La pequeña gran historia del primer tren español

Siempre había creído que la primera línea de ferrocarril de España había sido la que unió (allá por 1848) Barcelona con Mataró. Creo recordar que eso era lo que ponía mi libro de texto en su momento y durante mucho tiempo tuve esta respuesta como infalible ante una típica pregunta de Trivial. Pero no es cierto, o, al menos, no del todo…

Uno de los principales impulsores de esta línea, que inauguraría el ferrocarril en territorio catalán, fue Miguel Biada. Comerciante, nacido en Mataró, fundaría la “Compañía del Camino de Hierro de Barcelona a Mataró y Viceversa”, que, con este extraño y rimbombante nombre que nos recuerda a la época de la fiebre de los inventos, ejecutó el proyecto para unir el pueblo natal de Biada con la capital catalana, que a la postre significó la primera línea ferroviaria en territorio peninsular, o, si acaso, dentro del territorio que hoy sigue bajo soberanía española.

fuente: hechosdehoy.com

Sin embargo, la determinación para llevar a cabo este gran proyecto nació en el comerciante catalán unos cuantos años antes, en la entonces colonia española de Cuba. Allí, el 19 de noviembre de 1837, se inauguraba la línea que unía por tren La Habana y Bejucal, dedicada fundamentalmente al transporte de mercancías desde la rica región agrícola de Güines hasta el puerto de la capital cubana, y Biada estaba presente. Desde entonces la idea de unir Barcelona con la localidad que le vio nacer no le abandonó. Lamentablemente no pudo ver su sueño cumplido, al fallecer poco antes de la finalización del proyecto.

Así pues, la línea cubana, aunque en territorios de Ultramar, se puede considerar la primera línea de ferrocarril española. Pero aún hay más…pues algunos expertos en la materia consideran que existe documentación que prueba que la primera línea ferroviaria de España se construyó en 1834 (tres años antes) en el pueblo asturiano de Arnao, para transportar carbón desde la mina hasta el mar. Ahí dejo la línea de investigación para los más ociosos.

A la línea Barcelona-Mataró le siguió la línea Madrid-Aranjuez en 1851, la primera línea de vía estrecha en Langreo (Asturias) un año después y , a continuación, un boom ferroviario en aquella España convulsa de espadones e industrialización, que se plasmó en más de 5000 kilómetros de vías en veinte años.
Hoy la alta velocidad marca el ritmo de los nuevos tiempos, pero Biada y muchos otros entusiastas de su época fueron los auténticos pioneros.

Miguel Biada (fuente:biada.com)

Publicado por el 28 julio, 2011 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

La máquina de vapor, ese invento ¿inglés? No, español

Si revisamos la historia oficial de la máquina de vapor, nos dirá que la primera máquina patentada fue la del inglés Thomas Savery en 1689. Nos encontramos aquí con un nuevo ejemplo de cómo la historia de la tecnología parece siempre escrita desde el mundo anglosajón y dejan olvidada la verdad, cosa que parece incluso favorecida desde España, donde apenas surgen esfuerzos oficiales por reivindicar a nuestros genios. Y es que casi cien años antes del invento del inglés, un español, Jerónimo de Ayanz, había patentado ya una máquina de vapor completamente funcional que fue usada en explotaciones mineras.

Maquina de vapor de Jerónimo de Ayanz

Jerónimo de Ayanz y Beumont nació en la población navarra de Guenduláin en 1553, segundo hijo de una familia de rancio abolengo. Su padre, Carlos de Ayanz, había combatido junto con Felipe II en la batalla de San Quintín, lo que propició que Jerónimo consiguiera ser nombrado Paje del Rey en 1567. A partir de aquí comenzaría su carrera administrativa que le llevaría veinte años después a ser nombrado Administrador General de Minas del Reino, lo que le hizo a tener bajo su control las 550 minas que había en explotación en España y América. Fue precisamente este cargo lo que le llevaría a desarrollar su máquina de vapor. Uno de los problemas principales que había en la minería de la época era extraer el agua de las galerías, y Jerónimo dedicó sus esfuerzos a encontrar métodos eficientes paras solucionar este escollo que había provocado la paralización de la mina de Guadalcanal en Sevilla. En un principio desarrolló un método que aplicando la técnica del sifón con intercambiador y el principio de la presión atmosférica (principio que no se investigaría hasta más de cien años después) conseguía elevar el agua acumulada en las galerías. Pero parece que este método no le fue suficiente, e ideó un nuevo sistema, que impulsaba mediante la fuerza del vapor el líquido por una tubería en un flujo continuo, desaguando eficientemente las galerías. La primera máquina de vapor completamente funcional. Curiosamente aplicó este concepto para otro uso, que fue proyectar al interior de la mina nieve pulverizada mediante un eyector de vapor para refrigerar las galerías. Acababa de inventar el aire acondicionado.

Jerónimo de Ayanz realizó sus mayores inventos durante el reinado de Felipe III

Pero esto es solo la punta del iceberg de la inventiva de este genio navarro. En un documento oficial firmado por el Rey Felipe III en 1606 se le reconocían 48 patentes, denominadas en aquellos tiempos privilegios de invención. Uno de los más sorprendentes es su diseño de un submarino con sistema de renovación de aire, remos para desplazarse sin perder estanqueidad e incluso unos guantes para poder recoger objetos desde el interior. Un auténtico basticafo. No se llegó a construir, pero lo que si llegó a experimentar fue con un traje de buzo operativo, haciéndole una demostración al propio Felipe III en las aguas del río Pisuerga en Valladolid. Una hora permaneció sumergido el buzo hasta que el rey, aburrido de esperar, ordenó que saliera. convencido de su funcionamiento. Pero también toco otras muchas áreas de la ingeniería, por ejemplo para el mundo de la navegación, inventó una bomba para desaguar barcos, un horno para destilar agua marina y así poder abastecer de agua potable los navíos durante sus largas travesías, y una brújula con declinación magnética. En el área de la agricultura determinó que las piedras de moler cónicas eran más eficientes para los molinos, a los cuales también aportó mejoras como la orientación automática y el tornillo helicoidal, y mejoró los sistema de riego con bombas optimizadas y presas de arco. Otras aportaciones fue una bascula de precisión y un sistema para determinar el “par motor” que mide la eficiencia técnica de giro de un motor, una medida que tardaría casi dos siglos en retomarse.

Como podemos ver la lista de contribuciones a la ingeniería es interminable, pero también podemos ver que  éstas no tuvieron la continuidad que hubiera sido deseada. Ese es uno de los grandes problemas de los genios españoles, que no tuvieron a nadie que continuara investigando y mejorado sus creaciones, lo que hace que pase como ocurrió con Jerónimo de Ayanz, que pese a ser un inventor reconocido en su época (hasta Lope de Vega le dedicó unos versos en su obra Lo que pasa una tarde), tras su muerte en 1613 sus recuerdo fue borrado de la memoría de España. Quizás si no fuera por el afán investigador de Nicolás García Tapia, que en 2001 publicó Un inventor navarro: Jerónimo de Ayanz y Beaumont (1553-1613), aún seguiría siendo un absoluto desconocido.


Entradas relacionadas:

Publicado por el 27 julio, 2011 en Historia olvidada | 4 comentarios

Crowdfunding; apoya un proyecto o crea el tuyo

Se denomina crowdfunding a un sistema de financiación en masa o financiación colectiva. Es un sistema que se está utilizando últimamente para obtener la financiación que necesitan determinados proyectos, como pueden ser las publicaciones de libros o revistas, la realización de proyectos musicales o incluso apoyar un viaje alrededor del mundo.

Uno de los proyectos crowdfunding más conocidos, es el la película El cosmonauta, del que ya hemos hablado en cornisa.net y que se encuentra actualmente en pleno rodaje.

No todos los proyectos son tan ambiciosos como El cosmonauta. Algunos de estos proyectos crowdfunding, están utilizando portales especializados como Lanzanos o verkami. Estos portales proporcionan una plataforma ágil para que una persona con una idea, pueda plantear su proyecto, y esperar a recibir la financiación por parte del público que esté dispuesto a colaborar. Muchas veces, la persona que colabora en un proyecto, puede obtener una pequeña recompensa final, como puede ser que aparezca en los créditos del cortometraje en el que se participé, la recepción de una revista una vez que haya podido ser editada, o una invitación para el estreno de la obra de teatro en la que se colaboré.

Como se ve, tiene algunas diferencias con los sistemas de donaciones que se usan sobre todo en algunos proyectos de software libre. Wikipedia es el gran ejemplo del un sistema que funciona en base a donaciones. Todo el mundo puede contribuir a mantener el proyecto de wikipedia donando la cantidad de dinero que estime oportuno. En la última campaña que se realizó a finales de 2010, se recaudaron 16 millones de dólares en 50 días, gracias a las donaciones de más de 500.000 personas. El fundador de wikipedia, Jimmy Wales, agradeció estas donaciones recibidas en un mensaje.

Wikipedia.org

En la mayoría de los proyectos crowdfunding, se establece un mínimo del dinero que se debe recaudar para poder comenzar con el proyecto, y para el que pueden establecer un plazo de tiempo. Una vez alcanzado esto, toca esperar al desarrollo del proyecto.

Merece la pena visitar algunos de los proyectos crowdfunding que existen actualmente. Los que más me han llamado la atención son:

  • Revista de amazings.es: Después de seguir la página de amazings.es y su twitter (@cornisa.net es follower de @Amazings_es :) ), ahora tenemos la oportunidad de colaborar en la edición de un revista. Por 9 euros, envían la revista a casa, y por 11, ponen tu nombre en los agradecimientos.
  • La vuelta al mundo de Nacho y Adri en la web. Colaborando en este proyecto, ayudarás a que estas dos personas realicen un viaje de 13 meses de duración por todo el mundo. Ellos se compromenten a contar su aventura a través de la web www.nosvamosdeviaje.com, y además, recibirás un foto personaliza que realizarán en el lugar que quieras, con un cartel en el que pondrán el mensaje que elijas.
  • Pregunta al experto. Un proyecto software que quiere “dinamizar el flujo de información entre los investigadores de dichos laboratorios y los especialistas responsables de convertir esos datos en resultados tangibles [..] soportará progresívamente las siguientes áreas: BioMedicina,  Física de Altas Energias, Lingüística”.

¿Te animas a colaborar en algún proyecto crowdfunding? O ahora que conoces esto, ¿te animas a explotar esa idea que tenías buscando la financiación gracias al crowdfunding?


Entradas relacionadas:

Publicado por el 22 julio, 2011 en Por fin es viernes | 2 comentarios

El Rey del Cielo

En el Parque Nacional de Canaima, en el estado de Bolívar, al suroeste de Venezuela, nos podemos encontrar con una de las maravillas más increíbles de la naturaleza, el Salto del Ángel, la cascada más larga del mundo, que desde una altura de más de 900 metros lanza su torrente de agua hacia el vacío. Muchos pensaréis que su nombre pudiera tener relación con alguna criatura celestial, pero os equivocáis, ya que debe su denominación a un ángel más terrenal, de los que llevan alas de acero y el amor por el riesgo en sus venas, el piloto norteamericano Jimmie Angel, apodado el Rey del Cielo, el primero en constatar la existencia y situación exacta de uno de los parajes más hermosos del planeta

El Salto del Ángel. Foto: Rich Childs Fuente:wikipedia.org

Sus primeros años de vida se diluyen en la leyenda, propiciada por él mismo, por lo que es difícil saber que fue cierto y que no, por lo que lo único que se puede dar por verdadero es que James Crawford Angel vino al mundo en un pueblo de Missouri en 1899. Se afirma que con apenas 18 años combatió en la Primera Guerra Mundial como piloto de la Royal Air Force británica, siendo compañero del mítico Roland Garrós y que fue piloto explorador del mismísimo Lawrence de Arabia. Sin embargo otras versiones afirman que fue solamente mecánico durante la guerra y que aprendió a pilotar tras finalizar ésta, cuando tenía ya 21 o 22 años, o por lo menos fue cuando acudió a una escuela para obtener su título oficial de piloto. Sea como fuere, a partir de los años veinte estaba trabajando como piloto autónomo, realizando viajes por el centro y el sur del continente americano. En 1921 se topó en un bar de Panamá con el escocés John McCraken, que le ofreció 5000 dólares por llevarlo hasta una de las gigantescas mesetas denominadas como tepuis en la zona del suroeste de Venezuela conocida como la Gran Sabana. Este es el mismo lugar donde situó Sir Arthur Conan Doyle su Mundo Perdido, historia en la cual sobre una de aquellas abruptas mesetas, probables restos del pretérito continente de Gondwana, habitaban dinosaurios. Pero el Rey del Cielo y McCraken no buscaban monstruos prehistóricos sino un rio lleno de oro. Abordo de su viejo Bristol Piper consiguió llevar al escocés a su destino, atreviéndose a aterrizar sobre la cima del tepui, donde McCraken recogió una buena cantidad de oro antes de despegar nuevamente.

A partir de ese momento Jimmie Angel estuvo obsesionado con localizar de nuevo aquel lugar, lo que le hizo regresar a la zona en numerosas ocasiones. Esta obsesión probablemente fue lo que le costó su matrimonio con Virginia Martin, que prefería que su marido llevará una vida más tranquila en Estados Unidos. Tras sus exploraciones se empezó a convencer que el lugar que buscaba estaba en el Auyantepuy, la Casa o Montaña del Diablo en el lenguaje de los indios Pemon. Y ahí fue donde durante un vuelo en solitario descubrió la gigantesca catarata el 18 de Noviembre de 1933 entre lo que al principio pensó que eran un tepui y luego comprobó que eran dos separados por un estrecho cañón donde se escondía el Salto del Angel. Lamentablemente al ser el único testigo muchos no creyeron que había descubierto lo que los indígenas denominaba en sus leyendas como el Río Padre de todos los Ríos. No sería hasta el 24 de Marzo de 1935 que podría certificar a otras personas su existencia, durante un vuelo patrocinado por la empresa minera Case, Pomeroy and Company.

Jimmie y Marie Angel en 1939. Fuente: Jimmie Angel Historical Project

Pero el descubrimiento de la cascada no apartó de su mente el río de oro de McCraken y convencido como estaba de que Auyantepuy era el lugar, decidió que la única forma de comprobarlo era aterrizar en él. El explorador Gustavo “Cabuya” Heny y el capitán español Felix Cardona Puig habían intentado localizar un ruta por la que ascender a pie hasta la cima, con el soporte aereo de Jimmie Angel, pero no consiguieron descubrir una forma completa de llegar. A Jimmie solo le quedaba una solución. La mañana del 9 de Octubre de 1937 partió  en su Flamingo “Rio Caroní” en compañia de su nueva mujer, Marie Sanders, que había conocido tres años atrás,  junto con Heny y su ayudante, Miguel Ángel Delgado, mientras que Cardona permaneció en el campamento manteniendo contacto con radio con los expedicionarios. El aterrizaje en principio parecía ir sin problemas, pero de repente las ruedas se rompieron y el avión acabó con el morro enterrado en el barro, el tanque de combustible roto y la radio estropeada. Los pasajeros salieron indemnes pero estaba claro que no parecía probable que pudieran regresar con el aeroplano. Para más inri, tras dos días de búsqueda Jimmie comprendió que aquel no era el lugar donde había estado 15 años atrás con su amigo escocés y que no había ni rastro de oro. Descorazonados, decidieron que solo había una forma de salir de aquella gigantesca meseta, y era descender a pie. Mientras tanto, Cardona, tras no recibir ninguna comunicación del Flamingo, avisó a un amigo de Heny, el doctor William H. Phelps, que consiguió enviar un avión en su búsqueda, pero debido a la capa de nubes que cubría el tepuy no pudieron localizarlos y los dieron por muertos. Once días después del despegue los esforzados expedicionarios consiguieron regresar sanos y salvos al campamento gracias a la guía de Heny, experimentado en escalada, que pudo encontrar una ruta para descender de la Montaña del Diablo.

El Flamingo "Río Caroní". Foto: Yosemite Fuente:wikipedia.org

Jimmie continuó con sus vuelos por la zona, llevando a expediciones de geólogos y botánicos, hasta que en 1942 el matrimonio Angel abandonó Venezuela. Durante el resto de los años cuarenta vivieron en varios países de centroamérica, hasta que debido a la salud de sus dos hijos, regresaron a Estados Unidos estableciéndose en Oxnard, California, en 1951. Pero Jimmie no abandonó sus vuelos y durante un aterrizaje en Panamá en Abril de 1956, su avión se estrelló, hiriéndose en la cabeza. En principió no pareció nada grave, pero poco después sufrió varios ataques al corazón que le mantuvieron hospitalizado durante ocho meses hasta fallecer el 8 de Diciembre de 1956. Sus cenizas fueron esparcidas por Marie sobre la catarata que lleva su nombre y sobre el avión que permanecía aún en la cima del Auyantepuy. En 1970 el Flamingo fue recuperado y restaurado, y hoy en día se encuentra frente al aeropuerto de Ciudad Bolívar, recordando a este valiente piloto y explorador.

Publicado por el 18 julio, 2011 en Historia olvidada | 2 comentarios

Primeros pasos en programación con C-jump

Este viernes proponemos un regalo un tanto “freak” o friki, como ustedes prefieran.

Imaginen que están en casa y que un anuncio de teletienda les llama la atención… supongan que empieza una musiquilla y una voz en off les dice:

” ¿Eres uno de esos padres, tíos, abuelos, etc. que son amantes de la programación y que tienen algún hijo, sobrino, nieto, etc. al que no saben qué regalar? ¿o tal vez eres un treintañero de los que sigue Big Bang Theory y que entre sus vicios está la programación informática? pues para todos ellos y muchos más llega: C-jump. Un entretenido juego de mesa con el que introducirse, bajo su total y absoluta responsabilidad, en el mundo de la programación al estilo de lenguajes como C, C++ o Java

Juego de mesa c-jump

Juego de mesa c-jump

El concepto es el mismo que en los juegos tradicionales como la Oca, una carrera en la que hay que ser el primero en llegar a la meta. Los distintos jugadores se convierten en esquiadores que han de descender la ladera de la montaña lo antes posible. Con cada bajada, los jugadores han de seguir las instrucciones que se les imponen en forma de código fuente. Los participantes qué caminos les conviene elegir, cuales están libres para ellos y decidir cual es la mejor opción para ser los primeros en llegar a la meta. La clave está en descubrir los caminos que se encuentran abiertos. A través del mismo se aprenden las sentencias básicas (if, else, while…) y es un modo lúdico de adentrarse en este mundo.

Los creadores del juego indican varios puntos:

  • Este juego no es sólo para enseñar y aprender: es diversión y entretenimiento para toda la familia.
  • Esquí y snowboard son una analogía perfecta de programación.
  • C-jump es un juego ideal para la educación en el hogar.
  • El juego está basado en el código de un programa de ordenador real.
Detalle del tablero de C-jump

Detalle del tablero de C-jump

El juego fue ideado por Igor Kholodov, al que podemos ver en posando con el juego.

Con C-jump la diversión está garantizada a la vez que aprendes los fundamentos  básicos de la programación.

Por el irrisorio precio de $24.95.

Todos estos factores hacen que C-jump sea una alternativa diferente a los juegos de mesa tradicionales.

¿A qué estás esperando? Hazte con el tuyo ¡ya!

Publicado por el 15 julio, 2011 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

Silbervogel: el bombardero espacial nazi

El 12 de Mayo de 1942 el Reichsmarschall Hermann Göring recibió un informe de 33 páginas que conformaban el resumen del denominado proyecto Amerika Bomber, cuya finalidad era el desarrollo de un bombardero intercontinental capaz de atacar los Estados Unidos desde Alemania sin hacer escalas. Entre los diferentes diseños valorados para este bombardero se encontraba el Silbervogel de Eugen Sänger, un aeroespacioplano suborbital que podría considerarse como una de las primeras naves espaciales diseñadas por el hombre.

El Silbervogel sobrevolando Chicago. Recreación para una maqueta Tamiya

Eugene Sänger, un ingeniero aeronáutico austriaco, empezó a trabajar a principios de los años treinta en los primeros diseños con su tesis Raketenflugtechnik, (Ingeniería de Vuelo de Cohetes), obra adelantada a su tiempo donde planteo aviones-cohete, estaciones espaciales y viajes interplanetarios mediante motores de iones capaces de alcanzar velocidades relativistas. Si casi suena a ciencia-ficción en la actualidad, imaginaos hace ochenta años, el recibimiento estuvo cargado de cierto escepticismo hacia estos conceptos tan futuristas. Tras finalizar la tesis, se centró en el diseño de un motor de combustible líquido refrigerado regenerativamente que podría ayudar a alcanzar velocidades de 10.000 Km/h y en 1935 publicó en la revista Flug un artículo sobre la tecnología de aviones impulsado por cohetes que atrajo la atención del Ministerio del Aire de la Alemania nazi. A partir de ese año Sänger entró a trabajar para los nazis dirigiendo el laboratorio secreto de investigación aeroespacial situado en Trauen, en el mismo sitio donde en la actualidad podemos encontrar el DLR, el Centro Espacial Alemán. Tan secreto era que hasta el mismísimo Wernher von Braun tardó tiempo en enterarse que que había otro equipo trabajando en la propulsión de cohetes. Allí fue donde empezó a perfilar ya el concepto del Silvervogel y a desarrollar toda la teoría matemática necesaria para el vuelto de aquel increíble aparato con ayuda de la que luego sería su esposa, la matemática Irene Bredt.

Esquema original de Sänger publicado en su informe de 1944

Este pájaro de plata, al que Sänger gustaba denominar antipódico por sus pretensiones de que fuera capaz de atacar las mismas antípodas del lugar de despegue, consistía en una especie de cohete alado, de unos 28 metros de largo por unos 15 de ancho en la alas, con una cabina presurizada para un piloto, un compartimento para la carga (bombas, lógicamente), con capacidad de hasta 30 toneladas, y los motores de tipo V2. El despegue se realizaría mediante el impulso por otro cohete en un monorail de tres kilómetros de largo, y una vez en el aire, el Silvervogel encendería sus motores que le propulsarían hasta una altitud entre 145 km y 260 km (en unos sitios se cita un dato y en otros el otro). A partir de ese momento el aeroespacioplano comenzaría un ciclo de descensos y ascensos rebotando en la estratosfera ,debido a las diferencias de densidad del aire, hasta llegar a su objetivo en Estados Unidos y lanzar su temible carga. A parte del lanzamiento de bombas convencionales, una de las opciones que se valoró fue usar una bomba de gravedad, ya que debido a la altitud conseguida, el lanzamiento de un objeto pesado tendría el mismo efecto que un meteorito al chocar contra el suelo. Tras el bombardeo continuaría descendiendo para aterrizar probablemente en algún lugar del Pacífico dominado por los japoneses. Afortunadamente nunca se llegó a construir, debido a que en 1942, en pleno enfrentamiento con la Unión Soviética, los nazis estaban más interesado en armamento convencional, además de que la extensa propuesta de Sänger (900 páginas de documento) les pareció demasiado compleja. Sänger continuó con sus trabajos de desarrollo de mejores motores para cohetes, como el estratorreactor, pero no abandonó su idea del Silbervogel, presentando una nueva propuesta en agosto de 1944, pero los nazis estaban ya inmersos en frenar la invasión aliada en Europa y no hubo ningún intento de avanzar en el proyecto.

Tras el fin de la guerra, muchos se interesaron por Sänger y sus investigaciones. Los Estados Unidos lo invitaron a colaborar con ellos, pero rechazó su propuesta quedándose en Francia, donde creo la Federación Astronáutica. La Unión Soviética también quiso contar con sus servicios, pero de una forma un poco más forzada ya que, por orden de Stalin, intentaron secuestrarlo en París, intento que fue desbaratado por el servicio secreto francés. En los años cincuenta regresó a Alemania, donde seguiría investigando en el campo de los motores de propulsión hasta su muerte en 1964, dejando un legado que pervive hasta nuestros días en los motores de la mayoría de los cohetes actuales y en naves como el transbordador espacial norteamericano.

Publicado por el 14 julio, 2011 en Historia olvidada | 3 comentarios

Google Code Jam, un concurso de programación

El próximo 29 de julio, se celebrará en Tokio la final del concurso de programación anual que organiza Google, el Google Code Jam 2011.

Google Code Jam

El concurso consiste en programar un algoritmo que sea capaz de resolver distintos problemas que son propuestos. Para ello, es posible utilizar el lenguaje de programación que cada uno estime oportuno. El problema se considerará resuelto si ante determinados datos de entrada que se proporcionen, es posible obtener una solución correcta. De esta forma, y durante varias jornadas eliminatorias, se llega a la final, donde competirán los 25 mejores concursantes.

Este año, el concurso comenzó el 6 de mayo con una ronda de clasificación.  Participaron 11832 de todo el mundo, y se emplearon para la resolución de los problemas lenguajes bastante habituales como  Java o C++, y algunos más divertidos como Haskell, Prolog o Fortran. Un punto a destacar en el desarrollo de este concurso, es que una vez que termina cada ronda, es posible descargarse las soluciones de los distintos concursantes; este sirve para ver que ideas han llevado a cabo y como las han implementado en cada uno de los lenguajes de programación.

lenguajes de programación empleados

En cuanto a la actuación española, este año participaron (participamos ;) ) en la ronda de clasificación 135 participantes, donde C++, Java y Phyton fueron los lenguajes preferidos.

En la ronda 3, la previa a la final de Tokio y que se celebró el pasado 30 de junio, llegaron los 500 mejores participantes, donde se encontraba un participante español Landertxu. Esta ronda, se realizaba en modo on-line, y tenía una duración de dos horas y media para resolver 4 problemas de distintas puntuaciones. Los 25 primeros clasificados, serían quienes ganarían una plaza para participar en la próxima final que se disputará en Japón. Nuestro representante obtuvo un mertitorio y fantástico puesto 64; y más sabiendo que la puntuación que obtuvo fue la misma que la que obtuvo el segundo mejor participante; 69 puntos sobre 100. Hubo 66 participante que obtuvieron esa misma puntuación, por lo que se tuvo que recurrir al tiempo empleado para encontrar las soluciones. Landertxu se quedó a 50 minutos de conseguir una de esas plazas para la final, en donde más de la mitad de los participantes serán de Rusia (10) y China (5).

A parte de Landertxu, destacar también el papel de AlexAlvarez (puesto 528) y polmauri (puesto 729), que al terminar entre los 1000 primeros participantes, recibiran una camiseta del Google Code Jam como premio :)

Partipación española en las fases del concurso

Habrá que esperar unas semanas más para ver quien es el ganador de la edición 2011 del Google Code Jam; de todas formas, disponemos de los problemas propuestos en esta edición, y de las soluciones desarrolladas por los participantes, por lo que disponemos de un buen material para curiosear, y participar en la próxima edición. A veces, con pasar una ronda, es suficiente :)


Entradas relacionadas:

Publicado por el 12 julio, 2011 en Tecnología | 4 comentarios

La imposibilidad de prever el futuro: el Cisne Negro

Si hace unas semanas inaugurábamos la sección de Prospectiva donde vamos a plantear que es lo que nos puede deparar el futuro, antes de entrar en la arena de la especulación toca comentar una de las grandes dificultades que hay para predecir ese futuro desconocido: los  suceso raros, de gran impacto y que se intentan explicar a posteriori, los denominados Cisnes Negros.

El filósofo y matemático Nassim Nicholas Taleb nos presentó este concepto en su libro El Cisne Negro: el impacto de lo altamente improbable publicado en 2007, basándose para nombrarlo en la historia del descubrimiento de los cisnes negros en Australia. Hasta el finales del siglo XVII la gente en Europa creía que todos los cisnes eran blancos, a nadie se le había pasado por la cabeza que podían existir de otro color. Pero el holandés Willem de Vlamingh se topó en sus exploraciones de las en aquellos tiempos desconocidas tierras australianas con una bandada de estas aves de plumaje negro lo que hizo cambiar la forma de ver las cosas sobre la evolución de esta especie. El problema aquí radicó en que, en base a que solo se habían observados cisnes blancos, se extrapoló que todos los cisnes eran blancos, hasta que se demostró lo contrario.

La historia de nuestro mundo ha sido dirigida por Cisnes Negros, incluso desde antes de que existiera el hombre. Nuestra misma existencia podría venir dada por uno de ellos, la caída del meteorito que propició la desaparición del dinosaurios y el desarrollo de los mamíferos, cuya evolución vino a dar con la aparición del Homo Sapiens, podría considerarse uno, a pesar de que aquellos tiempo es difícil que los dinosaurios se dedicaran a la prospectiva. Con el paso de los siglos más y más eventos de este tipo han ido incidiendo en el desarrollo de nuestra civilización, los ejemplos son múltiples: el descubrimiento de América, las dos grandes guerras mundiales, la caída de la Unión Soviética, el 11-S, la difusión de Internet (con Google y Facebook a la cabeza de pequeños cisnes negros) o del teléfono móvil, por citar algunos. Ahora mismo vivimos inmersos en los efectos de un Cisne Negro como fue la explosión de la burbuja financiera e inmobiliaria ocurrida en el 2008, y acabamos de contemplar otros mucho más recientes como las revoluciones en los países Islámicos y nuestro propia revolución del 15M. Nadie vio venir estos sucesos, pero luego miles se han apuntado a dar detalladas y sesudas explicaciones de sus causas, algunos incluso implicados en que se produjeran esos eventos. ¿Si esa explicaciones estaban ahí por qué nadie se dio cuenta de ello antes de que ocurriera? La respuesta es muy sencilla: no podían.

El atentado del 11-S, el Cisne Negro que ha marcado la última decada. Fuente: wikipedia.org

Una de las principales ideas que explican esta imposibilidad es lo que podríamos denominar la antibiblioteca de nuestros conocimientos, esto es, todo el conjunto de cosas que no sabemos, y que es mucho mayor que el conjunto de lo que sabemos. Lo que conocemos no nos va a ayudar mucho a predecir realmente el futuro, pues este estará condicionado con bastante probabilidad por lo que no sabemos. Si ponemos como ejemplo el 11-S, puede que se supiera que algún tipo de gran atentado podría ocurrir en Nueva York, pero no sabían el cuando y el como, por lo que al gobierno norteamericano le fue imposible predecir lo que iba a ocurrir. El problema de los seres humanos es que sobrestimamos el valor de lo que sabemos e infravaloramos lo que no sabemos, lo que nos hace proclives a subestimar las posibilidades de que ocurra un hecho raro, ya que nos basamos en el pasado, que es finito, para conjeturar sobre un futuro desconocido que es infinito.

A parte, tampoco conocemos totalmente ese pasado, ya que este esconde lo que podemos llamar las pruebas silenciosas, lo que ocurrió pero de lo que no quedó constancia o se ha olvidado. Taleb ilustra este concepto con una historia que contaba Cicerón, en la que al poeta griego Diágoras, conocido por su ateísmo, le mostraron unas tablillas pintadas en dónde se representaban a unos creyentes rezando a los dioses, y que luego sobrevivían a un naufragio, de lo que se podía deducir que rezar te ayuda a salvar la vida. Pero Diágoras preguntó:”¿Dónde están las imágenes de quienes oraron y luego se ahogaron?”. Sabemos menos cosas del pasado de lo que creemos y algunas preferimos ignorarlas, incluidos algunos Cisnes Negros.

También creemos que vivimos en un mundo mucho más controlado y cuadriculado, el que Taleb denomina Mediocristán, donde los sucesos individuales realmente no tiene demasiado efecto, sino que lo que importa son los sucesos colectivos, más predecibles. Pensamos que todo sigue la distribución normal, y que nada de los extremos de la famosa campana de Gauss va afectar realmente. Esto puede valer para la altura de las personas u otros elementos donde lo aleatorio no afecta realmente (no hay gente de dos kilómetros de altura), pero existe otra parte de nuestra realidad que pertenece a Extremistan, donde un solo elemento puede afectar tremendamente al total, el campo de aparición de los Cisnes Negros. Un ejemplo de esto sería la distribución de la riqueza, donde solo unos pocos tiene la mayor parte del dinero. Y así, cuando el señor Botín tose, la economía española tiembla.

Por último nos encontramos con la falacia narrativa, la dificultad que tenemos los seres humanos para aceptar la aleatoriedad de algunos sucesos que nos hace siempre buscar causas que ayuden a crear una narración más simple que explique el hecho aleatorio, y que nos hace creer de esta forma que todo puede ser explicado con unas causas, las cuales podemos analizar para hacer predicciones del futuro. Así el mundo esta lleno de grandes “expertos” encorbatados que hace previsiones sobre la evolución de la economía, la política y la tecnología todos los años y que la mayor parte del tiempo suelen acertar tanto o menos que el kioskero de la esquina.

Asimov pensando en el futuro. Fuente:wikipedia.org

Como ejemplo final, si habéis leído la famosa saga de Fundación de Isaac Asimov (si no es así, saltaros este párrafo si no queréis que os destripe parte de la trama), recordaréis que en esas novelas aparece la figura de Hari Seldon, un científico que mediante formulas matemáticas, englobadas en lo que denomina la ciencia de la psicohistoria, determina que el Imperio Galáctico en el que vive se derrumbará creando una era de treinta mil años de barbarie. Para evitar esto decide establecer una Fundación que ayude a encarrilar ese derrumbamiento para que los tiempos de caos solo dure mil años, y deja registradas las predicciones de como va evolucionar el futuro, el plan Seldon, que incluso incluye algunos Cisnes Negro que denomina Crisis Seldon para los cuales deja consejos de como superar. Lamentablemente sus predicciones a gran escala solo tenían en cuenta el comportamiento de las masas, y la mutación de un solo individuo, El Mulo, causó un Cisne Negro que casi da al traste con el plan Seldon. Como veis, el gran Asimov nos habló ya de esto hace sesenta años.

A pesar de todas estas dificultades, en cornisa.net nos proponemos colocarnos el gorro de psicohistoriadores y elucubrar sobre como puede evolucionar nuestra civilización. Eso si, tampoco nos hagáis mucho caso, seguramente nos equivocaremos.

Publicado por el 7 julio, 2011 en Prospectiva | 3 comentarios

Muestra y demuestra lo que vales

Utiliza en la vida los talentos que poseas: el bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que mejor cantan.

Publicado por el 6 julio, 2011 en Frases | Lee el primer comentario

Shakespeare no se pierde una boda

Todos conocemos muchas composiciones de música clásica casi sin darnos cuenta debido a los anuncios, las películas o cualquier otra manifestación de la cultura popular. Una de ellas suele escucharse habitualmente en un evento de la vida social al que la hemos asociado indefectiblemente, y no es otra que la marcha nupcial de Felix Mendelssohn. Aunque quizá no lo sepamos, cuando la oímos, la Historia nos está conectando con uno de los más importantes dramaturgos de todos los tiempos: William Shakespeare

Retrato de William Shakespeare

Retrato de William Shakespeare

Mendelssohn compuso esta pieza musical originalmente en 1842, como parte de un conjunto de música incidental para acompañar a la obra teatral El sueño de una noche de verano, escrita por Shakespeare a finales del siglo XVI. El compositor alemán, que con tan sólo 16 años ya había compuesto la obertura para la obra, incorporaría posteriormente tres movimientos instrumentales: un scherzo, un nocturno y la célebre marcha nupcial, pensada para el intermedio entre loa actos IV y V.
Existe la hipótesis de que la pieza teatral, una comedia romántica repleta de amor y fantasía, fue representada por primera vez en su día precisamente con motivo una boda aristocrática, mientras que también se maneja la posibilidad de que se escribiera para la Reina de cara la celebración de la festividad de San Juan.

Retrato de Felix Mendelssohn

Retrato de Felix Mendelssohn

Pero, aunque Shakespeare está metido en todo esto ¿por qué se usa esta pieza en las ceremonias de boda?

La respuesta se encuentra unos pocos años más tarde. En 1858, Victoria, princesa del Reino Unido , e hija mayor de la Reina Victoria contraía, matrimonio con Federico Guillermo de Prusia, el que a la postre sería efímero Kaiser del Imperio Alemán (falleció a los 99 días de reinado). La princesa era una gran admiradora de los compositores alemanes y eligió entre las piezas de música para su propio enlace matrimonial la Marcha Nupcial de Mendelssohn y el Coro Nupcial de la ópera Lohengrin de Wagner, que hoy en día también se identifica como música de boda por antonomasia.

Tras esto el seguimiento del pueblo hacia la moda de la realeza en Europa hizo el resto y hoy estas dos piezas están indudablemente unidas a la ceremonia nupcial en Occidente. No creo que el genial inglés pensase que su legado estaría presente en tantas bodas cuando escribía aquello de “Con todo esto y a decir verdad, en nuestros días, razón y amor no hacen buenas migas”

Boda de la Princesa Victoria

Publicado por el 5 julio, 2011 en Historia olvidada | Lee el primer comentario