Armada Invencible y Contraarmada. Dos miradas a dos fracasos (II)

Tras la retirada de la Armada española y el fracaso del intento de Felipe II de someter a Inglaterra, los ingleses se vieron en la necesidad de aprovechar el momento de debilidad español. Pensaron que de lo contrario perderían la iniciativa y darían tiempo a que España reconstruyera su flota (aún muy importante), aprendiera de sus errores y volviese a intentar la invasión, teniendo en cuenta además que los poderosos e invictos tercios de Flandes seguían intactos.

Por otro lado, el esfuerzo económico necesario para defenderse del ataque de la Armada había dejado al reino de Isabel al borde de la bancarrota. Ante esta situación los consejeros de la reina le propusieron atacar y apresar el convoy anual que, procedente de América, trasladaba oro y plata a España. Con este robo podría podría matar dos pájaros de un tiro: ayudaría a sanear sus cuentas y debilitaría la capacidad de recuperación española.

Uniendo todos los objetivos, John Norris ideó una expedición para ejecutar un triple plan:

  1. Destruir los barcos de la Armada que estaban en reparación en los puertos de la costa cantábrica.
  2. Tomar Lisboa, provocar una rebelión en Portugal para emancipar al país de la Corona española y hacer subir al trono luso a Antonio de Crato, que viajaría en la expedición. A cambio Portugal concedería diversos privilegios a Inglaterra, convirtiéndose en un satélite de Londres.
  3. Invadir las Azores y capturar la flota de Indias, lo cual daría a la flota inglesa una importante proyección en la lucha por el Atlántico.

En abril de 1589, mientras en España se recibían informes del espionaje en Londres acerca de que una operación militar se movía en Inglaterra (y Portugal podría ser el objetivo), la expedición, compuesta por más de 140 barcos (numéricamente superior a la “Armada Invencible”) y más de 20.000 hombres partió desde Plymouth comandada por el propio Norris y Francis Drake, el célebre corsario inglés. El primer objetivo era Santander.

Sin embargo, Drake, alegando vientos contrarios, decide no seguir las órdenes y desvía la flota hacia La Coruña. No se sabe si su ego, queriendo repetir la hazaña de Cádiz, le impulsó a dirigirse a la ciudad gallega o si pudo dar por ciertos algunos rumores que circulaban acerca de que una gran cantidad de barcos con pertrechos para el ejército español y abundantes riquezas se concentraban en el puerto coruñés.

Francis Drake

Francis Drake

El 4 de mayo el fuego ardía en la Torre de Hércules avisando de la presencia de la formidable escuadra inglesa. Los seis barcos españoles que se encontraban en el puerto, encabezados por el galeón San Juan, y las baterías del fuerte de San Antón, cañonearon a los ingleses, intentando mantenerlos alejados, pero ante la enorme superioridad numérica de los atacantes los soldados españoles decidieron incendiar el San Juan y refugiar el resto de barcos en Betanzos. Tras esto los ingleses desembarcaron más de 7.000 soldados y tomaron sin mucha dificultad la zona baja de la ciudad, causando centenares de muertos, muchos de ellos civiles.

La Coruña parecía próxima a caer, así que las tropas inglesas comenzaron el asalto de la parte alta de la ciudad. Sin embargo se estrellaron una y otra vez durante varios días contra las murallas y la resistencia a ultranza de la guarnición coruñesa y de la población civil. Durante esta lucha surgió la figura de la heroína María Pita, que personifica la determinación de los coruñeses en la defensa contra el invasor. Según los relatos de los sucesos, María, que había perdido a su marido durante la lucha, atravesó con una pica al alférez que, encaramado en la muralla, dirigía el asalto inglés, y con este hecho enardeció a los defensores y desmoralizó a los atacantes.

Estatua de María Pita en La Coruña

Estatua de María Pita en La Coruña

Ante los rumores de la llegada de refuerzos españoles, las tropas inglesas decidieron reembarcar. Habían perdido más de 1.000 hombres y varios buques, apenas habían dañado a la Armada española y, aunque habían saqueado las zonas rurales, no habían conseguido tomar la ciudad. Además las enfermedades se empezaban a cebar en las tripulaciones y el revés sufrido en tierras gallegas había dejado tocada la moral de la tropa, comenzando las deserciones de centenares de hombres.

No haber atacado Santander, primero, y no haber conseguido controlar La Coruña, después, fueron posiblemente dos graves errores tácticos. Mientras la reina Isabel montaba en cólera al recibir las primeras noticias de lo sucedido, Drake y Norris decidían continuar la expedición. Próximo objetivo: Lisboa.

Publicado por el 10 febrero, 2014 en Historia olvidada, Sin categoría | Lee el primer comentario

Hemeroteca

Era un martes, parece ser que el día resultó ser soleado, y en el blog escribí algo sobre economía. No acostumbraba a hacerlo (ahora tampoco) y no tengo grandes conocimientos en dicha materia. De vez en cuando leo por encima The Economist para matar algún rato muerto y refrescar un poco el inglés, y en aquel mes de febrero se ve que lo hice y a continuación me puse a escribir. Hoy, no sé por qué,  he recordado ese artículo, aunque lo que no recuerdo es si en aquel momento la palabra crisis se empezaba a oir con frecuencia (diría que no)  ni qué noticias copaban las portadas de los diarios en aquel invierno de 2007. Pero para eso están las hemerotecas.

Me gusta consultar hemerotecas. Y no sólo por su poder para constatar incoherencias e incumplimientos de promesas, tan de moda hoy en día, sino por su valor como fotografía escrita de la Historia. Ver aquello que fue presente, valioso, impactante o doloroso, antesala de un futuro incierto que en una vuelta de manilla horaria le acompañó al pasado, es un ejercicio, a veces fascinante, de viaje a aquel mundo que ya no es éste en la piel de aquel que fuiste, pero ya no eres. Será la edad.

Internet favorece al cultivo de esta personal afición, y el caso es que aquel día, el día después de unos Oscar que encumbraron a Scorsese, los diarios nacionales se enredaban en el proceso judicial del 11-M, narraban el último atentado en Afganistán, reportaban una operación policial de calado contra las bandas de albanokosovares que asaltaban viviendas en España y dedicaban algún espacio al Estatuto catalán y a ETA. Poco se hablaba de economía en las portadas, a decir verdad. Sólo un discreto titular anunciaba la disminución de beneficios de Iberia, que “sólo” había ganado 116 millones en 2006.  La misma Iberia que hoy pierde casi un millón de euros al día.

Periódicos

Como se puede ver hojeando cualquier periódico de un día de este diciembre recién nacido, el escenario en el que interpretamos hoy nuestros respectivos papeles dista del que retrataron aquellos titulares, y quizá también del que imaginaron quienes los escribían. Dentro de otro lustro seremos registro de hemeroteca. Y podremos hablar sobre ello. Aunque, nos guste o no, el futuro ya no es lo que era…


El artículo que reproduzco a continuación fue escrito el 27 de febrero de 2007, en la realidad de aquel día, por mi yo de aquel momento. Y así fue.

España, ¿imparable?

De un tiempo a esta parte los medios extranjeros han mostrado un creciente interés por la coyuntura económica española. Recientemente, tanto Financial Times como The Economist han elaborado sendos dossieres acerca de nuestra economía, destacando tanto su buen momento como su incierto futuro.

Con un crecimiento apreciablemente superior a la media comunitaria, un extraoridinario ejercicio bursátil y una expansión inédita hasta ahora hacia mercados extranjeros (aparte de la tradicional área de influencia lationamericana), la economía española parece imparable. Sin embargo… …este crecimiento es desequilibrado, incompleto y dependiente, y es difícil prevenir lo que está por llegar. En este sentido, The Economist titula uno de sus artículos a modo de advertencia:”Bull run, the good times may not last”. Aparentemente nuestra economía crece rápido, pero no soluciona sus clásicos problemas estructurales: carencias en el ámbito educativo, insuficiente inversión en I+D, baja productividad, lenta adopción de tecnologías de la información… Todo ello dificulta la innovación, la confección de un tejido empresarial sólido y la creación de propuestas de valor añadido, aspectos claves para garantizar la competitividad.

A esto hay que sumar una excesiva y desconcertante dependencia del sector de la construcción, el elevado endeudamiento de las familias, relacionado con la situación del mercado inmobiliario y superior a la media europea, y la disminución de las ayudas de la UE.

Pues más o menos esto es lo que hay. Parece que España se ha lanzado a crecer a lo alto sin crecer a lo ancho y en esos casos a veces pasa que el árbol se rompe. A mí me da en la nariz que esta película no va a tener un final feliz, pero espero no tener futuro como profeta…:)

En otro post podremos hablar del mileurismo, la señora hipoteca, la jornada laboral de n horas, el Pocero o cualesquiera otras maravillas de nuestra boyante economía…

Publicado por el 3 diciembre, 2012 en Sin categoría | 3 comentarios

Jojojó, trololó, feliz Navidad

Corniseros, nos llena de orgullo y satisfacción..(¡ah no!, esto será esta noche…)…ejem…bueno, ya ha llegado una Navidad más y en estas fechas señaladas desde cornisa.net no podíamos dejar de desearos unas felices fiestas.

Como las navidades son un clásico hemos querido recordar un clásico. Y como cada uno tiene su villancico hemos preferido dejaros uno con letra libre.

Y, ya lo dice el título de la canción, es un placer estar de vuelta en casa hoy.

Feliz Navidad.

Publicado por el 24 diciembre, 2011 en Sin categoría | Lee el primer comentario

Piensa Solutions: un ejemplo de mal servicio

Como algunos habréis podido percibir, este nuestro blog ha estado inaccesible durante unas dos semanas. No es que se haya ido de vacaciones por propia iniciativa ni que se haya sumado a una huelga de servidores caídos a causa del mal trato que le dispensamos. Más bien es que a cierto proveedor de hosting le pareció oportuno que cornisa.net dejase de estar en la red. Ese proveedor se llama Piensa Solutions. Vamos con nuestra versión de los hechos.

Hasta hace unos días este blog funcionaba en un servicio de hosting contratado en la citada Piensa Solutions. No habíamos tenido nunca mayores problemas, aparte de tener que recordarles en una ocasión que aparentemente se habían olvidado de nosotros para realizar la actualización a PHP 5.

El pasado 20 de octubre, el servicio fue cortado de forma unilateral por Piensa Solutions sin ningún tipo de aviso previo ni posterior, de modo que sencillamente dejamos de estar online. Transcurridas unas dos horas desde el corte del servicio nos dirigimos a Piensa Solutions para pedir explicaciones por lo ocurrido. La información que se nos transmitió por su parte es que el corte del servicio se debía a un comportamiento anómalo del sitio web. Esto se avisa…
Pues bien, en ese día la anomalía que podrían haber detectado fue un pico de tráfico más alto de lo normal, debido a que llegamos de nuevo a portada de Menéame, lo cual se les comunicó, exigiendo explicaciones claras acerca del verdadero problema y preguntando si podríamos hacer algo por nuestra parte para solucionarlo.

A partir de este momento se les enviaron varios correos (esta empresa no dispone de teléfono de atención al cliente) en los que expresamos nuestra postura, que ha sido siempre la misma:
– Que nos explicasen de forma clara e inequívoca qué “anomalías” habían detectado y nos indicasen si podíamos hacer algo al respecto.
– Que agilizasen la restauración del servicio y procediesen para ello a activar de nuevo el acceso al sitio web para poder monitorizarlo y verificar si las condiciones que (según su versión) habían motivado el corte del servicio habían desaparecido.

El servicio continuó cortado y la mayoría de los correos enviados a su servicio de soporte no recibieron respuesta y los que la recibieron fueron contestados con varios días de retraso y de nuevo con una información poco clara y nada concreta acerca del origen del problema y opciones para solucionarlo. Básicamente que optimizásemos nuestros módulos de WordPress porque la web estaba cortada por exceso de recursos. La realidad es que no hemos tocado la configuración de WordPress en los últimos meses y no es la primera vez que llegamos a portada de Menéame. Con lo cual…

fuente: http://priyamahida.files.wordpress.com/

En resumen: dos semanas de indisponibilidad de un servicio por el que estamos pagando y una atención al cliente a nuestro juicio muy deficiente. Muchos correos sin responder, una actuación increíblemente lenta, y de solutions…pocas o ninguna.

Afortunadamente el blog ya tiene nueva casa y está funcionando desde hace una semana en nuestro nuevo proveedor de hosting, Redcoruna. Hasta el momento todo ha sido de lujo y confiamos en que así seguirá en un futuro.

Si tuviéramos que aconsejaros un hosting en base a nuestra propia experiencia claramente os diríamos: ni lo pienses, Piensa Solutions no.

Publicado por el 10 noviembre, 2011 en Sin categoría | 9 comentarios

Los problemas son divertidos

A través de Gaussianos, me he podido enterar que este mes de marzo se celebró en Pamplona una nueva Edición de la Olimpiada Matemática Española.

Esta competición, está orientada a alumnos de bachillerato, y consiste básicamente en la resolución de una serie de problemas con los conocimientos matemáticos que cada participante quiera aplicar.

Además, los primeros clasificados en esta prueba nacional, compiten posteriormente en la Olimpiada Matemática Internacional, competición que se celebró hace 3 años en Madrid; no siempre va a perder Madrid en su candidatura como sede Olímpica.

Yo participé en una ocasión en la Olimpiada Matemática, y aunque me quedé en la fase previa, tengo un buen recuerdo de la experiencia que supuso ese fin de semana intentando resolver problemas. Años después, descubrí una página en la que tienen los problemas propuestos en las últimas Olimpiadas Españolas, y entonces pude resarcirme de aquel problema de los triángulos que recordaba con rencor. Debo confesar que de vez en cuando, entro en esta página para buscar algún problema de estos, y pasar un buen rato entretenido intentando buscar la solución.

Pero si se busca un poco la gracia que proporciona la “competición”, y ante la imposibilidad de volver a participar en la Olimpiada Matemática, tenemos otras alternativas. Una de ellas, es el concurso semanal que está organizando El País, donde se propone cada semana un problema, y se tiene hasta el lunes para mandar la solución.

Otra de las alternativas, aunque ya más orientada a la programación y a la algorítmica, es el Google Code Jam. En este concurso de Google, que se suele celebrar cada año, se proponen distintos problemas en cada fase, que son eliminatorias. El objetivo es resolver una serie de problemas, pero esta vez hay que programar una solución capaz de resolver estos problemas en el menor tiempo posible. También he participado los últimos años, sin ninguna aspiración de nada, solo de intentar resolver algún problema y pasar alguna ronda. Al ser un concurso a nivel mundial, se puede observar el nivel en algunos países, y así ver como en la edición de 2010, entre los 10 primeros había 5 paticipantes rusos, 2 de Japón, 2 de Polonía y uno de China.

Una de las gracias de este concurso de google, es que una vez que finalizan las pruebas, quedan disponibles todas las soluciones aportadas por cada participante, por lo que puedes descargarte el código fuente que empleo cada concursante para resolver cada problema.

Así que el que esté interesado en participar en la próxima edición de este concurso, a partir de la próxima semana comienzan las inscripciones. Yo me apuntaré.

Publicado por el 2 abril, 2011 en Sin categoría, Tecnología | 4 comentarios