtener información importante sobre el Ku Klux Klan, ya que había varios militares implicados, entre ellos dos que trabajan en el NORAD con acceso a misiles nucleares, además de impedir que se implantara el grupo en la ciudad de Colorado Springs. Ron Stallworth actualmente vive con su familia en Utah, felizmente retirado ya, enseñando orgulloso siempre que puede su carnet del Ku Klux Klan.

Publicado por Vik-Tor el 20 octubre, 2011 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

  • 20 octubre, 2011, 7:38
    Bitacoras.com dijo,

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En el año 1979 el grupo racista más famosos del mundo, el Ku Klux Klan decidió abrir una nueva “delegación” en la ciudad de Colorado Springs, en el estado norteamericano de Colorado, y no se les ocurrió mejor manera ……

Escribe un comentario