¿Vuelve la burbuja?

A lo largo de la Historia se han producido distintas burbujas económicas, desde la de los tulipanes en la Holanda del siglo XVII hasta la burbuja inmobiliaria que ha tenido lugar recientemente en España.
Es posible que la aparición de este fenómeno sea inherente al capitalismo y a los mecanismos económicos en los que se fundamenta su desarrollo y, probablemente, se podría decir que es inevitable en las sociedades humanas cuando se dan determinadas circunstancias: el establecimiento de expectativas ante el crecimiento económico de algún sector por la coyuntura social o los avances tecnológicos estimula las operaciones especulativas sustentadas por el optimismo imperante.

Ha pasado algo más de una década desde la célebre “burbuja de las puntocom” y cabe preguntarse si el fenómeno podría repetirse, en este caso con las nuevas compañías basadas en redes sociales (Facebook, Twitter o LinkedIn por citar algunos ejemplos)

Recientemente Goldman Sachs ha decidido invertir, junto con la rusa DST, 500 millones de dólares en Facebook, disparando la valoración de la red social liderada por Mark Zuckerberg hasta los 50.000 millones de dólares. Por su parte Twitter, con unos ingresos estimados de 45 millones de dólares, era tasada hace un par de meses en 10.000 millones y Groupon, empresa de cupones de descuento con poco más de dos años de existencia, que rechazó a finales del año pasado una oferta de compra de 6.000 millones realizada por Google, ha recibido una valoración de 25.000 millones de dólares hace poco más de un mes ¿Estamos ante una nueva burbuja?

Burbuja

Fuente: www.ison21.es

El escenario no es el mismo que se presentaba en el cambio de siglo. Por aquel entonces la bonanza económica y el apabullante desarrollo de la tecnología de Internet provocaron una evolución injustificable de los precios y valores bursátiles sustentada en la especulación (Terra fue nuestro mejor ejemplo patrio). No se hicieron estimaciones sobre el valor real de las empresas, las cuales, por su parte, carecían en muchos casos de planes de negocio sólidos. Muchos inversores pecaron de ignorancia y falta de realismo y algunos otros de irresponsabilidad, mientras los medios de comunicación contribuían a inflar la burbuja y cualquier persona “jugaba” en el Nasdaq.

Quienes consideran que no se podrá repetir la debacle de las “puntocom” se fijan en que el panorama económico, marcado por la lenta recuperación de la crisis, dibuja un contexto diferente y argumentan además que la valoración de las nuevas empresas de internet utiliza criterios más tangibles, como la enorme base de usuarios existente y la probada efectividad de la publicidad y la recomendación en estas plataformas, que supone una nueva era para el marketing. A esto habría que unir que, si se ha aprendido alguna lección del pasado, las regulaciones deberían ser más estrictas en las operaciones que están por llegar.

Sin embargo parece que en los círculos de inversores privados, las inversiones en los nuevos negocios basados en redes sociales están causando furor y es posible que éstas se estén haciendo demasiado alegremente, al calor de las altas valoraciones de las compañías, centradas en el potencial a futuro. Las previsibles salidas a bolsa a corto plazo (LinkedIn y Groupon probablemente lo harán este año) estarán envueltas en incertidumbre.

Red social

Fuente: askjameshannan.com

A día de hoy, más allá de la cinematográfica Facebook y del pájaro azul de los 140 caracteres, la cantidad de aplicaciones sociales es muy elevada y las valoraciones de éstas no paran de subir: Zynga, creadores del fenómeno Farmville, se valora por encima de los 5.500 millones de dólares, a LinkedIn se le adjudica un valor superior a los 2.000 millones, y la valoración de Quora, Foursquare, Tumblr y otras sigue creciendo.

En esta situación, ¿se está dando al criterio de número de usuarios la importancia real que tiene o se está sobrevalorando? ¿Justifican las posibles capacidades de marketing de las redes sociales el potencial que se les adjudica? ¿Se puede repetir la historia?

En este interesante artículo un “superviviente” de la caída de las puntocom nos deja su receta para el futuro: creatividad + humildad. Tomemos nota.

Publicado por el 20 abril, 2011 en Tecnología | 4 comentarios

Yo, Ciborg

Imagínate que te implantan quirúrgicamente cien electrodos en los nervios de un brazo. Imagínate que con eso puedes controlar una silla de ruedas eléctrica y una mano robótica. Y que puedes sentir el tacto de lo que siente esa mano robótica e incluso lo que siente otra persona. ¿Te lo has imaginado ya? Te acabas de convertir en un ciborg, un organismo cibernético. ¿Qué tal? ¿Te sientes como si estuvieras dentro de una película de ciencia-ficción? Pues todo esto lo consiguió en el año 2002 el profesor de cibernética Kevin Warwick, de la Universidad de Reading, en el Reino Unido.

Fuente:kevinwarwick.com

La historia comienza unos años antes, en 1998, cuando se inicio el proyecto Cyborg 1.0. A Warwick le implantaron en su antebrazo un chip transpondedor, que le permitía mediante la señal emitida manejar puertas, luces, ordenadores y otros elementos de un edificio inteligente. El chip era monitorizado en todo momento por un ordenador que permitía controlar donde se encontraba Warwick. El experimento duró nueve días y fue todo un éxito demostrando que el chip era lo suficientemente robusto para funcionar correctamente dentro de un cuerpo humano.

Decidido a llegar aún más lejos, en Marzo de 2002 se sometió a la operación que le implantó los electrodos en el nervio mediano de su brazo izquierdo, comenzando así el proyecto Cyborg 2.0. Con estos electrodos se pudo obtener la señal de 25 canales simultáneos que comunicaban la información obtenida del nervio. Con ésto primero fue capaz de conectarse directamente, y también a través de Internet, a un brazo robótico consiguiendo reproducir los movimientos exactos del propio brazo del profesor Warwick, y mediante sensores de la punta de los dedos robóticos, fue capaz de sentir lo que estaba tocando la mano robótica. Otros experimentos fueron el control de una silla de ruedas eléctrica, y la recepción de la señal de una gorra de béisbol equipada con un sensor de ultrasonidos, lo que le permitía sentir la forma de los objetos cercanos al sensor. El último paso del experimento fue el más trascendental cuando a la esposa de Warwick le implantaron una versión reducida de electrodos, con lo que Warwick fue capaz de sentir directamente los movimientos del brazo de ella. Esto si que se puede denominar conectar con los sentimientos con la pareja.

El profesor Warwick es el claro ejemplo del científico capaz de experimentar en sí mismo con el fin de avanzar en el progreso de la ciencia. Los descubrimientos de estos experimentos tienen aplicaciones claras en medicina, pudiendo ayudar a gente con algún tipo amputación o parálisis a que algún día puedan disponer de un miembro o un exoesqueleto biónico, conectado directamente a su sistema nervioso, con el que puedan desenvolverse con cierta normalidad en la vida. Algunos primeros avances a este respecto se han conseguido en el Centro de Medicina Biónica del Instituto de Rehabilitación de Chicago, donde varios pacientes están probando los primeros prototipos de esta tecnología. Curiosamente estas investigaciones está patrocinadas en parte por DARPA, la agencia del Departamento de Defensa norteamericano que estuvo tras los orígenes de Internet con la famosa ARPANET.

Pero a pesar de los beneficios médicos que puede proporcionarnos, Kevin Warwick defiende ir aún más allá, y usar estas tecnología para mejorarnos a nosotros mismos, para en el futuro integrarnos directamente con las máquinas, ampliar nuestra memoria (imagínate consultar la Wikipedia con tan solo un pensamiento) y nuestros sentidos con ellas, y ser capaces de comunicarnos entre nosotros de mente a mente o sumergirnos en realidades virtuales completamente inmersivas como ocurría en Matrix; conseguir, en definitiva, que la especie humana evolucione hacia una especie ciborg. Puede que todo esto suene a una novela ciberpunk de William Gibson, pero la realidad está ahí, a la vuelta de la esquina. Da un poco de miedo, ¿verdad?.

Os dejo enlazadas un par de entrevista con Kevin Warwick, una realizada por Eduardo Punset en el programa de La 2 Redes 2.0 y otra realizada con ocasión de su reciente visita a Madrid el pasado mes de Marzo para dar una conferencia en las Jornadas Ciencia y Sociedad 2011 de la Fundación Banco Santander.

A parte en su libro I, Cyborg, el profesor Warwick nos cuenta su experiencias durante los experimentos.

Publicado por el 13 abril, 2011 en Tecnología | Lee el primer comentario

Los problemas son divertidos

A través de Gaussianos, me he podido enterar que este mes de marzo se celebró en Pamplona una nueva Edición de la Olimpiada Matemática Española.

Esta competición, está orientada a alumnos de bachillerato, y consiste básicamente en la resolución de una serie de problemas con los conocimientos matemáticos que cada participante quiera aplicar.

Además, los primeros clasificados en esta prueba nacional, compiten posteriormente en la Olimpiada Matemática Internacional, competición que se celebró hace 3 años en Madrid; no siempre va a perder Madrid en su candidatura como sede Olímpica.

Yo participé en una ocasión en la Olimpiada Matemática, y aunque me quedé en la fase previa, tengo un buen recuerdo de la experiencia que supuso ese fin de semana intentando resolver problemas. Años después, descubrí una página en la que tienen los problemas propuestos en las últimas Olimpiadas Españolas, y entonces pude resarcirme de aquel problema de los triángulos que recordaba con rencor. Debo confesar que de vez en cuando, entro en esta página para buscar algún problema de estos, y pasar un buen rato entretenido intentando buscar la solución.

Pero si se busca un poco la gracia que proporciona la “competición”, y ante la imposibilidad de volver a participar en la Olimpiada Matemática, tenemos otras alternativas. Una de ellas, es el concurso semanal que está organizando El País, donde se propone cada semana un problema, y se tiene hasta el lunes para mandar la solución.

Otra de las alternativas, aunque ya más orientada a la programación y a la algorítmica, es el Google Code Jam. En este concurso de Google, que se suele celebrar cada año, se proponen distintos problemas en cada fase, que son eliminatorias. El objetivo es resolver una serie de problemas, pero esta vez hay que programar una solución capaz de resolver estos problemas en el menor tiempo posible. También he participado los últimos años, sin ninguna aspiración de nada, solo de intentar resolver algún problema y pasar alguna ronda. Al ser un concurso a nivel mundial, se puede observar el nivel en algunos países, y así ver como en la edición de 2010, entre los 10 primeros había 5 paticipantes rusos, 2 de Japón, 2 de Polonía y uno de China.

Una de las gracias de este concurso de google, es que una vez que finalizan las pruebas, quedan disponibles todas las soluciones aportadas por cada participante, por lo que puedes descargarte el código fuente que empleo cada concursante para resolver cada problema.

Así que el que esté interesado en participar en la próxima edición de este concurso, a partir de la próxima semana comienzan las inscripciones. Yo me apuntaré.

Publicado por el 2 abril, 2011 en Sin categoría, Tecnología | 4 comentarios

¿Otro blog más?

Este es el primer post que escribo en la nueva versión de cornisa.net. Por ello, quería empezar agradeciendo a Viyu y Güevo su invitación para participar en esta aventura, así que intentaré estar a la altura.
No es que sea una aventura arriesgada, y desde luego empezar a escribir un blog en 2011 no es ninguna novedad, e incluso algunos lo pueden considerar como algo pasado de moda. Facebook y twitter es lo que se lleva ahora, mañana, ya se verá. Pero sorprende saber que solo han pasado 10 años desde que se empezaran a popularizar los primeros blogs estadounidenses.

Me hubiera gustado saber si esta idea de que los blogs están pasados de moda es cierta, pero quienes mejor lo pueden saber son algunos buscadores como Google (que tiene su propio buscador de blogs) o Technorati, especializado en las búsquedas en blogs. Ellos deben saber el uso que se les da a los blogs, y el crecimiento en el número de blogs. Sin embargo, como comentan en este otro blog, esa información no la suelen compartir, aunque tecnoarati da bastantes pistas en sus informes anuales State of the Blogosphere.

En uno de estos informes de Technorati, mostraban esta gráfica donde se ve el crecimiento del número de blogs entre 2003 y 2007; un crecimiento casi exponencial,

Crecimiento del número de blogs

Gráfico obtenido de Technorati (http://www.sifry.com/alerts/archives/000493.html)

Pero no solo es importante el tamaño, también es el uso. ¿Cuántos blogs existen que no se actualizan? ¿Y cuántos tienen una actualización que no llega a los 10 post anuales?

De nuevo Technorati tiene bastante información sobre esto. En su State of the Blogosfere de 2008, indicaba que había indexado 133 millones de blogs desde 2002, y solo 1,5 millones habían tenido una actualización en los últimos 7 días; ¡un 1,1%!!

Estado de la blogosfera

Gráfico obtenido de Technorati (http://technorati.com/blogging/article/state-of-the-blogosphere-introduction/)

¿Y qué quiero decir con todos estos números? Pues simplemente que me he animado a colaborar en este blog porque me gustan los blogs. Me gusta leer blogs de distintas temáticas, desde blogs técnicos y especializados, hasta blogs con curiosidades y más divertidos. Me gusta la sindicación RSS para poder seguir varios blogs de una forma cómoda. Me gusta poder comentar a los bloggers sus post, y más cuando me contestan al comentario. Y por ello, quiero probar siendo un poco más activo en la blogosfera y poder escribir de lo que me guste y me apetezca.

Aquí comienza mi participación en cornisa.net.

Publicado por el 24 marzo, 2011 en Tecnología | 2 comentarios

Estadísticas de la venta de libros sobre tecnologías/lenguajes

En el siguiente gráfico se muestra un reparto de tecnologías/lenguajes en función de la venta de libros de Manning Publications.

Gráfica del reparto de tecnologías/lenguajes en función de la venta de libros de Manning Publications

Tomando como punto de partida este gráfico vamos a divagar y a ver las diferentes conclusiones que se podrían extraer de él.

Existe algo que merece la pena tener en cuenta, y es el auge de la programación para terminales móviles (iPhone y Android). Sin duda cada vez es más común ver en manos de cualquier viandante un smartphone utilizando una de las miles de aplicaciones existentes. Actualmente existen dos colosos en cuanto a número de aplicaciones disponibles: iPhone y Android.

Estadísticas del número de aplicaciones disponibles por sistema operativo para smarthpone

Si bien en número de aplicaciones iphone domina con claridad, hay un hecho relevante que explica la gran evolución que Android está teniendo, sobre todo en Europa. El caso es que el número de aplicaciones gratuitas es práctiamente el mismo, incluso superior a favor de Android, y eso es algo a valorar.

Lee más de esta entrada »

Publicado por el 21 marzo, 2011 en Tecnología | Se el primero en comentar