Tesla también quiso volar

Seguro que algunos reconocéis la imagen de arriba, aunque solo os suene de haberla visto en algún telediario. Se trata de un Harrier, uno de los famosos aviones de despegue/aterrizaje vertical (VTOL en inglés), creado por los británicos en los años 60 y cuyos modelos han pervivido hasta la actualidad. Los primeros intentos de desarrollar aviones con esta tecnología datan de los años 50 por parte de la empresa aeronáutica Lockheed, pero lo que mucha gente desconoce es que los primeros diseños de un sistema de este tipo fueron realizados por nuestro genio de cabecera, Nikola Tesla.

Si vamos a su lista de patentes en Estados Unidos, nos podemos encontrar con las patentes U.S. Patent 1,655,113 y la U.S. Patent 1,655,114 (la segunda es una pequeña correción de la primera), que bajo el título de Method of Aerial Transportation (Método de Transporte Aéreo) y fechadas en Enero de 1928, nos presenta lo que podríamos considerar una mezcla de helicóptero y avión que Tesla denomina helicoptero-plano. Se trataría de un aeroplano que tendría una hélice situada en al parte superior para realizar el despegue/aterrizaje y que luego se colocaría en posición frontal durante el vuelo normal, y cuyo método de propulsión estaría basado en su turbina, por lo que podríamos considerarlo como uno de los precursores de los motores a reacción. Los conceptos de este sistema fue ideados por Tesla muchos años antes de que finalmente decidiera patentarlo. Según la revista yugoslava Review, puede que cuando su laboratorio fue destruido por un incendio en 1895 (cuando la aviación estaba aún en pañales) se perdieran los primeros diseños de sus sistema VTOL, pero lo que se sabe a ciencia cierta es que ya en 1911 estaba trabajando en los diseños, ya que al año siguiente, como comentamos en el artículo sobre John Jacob Astor IV, quiso que su antiguo amigo colaborase en la financiación de este proyecto, colaboración que no fue posible por la desaparición del millonario en el hundimiento del Titanic. En 1921 realizaría la primera patente en el Reino Unido, y al año siguiente también lo llego a registrar en España. Pero lamentablemente, por falta de fondos y que quizás, como en tantas cosas, estaba demasiado adelantado a su tiempo y el estado de la tecnología no era lo suficientemente avanzado, nunca llegó a realizar un prototipo.

Pero de lo que no cabe ninguna duda es que sus diseños sirvieron de inspiración para la creación de los primeros aviones con VTOL, y sigue siendo referenciadas en otras patentes como la de Boeing de 1998 sobre un avión de despegue vertical con rotación de hélices como el de Tesla, o un avión VTOL para el transporte de cargas de la empresa californiana AeroVironment, especialistas en los aviones no tripulados de reconocimiento usados por los militares norteamericanos. El legado de Tesla continua en nuestros días en las tecnologías más insospechadas

Publicado por el 25 enero, 2012 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

El pueblo con el nombre más largo del mundo

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch.

No, no es que el gato haya saltado sobre el teclado (algo que por otra parte no sería especialmente raro si tuviera gato).
Ese chorro de letras, impronunciable para cualquier súbdito español, es el nombre de un pueblo galés, situado en la isla de Anglesey, y está considerado como el topónimo de localidad más largo del mundo actualmente en uso (y ojito también a la url del enlace)

Al parecer, en castellano el nombre significa algo así como “La iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco, cerca de un torbellino rápido; y la iglesia de San Tisilo, cerca de la gruta roja”, lo cual demuestra que los galeses son gente que gusta de descripciones precisas de las cosas…
La pronunciación, transcrita para un hispanohablante a partir del idioma galés, sería algo así: Hlan-vair-puhl-güin-guihl-go-gue-ra-juern-drob-uhl-hlan-ti-si-lio-go-go-goj.

La versión abreviada del nombre es Llanfair PG y el pueblo, de unos 3000 habitantes, recibe bastante turismo derivado de su peculiar denominación. Si alguna vez os acercáis a latitudes galesas, una foto ante el cartel con el nombre de la localidad isleña será un recuerdo curioso.

Fuente: 475lidobeach.com

Aunque éste está reconocido como el nombre de localidad de mayor longitud en el mundo, hay dos topónimos más largos. Uno de ellos es el nombre ceremonial de Bangkok, capital de Tailandia, aunque no es admitido por el Guinness World Records por considerarse que está en desuso. El segundo corresponde al nombre en maorí de una colina de Nueva Zelanda y consta de 85 letras. No lo voy a escribir, porque creo que ya habéis resultado bastante cómicos tratando de leer en voz alta el nombre del pueblecito galés…

Y, por cierto, en España, el municipio que ostenta el honor de tener el nombre de mayor longitud es el burgalés de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja.

Publicado por el 23 enero, 2012 en Viajes | 6 comentarios

¿Abandonamos con el correo electrónico o cambiamos su gestión?

Hoy en día, el correo electrónico sigue siendo la herramienta más utilizada cuando se trata de entablar una comunicación a través de Internet. Bien es cierto que cada vez existen más herramientas colaborativas que prometen sustituir al correo electrónico  en nuestras comunicaciones diarias.

Google Wave

Algunas de estas herramientas terminan pronto en el olvido. Entre estas herramientas que prometían un cambio radical con respecto al correo estaba Google Wave,

un proyecto que ha sido abandonado por Google y dejará deprestar servicio este mes de enero.  Si resurge en el futuro este producto, podrá ser de mano de la fundación Apache, quien ha recogido las especificaciones de este protocolo para crear Apache Incubator.
Aunque parezca totalmente imprescindible el uso del correo electrónico en trabajo diario, hay algunas personas que lo han conseguido eliminar del todo. Hace unos meses, leí una entrevista en RTVE.es a Luis Suarez, “evangelista de redes sociales y gestión del conocimiento de IBM que vive y teletrabaja en Maspalomas”, tal y como lo definían en la entrevista.

Luis Suarez en el evento EBE 2008.

Luis Suarez en el evento EBE 2008. Foto (CC) Victoriano Izquierdo Ramírez @ Flickr

Hablaba sobre el teletrabajo, pero lo que más me llamó la atención fue  los comentarios que hizo respecto al uso del correo electrónico. Ya no lo emplea, lo ha cambiado por otras herramientas como Twitter, skype o los blogs.  Parece sorprendente que haya podido realizar esto, y más teniendo en cuenta que teletrabaja. Desde luego, es totalmente recomendable visitar su blog , con un montón de consejos y de ideas.

El hecho de pensar que el correo electrónico  hace ser menos productivo en el trabajo es una idea que lleva rondando ya un tiempo. Así,  hace casi ya un año salió en la prensa la noticia de que la empresa Atos iba a sustituir el correo electrónico para sus 80.000 empleados por otras herramientas como Facebook o twitter. De este tema se habló en barrapunto también, pero casí 12 meses después, desconozco como ha sido esta sustitución del correo electrónico.

Personalmente, sigo pensando que el correo electrónico es imprescindible, pero también noto un abuso de su uso que genera una gran cantidad de correos diarios que no serían necesarios. Esto me ha hecho pensar que la organización de los correos en 20 carpetas, algunas más subcarpetas, y un número indefinido de reglas de correo que no siempre funcionan como se espera, no era la mejor opción.

Fue de esta forma como encontré el método de Tres Carpetas que propone Gina Trapani.

Gina Trapani

Gina Trapani

Gina Trapani fue fundadora de Lifehacker, ha desarrollado Todo.txt Apps, y dirige una plataforma de crowdsourcing, ThinkUp. Supongo que ella sabrá por experiencia lo que es recibir una gran cantidad de correos electrónicos, así que sus consejos sobre como gestionarlos merecen la pena leerlos.
Su sistema consiste básicamente en tener tres carpetas para los correos: FollowUp, Archive y Hold.

Carpetas propuestas por Gina Trapani

La bandeja de entrada hay que mantenerla vacía; cuando se recibe un correo o se borra, o se mueve a una de estas tres carpetas.
Aparte de esta clasificación en tres carpetas, el segundo punto es usar las herramientas de búsqueda que proporciona el cliente de correo. Con el tiempo, la carpeta Archive es un gran almacén de correos, pero con unas búsquedas adecuadas es fácil encontrar el correo deseado. En el artículo de Lifehacker se explica con detalle para qué es cada carpeta y qué correos debe ir a cada una de ellas. De ello, este método no deja de ser una modificación de otro método denominado “Ibox Makeover” visto en macworld.com. Esto me hace pensar que lo de tener 20 carpetas quizás no sea una opción tan buena como creía ;)
De momento, llevo desde primeros de enero usando este método de tres carpetas. Todavía es pronto para pronunciarme sobre sus ventajas e inconvenientes, dentro de un tiempo veremos. Y vosotros, ¿Habéis conseguido abandonar el correo electrónico por otras herramientas? ¿Recibís más correos de los que se consideran importantes? ¿En cuantas carpetas organizáis vuestros correos?

http://lifehacker.com/

Publicado por el 16 enero, 2012 en Tecnología | 2 comentarios

El futuro pertenece a los curiosos

The Future Belongs to the Curious from Skillshare on Vimeo.

Aprender cualquier cosa, de cualquier persona, en cualquier lugar. Este es el lema de Skillshare, una pequeña empresa creada por el emprendedor Michael Karnjanaprakorn, que ofrece lo que denominan una especie de mercado del conocimiento. La base de este sistema es que si tienes conocimientos de algún tema, desde matemáticas hasta hacer buñuelos de viento, y quieres compartir tu sabiduría, puedes promocionar tu curso en la plataforma de Skillshare para toda la gente que quiera asistir pueda comprar un ticket, con precios entre los 15$ y 20$.  Una visión diferente, pero en cierta forma tan rupturista como la que presentamos hace algún tiempo con la Academia Khan. En el aquel caso hablamos de enseñanza gratuita en Internet, pero en este caso nos encontramos con una red de intercambio de conocimiento directamente de persona a persona, enseñanza en el mundo real sin Internet por el medio, con el que se puede conseguir una remuneración económica si eres profesor, y una forma barata de aprender algo si eres alumno, además de poder relacionarte con gente con tus mismos intereses. Skillshare se lleva solo un 15% de cada ticket que se venda para cada clase, lo que da un buen margen al quiera enseñar algo, teniendo la libertad de fijar el precio del ticket. En principio, parece que es un sistema mejor que dejar un cartel en la farola ofreciendo clases de inglés ;-).

Por ahora esta implantada en Estados Unidos principalmente, aunque se está expandiendo por todo el mundo. No ha llegado aún a España, pero supongo que solo faltará que haya gente interesada en esta iniciativa para que empiece a funcionar en alguna de las capitales españolas. ¿Triunfara este modelo distinto de educación que intenta democratizar el aprendizaje? ¿Podemos aprender todo de todos o tenemos que meternos siempre en alguna institución (universidad, academia, etc.) para aprender realmente?

No tengo clara la respuesta a estas preguntas, pero si se que nunca debemos dejar de ser curiosos, de querer aprender sobre cualquier tema, por estrambótico que sea o por complicado que nos parezca. Como dicen en el vídeo, lo que importa no es lo que preguntes sino hacer la pregunta, querer saber. Y si esta es una forma de ayudar a ello, bienvenida sea. Recordad, cuando dejamos de aprender y de tener curiosidad por el mundo que nos rodea es cuando empezamos a morir de verdad…

Publicado por el 12 enero, 2012 en Tecnología | 2 comentarios