Pedro Páez: las hazañas olvidadas de un humilde misionero español.

El nombre de la sección en la que englobamos nuestros artículos de historia, aunque no se centra solamente en la temática patria, no es casual. Utilizada, ocultada y untada con negras leyendas, la historia española, intrínsecamente compleja, he dejado un buen número de hechos y semblanzas en los recodos del olvido. En uno de éstos se quedaron durante largo tiempo los avatares de Pedro Páez. Y es que bajo ese nombre y apellidos de típico ciudadano anónimo se esconde sin duda una aventura digna de ser narrada, y que posiblemente no te contaron en el colegio.

Pedro Páez Jaramillo nació en Olmeda de la Cebolla (actualmente Olmeda de las Fuentes, Madrid), en 1564. A los 18 años ingresó en la Compañía de Jesús y, tras estudiar en las universidades de Alcalá y Coimbra, partió hacia Goa (en la actual India) En aquellos tiempos los territorios de Portugal y España se regían desde una única corona, ceñida en la cabeza del segundo de los Felipes, y el Imperio Otomano era una de las principales amenazas para la monarquía hispana.

Mapa antiguo de África

Mapa antiguo de África

En ese contexto una Etiopía convertida podría ser una Etiopía aliada frente al Gran Turco y los misioneros jesuitas podían desempeñar un papel muy importante para los planes de Dios… y del Imperio. Páez partió desde Goa hacia Etiopía acompañado por el misionero catalán Antonio de Monserrat, pero el destino truncó el viaje de los dos jesuitas, que acabaron como prisioneros de los turcos durante siete años, en los que recorrieron los desiertos de Hadramaut y Rub al-Jali (“la habitación vacía”), uno de los mayores desiertos del mundo, y padecieron todo tipo de penalidades.
Finalmente son rescatados y llegan a Goa muy enfermos. Antonio de Monserrat fallece mientras que el olmedeño, tras un periodo de convalecencia, vuelve a aventurarse rumbo a tierras etíopes, a las que consigue llegar en 1603.
Allí realizó una impresionante labor pastoral, expandiendo los enclaves jesuitas y consiguiendo que el emperador Za Dengel y su sucesor Susinios abrazasen el catolicismo. Durante su estancia en territorio africano también demostró unas grandes cualidades como arquitecto y como historiador, escribiendo en el año 1620, en portugués, “Historia de Etiopía”, libro que, tras muchos siglos, fue finalmente traducido al español en 2009.

Pero la azarosa vida del misionero español albergó un hecho trascendente, y poco conocido: Pedro Paéz fue el primer europeo en alcanzar las fuentes del Nilo Azul, siglo y medio antes de que los británicos se atribuyeran su descubrimiento. “Confieso que me alegré de ver lo que tanto desearon ver el rey Ciro, el gran Alejandro y Julio César”, dejó escrito. También se cree que fue uno de los primeros europeos en probar y describir el café.

Cataratas en el Nilo Azul.

Cataratas en el Nilo Azul.


Su vida, dicen que humilde y esforzada, se apagó en 1622 en el pueblo etíope de Gorgora. Fue enterrado en la iglesia que él mismo había construido y el tiempo fue difuminando su recuerdo hacia la nada. Hoy, apenas una discreta placa en su pueblo natal evoca su hechos. Sólo un puñado de compatriotas, como Javier Reverte con su libro “Dios, el diablo y la aventura”, han trabajado por recuperar su memoria. Quizás el padre Páez, como buen jesuita, lo hubiera querido así. Pero quizás también esto demuestra cuán desmemoriados, ingratos o mezquinos pueden ser algunos pueblos.

Publicado por el 29 octubre, 2012 en Historia olvidada | 2 comentarios

Orígenes de la democracia II: Tiranía y Ostracismo

En la anterior entrega vimos como Solón consiguió reformar las leyes e instituciones de Atenas y abrió el camino hacia la democracia, pero ese trayecto no iba a ser un camino de rosas. A pesar de las reformas, la luchas por el poder entre los miembros de la aristocracia continuó, y el campesinado seguía descontento con la situación social. Todo esto desembocó en la aparición de tres partidos, cada uno representante de las diferentes regiones del Ática: los Paralios en la costa, los Pedieos en la llanura central y los Diacrios en las montañas. De este último partido saldría el primer Tirano de Atenas, Pisístrato, tras conseguir el apoyo del pueblo de Atenas y tomar la Acrópolis.

La Tiranía en esa época no se puede equiparar exactamente a las dictaduras actuales, pero tendría ciertos puntos en común. Normalmente el Tirano era un aristócrata opuesto a los demás, apoyado por el pueblo que tomaba y mantenía el poder mediante la fuerza, con el fin de enfrentarse a alguna crisis social y/o económica. Mantenían las constitución e instituciones establecidas, pero bajo su control, colocando a sus leales en los principales puestos . La permanencia en el poder de Pisístrato fue discontinuada en el tiempo, exiliado en varios momentos , y sería en su tercer período como Tirano cuando, a pesar de la merma de libertades, sus reformas afianzaron las instituciones que llevarían a la democracia. Esto lo consiguió acabando con el poder los aristócratas, los Eupátridas, sometidos al poder del Estado, apoyando al campesinado, junto a los artesanos y comerciantes, lo que impulsó la economía de Atenas. También unificó cultos y tradiciones dándole una identidad propia a la Ciudad-Estado.

A Pisístrato le sucedieron sus dos hijos Hipias e Hiparco, que en principio mantuvieron el talante moderado de su padre en el gobierno, hasta que Hiparco fue asesinado, lo que provocó que Hipias desatara un régimen represivo, que finalizaría con la intervención de Esparta en apoyo a la familia aritocrática ateniense de los Alcmeónidas. En este momento aparece la segunda figura importante en el viaje hacia la democracia de Atenas, Clístenes, que impidió que se impusiera en la ciudad un régimen oligárquico como pretendía Esparta, que no veía con buenos ojos los cambios democráticos que se estaban produciendo en Atenas. Este fue el principio de la rivalidad entre las dos ciudades-estado.

Busto actual de Clístenes. Fuente:www.ohiochannel.org

Clístenes vio que la situación social era la adecuada para avanzar hacia lo que se denominó Isonomía, la igualdad ciudadana en cuanto a la repartición de los cargos públicos. El primer paso fue organizar y redistribuir las poblaciones del Ática, los démos, base de la ciudadanía, dividiendolos en distritos denominados Tritiies, que componían las diez tribus en que dividió la poblacion. Esta tribus eran una división artificial, solo administrativa, cuyos fines fueron la apertura a la ciudadanía a todos los habitantes del Ática (incluidos los trabajadores extranjeros, los jornaleros y hasta los libertos), crear una forma optima de garantizar la participación ciudadana y hacer desaparecer la división entre la ciudad y el campo.

El segundo paso fue mejorar las instituciones fijadas por Solón, sobre todo La Bulé, el consejo que pasó ahora a estar compuesto por quinientos miembros, cincuenta por cada tribu, que tenían que tener más de treinta años y no podían permanecer más de un año en el puesto, pudiendo repetir solo una vez más en su vida. Su misión, preparar la reuniones de la Asamblea Popular y hacer cumplir las decisiones de esta. Al no poder mantener todo el año a los quinientos miembros en activo, se creó un grupo de cincuenta miembros que debían permanecer en sus funciones durante una décima parte del año, turnándose los grupos entre las diez tribus. Y para dirigir a este grupo se creó la figura del Epístate, que ejercía de presidente del Consejo durante un día, teniendo la responsabilidad de tomar las decisiones urgentes y dirigir el gobierno del Estado. Un simple ciudadano elegido por sorteo tenía ese poder durante un día.

La Asamblea Popular o Eklesía, donde podían participar todos los ciudadanos, también ganó más poder con la reforma de Clístenes, decidiendo sobre los asuntos públicos, gestionando el erario público y teniendo la capacidad de decidir sobre la guerra y la paz. Los Arcontes perdieron parte de su poder, ejerciendo el poder ejecutivo según lo indicado por la Eklesía.

Ostracon contra Megakles. Fuente: wikipedia.org Autor: Giovanni Dall'Orto.

Para finalizar sus reformas, Clístenes incluyó un curioso mecanismo para evitar que los aristócratas pudieran rebelarse contra la nueva Constitución y sus mejoras democráticas: el ostracismo. Si algún individuo era considerado por la Asamblea como un peligro para el poder del pueblo, mediante votación se decidía si era exiliado de la región del Ática durante diez años, votación realizada en secreto mediante un pedazo de cerámica (ostracon) que contenía el nombre del personaje que debía ser sometido al ostracismo. Quizás alguien debería retomar esta costumbre en la actualidad para librarnos de algunos individuos indeseables que pueblan la política Española.

Todas estas reformas dejaron vía libre para que cincuenta años después Pericles implantara la denominada “democracia radical”.

Otras entregas:

Publicado por el 15 octubre, 2012 en Historia olvidada | 3 comentarios

Ciudades del futuro

Releyendo algunas cosas sobre computación ubicua (ya han pasado 20 años desde “The computer for the 21st century” del visionario  Weiser) me he encontrado con información sobre el proyecto de New Songdo City. Songdo International Business District es una nueva ciudad de Corea del Sur, situada a unos 60 km de Seúl, que ya lleva años en construcción, y que está concebida como una “ciudad inteligente” (smart city) o ciudad ubicua, en la que todos los sistemas de información de viviendas, negocios, organismos etc. estarán interconectados e, idealmente, todo es capaz de interactuar a través de sistemas de información comunicados mediante tecnologías tales como redes inalámbricas o RFID.
El concepto de ciudad inteligente pretende redefinir la planificación urbanística para construir, mediante la aplicación de las nuevas tecnologías, ciudades más eficientes, ecológicas, participativas y con una buena calidad de vida para todos los habitantes. En el caso de Songdo, ciudad construida en terreno ganado al mar,  podemos destacar varios aspectos:

  • Reaprovechamiento del agua mediante el reciclado de las aguas urbanas en aguas para el riego.
  • Interconexión global. Cisco ha instalado sistemas de banda ancha (fibra óptica de alta velocidad) para conectar todas las casas y oficinas.
  • Comunicación hacia el exterior mediante trenes de alta velocidad y conexión con aeropuerto mediante autopista sobre un puente de 12 km.
  • Viviendas equipadas con paneles táctiles para el control de la iluminación y la calefacción, así como paneles de monitorización del consumo de energía.
  • Eliminación de residuos a través de una red de tuberías a presión, eliminando la necesidad de recogida de basuras.
  • Los vehículos contarán con “smart tags”, que permitirán apagar las farolas de ciertas partes de la carretera cuando no se detecte tránsito. También existirán sensores en las calzadas para realizar una monitorización de las condiciones del tráfico y programar su gestión de forma acorde.
  • Cada casa y oficina estará equipada con pantallas de telepresencia para videoconferencia.

La ciudad, que además contará con un parque central de más de 40 hectáreas y un canal navegable, será utilizada como un laboratorio para la implantación de un nuevo modelo de ciudad sostenible y orientará la construcción de sus principales edificios siguiendo la certificación LEED.

En los siguientes vídeos se puede ver más sobre el proyecto. Yo echo de menos más información sobre alternativas al coche tradicional y de más tanto campo de golf.

SONGDO: CITIES OF THE FUTURE – Documentary Series

Songdo Vision



En otros puntos del planeta existen proyectos similares, como SmartCity Malta, Dubai Internet City o Amsterdam Smart City. En España podemos encontrar la iniciativa Smart City Málaga, centrada fundamentalmente en el uso de energías renovables y la potenciación del coche eléctrico en el entorno urbano, o SmartSantander, proyecto llevado a cabo por un consorcio coordinado por Telefónica I+D, que plantea la instalación de 2000 sensores inalámbricos en la ciudad de Santander para controlar plazas de aparcamiento o factores ambientales como ruido, contaminación o temperatura.  Este año la consultora IDC ha elaborado un estudio nacional sobre ciudades inteligentes, en el que Barcelona ocupa la posición de liderazgo.

A nivel europeo, el proyecto European Smart Cities, llevado a cabo por un equipo de investigadores de las universidades de Viena, Delft y Ljubljana,  ha realizado un ranking de ciudades europeas de tamaño medio en cuanto a su nivel de cumplimiento del “modelo smart” y sus potencialidades para el futuro. En España las escogidas han sido Pamplona, Valladolid y Oviedo, aunque figuran lejos de la cabeza.

Smart Model. Fuente: www.smart-cities.eu

También en smartcities.es se puede encontrar información en castellano sobre la actualidad de los proyectos de ciudades inteligentes y en poco más de un mes se celebrará en Barcelona el congreso mundial de ciudades inteligentes.

La sostenibilidad de las entidades urbanas, cada vez más pobladas, es un desafío colectivo a todos los niveles La aplicación de la tecnología en la vida cotidiana de los ciudadanos y la interconexión global definen también un nuevo escenario de convivencia, en la que aún es una incógnita cuál será la adaptación emocional de las personas y la evolución de los sistemas sociales y políticos.

Publicado por el 8 octubre, 2012 en Tecnología | Lee el primer comentario