El conde que conquistó España

Esta historia, que bien se podría ambientar con una banda sonora de clave y violines barrocos, comienza en las norteñas tierras escocesas, ante una lápida con una inscripción llamativa para un observador con curiosidad histórica:

Tumba Henrietta Mordaunt

Fuente: scottishwargraves.phpbbweb.com

“Sacred to the memory of Her Grace Henrietta, Dutchess of Gordon who was the only daughter of Charles Mordaunt, Earl of Peterborough and Monmouth who conquered Spain. She was born April 3rd 1682 and married in 1706 to Alexander Marquis of Huntly, afterwards Duke of Gordon to whom she bare 5 sons and seven daughters. She died at Preston Hall on the 11th day of October 1760 aged 78 years”


Si traducimos sin más: “que/quien/el cual conquistó (¿venció a?) España” ¿Conquistó España? ¿Toda ella? ¿El Conde de Peterborough y Monmouth? ¿Acaso ha evolucionado el significado del verbo?

Repasando un poco la azarosa historia española…muchos pasaron, los romanos se quedaron un rato largo en el terruño donde después habitaría un país llamado España, los musulmanes ocuparon toda la península (¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles…igual estoy mezclando…) y Napoleón, aunque a la postre se pudo aplicar aquello de ir a por lana y salir esquilado, en algún momento pudo alardear de algo parecido a una conquista. Pero no había noticias de que un noble inglés desconocido por el gran público hubiese conquistado España…

Las fuentes históricas sitúan a Charles Mordaunt, tercer Conde de Peterborough llegando a Barcelona en el verano de 1705 al mando de un ejército de ingleses y holandeses dispuesto a luchar porque una dinastía francesa no se ciñera la corona vacante de la decadente aunque aún poderosa monarquía española tras el fallecimiento sin descendencia de Carlos II. El miedo al desequilibrio de fuerzas en Europa había llevado a Inglaterra, Austria, Holanda y Portugal a apoyar la continuidad de los Habsburgo en la figura del Archiduque Carlos frente a Felipe V, el proclamado rey Borbón, y convertía a España en un campo de batalla de una guerra civil e internacional al mismo tiempo: la Guerra de Sucesión Española.
Tras el asedio y captura de Barcelona, Mordaunt ocupaba Valencia al comienzo del siguiente año y consolidaba la rebelión a favor del archiduque austriaco . Sin embargo a partir de entonces las decisiones del conde inglés empiezan a ser poco claras y a resultar controvertidas. Las tropas aliadas parecen no coordinarse bien a la hora de moverse hacia Barcelona para socorrer a la ciudad ante el asedio de los franceses y de acometer conjuntamente el ataque sobre Madrid, y las órdenes de Mordaunt retrasan y dificultan las acciones a juicio del resto de altos mandos. Finalmente en 1707 es llamado a comparecer en Inglaterra para dar explicaciones, acusado de haberse excedido en su autoridad y bajo la sospecha de que su falta de sintonía con el archiduque austriaco puede estar detrás de su comportamiento.

A su vuelta a territorio inglés se desataría un duro enfrentamiento político entre Tories y Whigs en torno a su persona y finalmente el conde acabaría destinado en Viena, y posteriormente en Frankfurt, con un cargo diplomático desde el cual trataría sin éxito de trazar un plan para convertir en Rey de España a Víctor Amadeo de Saboya.

Charles Mordaunt

Charles Mordaunt, tercer Conde de Peterborough y Monmouth

Tras su muerte en Lisboa en 1735 nos queda una vida convulsa vivida en las altas esferas del poder y los interrogantes acerca de su capacidad militar y de su habilidad para conjugarla con la política, acerca de si fue un conspirador o sufrió las envidias de su entorno o acerca de si realmente quiso ver al Emperador del Sacro Imperio sentado en el trono español. Pero una cosa parece cierta: a día de hoy la “conquista” de España por el Conde de Peterborough es vista como una fantasía en forma de epitafio.

—————————————————————-

Gracias a Pablo por traerme esta idea de su viaje escocés.

Publicado por el 30 junio, 2011 en Historia olvidada | 4 comentarios

Juan Caramuel Lobkowitz, el monje enciclopédico

Visto como se ha tratado de siempre a la ciencia en España, no es de extrañar que un autentico superdotado científico como Juan Caramuel Lobkowitz haya sido tan injustamente olvidado. El que podríamos considerar el máximo representante del Renacimiento tardío español, ya entrado en El Barroco, fue matemático, filósofo, estratega militar, teólogo, astrónomo, lingüista, políglota, musicólogo, estudioso del arte y arquitecto, entre muchas otras cosas. Prácticamente se puede decir que pocas fueron las ramas de la ciencia y de las humanidades que no tocara este genio sin par.

Juan Caramuel Lobkowitz Fuente:wikipedia.org

Nacido en Madrid en 1606, su padre fue el ingeniero militar Lorenzo Caramuel y su madre fue la checa Catalina de Frisia. Su progenitor le inculcó desde muy joven el interés por la astronomía y las matemáticas, y ya desde su infancia destacó por su inteligencia superior, llegando a crear tablas astronómicas y a realizar estudios de gramática antes de cumplir los doce años. Hacia 1620 entra a formarse en la Universidad de Alcalá de Henares, donde cursa Humanidades, Gramática, Retórica y Poética, y Filosofía, y en 1625 entra a formar parte de la orden del Císter en el Monasterio de la Espina en Valladolid.  A partir de aquí comienza su aventura vital más importante, que le lleva a recorrer, gracias a su carrera religiosa, buena parte de Europa, siendo abad en Escocia, vicario en Inglaterra, Superior–abad en Viena, Gran–Vicario del Arzobispo de Praga, y obispo en la ciudades italianas de Maguncia, Satrianun y Vigevano, donde terminarían sus días. Su curiosidad infinita le hizo interesarse por todo aquel estudio del que tenía conocimiento y discutir, polemizar e indagar sobre la vida, la ciencia, lo que se podía ver y lo que no se podía ver, lo cual le llevó a relacionarse con la flor y la nata de los sabios de la época, como el filósofo René Descartes, el polígrafo Athanasius Kircher o el médico Johannes Marcus Marci, entre muchos otros.

Algunos le denomina el Leibniz español, pero sinceramente eso es quedarse corto. El sobrenombre le viene principalmente porque se adelantó a este gran matemático en treinta años al presentar la primera descripción impresa del sistema binario en su Mathesis biceps. Pero también realizó otros muchos aportes a la matemáticas, como realizar la primera tabla de logarítmos en España, crear un nuevo método para la trisección de un ángulo o elaborar un tratado sobre probabilidad que fue seguramente la inspiración de Pascal para sus teorías probabilísticas.

Portada de Mathesis Biceps, en cuyo índice se puede ver la multitud de temas tratados

Gracias a sus contactos con Kircher y Marci tuvo conocimiento del enigmático, y aún hoy indescifrado, manuscrito Voynich, lo cual le hizo interesarse por la criptografía. A este intereses también influyo el descubrimiento en una biblioteca de Lovaina de un ejemplar de la Stegenographia del abad Juan Tritemio, un libro condenado por la Santa Inquisición que versaba sobre el lenguaje cifrado, y fascinado por este tratado decidió escribir su propia versión e investigar sobre el lenguaje oculto de la Cábala judía.

Su pasión por la astronomía le llevó a buscar métodos para medir la Tierra, de cuyas investigaciones determinaría que debido la refracción de la atmósfera los astros tenían una posición aparente. Por sus estudios realizados sobre los movimientos de los péndulos, llega a la certera conclusión de que los planetas no se mueven en círculos, sino que lo hacen en elipses imperfectas. Y su aportación práctica al mundo astronómico llegaría con su método para calcular la longitud según la posición de la Luna que se aplicaría en la navegación marítima.

Otra de sus principales facetas fue la de lingüista y polígrafo. Se afirma que llegó a dominar más de veinte lenguas, citándose entre ellas el latín, el griego, el persa, el hebreo, el chino y el árabe, idiomas que usó en muchos de sus escritos, como la refutación que realizó del Corán, que fue escrita en árabe para poder llegar al mundo musulman. Su contactos con un misionero que había estado en China le llevan a interesarse por la lengua de ese lejano país, llegando a escribir la que probablemente sea la primera gramática china que se hizo en Europa. En esta lengua encuentra elementos de la lengua universal que tanto le interesaba encontrar, ya que los ideogramas chinos se basan en las cosas en si mismas, no en la composición de letras para nombrar las cosas. Ya con diez años se había empezado a fascinar por el estudio de la lingüística, y con el transcurrir de los años fue desarrollando sus teorías sobre un lenguaje universal que quedarían plasmados en su obra Primus Calamus ob oculos ponens Metametricum quae variis currentium, recurrentium, adscendentium… multiformes labyrintos exornat, publicada en 1663, que serviría siglos después como inspiración para la creación del Esperanto. También se interesó por el propio mundo de la impresión de los libros, escribiendo sobre tipografía, haciendo la primera normalización sobre el uso de la cursiva, la numeración de las páginas y estilos en títulos y subtítulos. Dentro de lo que podríamos denominar  mundo “protoeditorial”  llegó a presentar algunos de los primeros escritos juristas sobre la protección de la propiedad intelectual, en defensa de los escritores que veían como los editores tenían todo los derechos sobre sus propias obras.

Plaza de Vigevano

La arquitectura tampoco escapó a su curiosidad, volcando todos sus conocimientos en Architectura civil, recta y obliqua, una obra especulativa que ilustraba con calcografías cómo se debía desarrollar la arquitectura, destinada para aprendices y estudiosos del tema. Este libro fue publicado casi al final de su vida, durante su estancia en Vigevano, ciudad dónde diseñó la fachada de la catedral y realizó una reorganización urbanística con el fin armonizar la citada catedral con la plaza de la población. Se comenta incluso que suya fue la idea de la Columnata de Bernini en El Vaticano, aunque lo único cierto es que Caramuel atacó a la obra de Bernini diciendo que la columnata tenía tantos errores como columnas la componían. Es por estas labores que a día de hoy una de las pocas cosas que recuerdan su nombre en España es la Cátedra Juan Caramuel de Arquitectura en la Universidad de Alcalá de Henares.

Otra peculiar faceta de su vida es que llegó a ser diplomático y espía del rey Felipe IV durante su estancia en Bohemia, participando en los debates de la Paz de Westfalia para finalizar los enfrentamientos de la Guerra de los Treinta Años que asolaba Europa. Ya en su juventud durante el sito de Lovaina por el Principe de Orange trabajó en la defensa de la ciudad como ingeniero militar, gracias a lo cual obtuvo sus nombramientos en Escocia e Inglaterra.

Se podría seguir llenando páginas y páginas con todo aquello que interesó a este insigne madrileño, pero con lo hasta aquí expuesto puede servir como muestra de la genialidad de Juan Caramuel. Fue tan prolífico escribiendo que algunos dicen que escribió tanto como Lope de Vega, aunque se estima que llegó a publicar cerca de trescientos libros. Él mismo contaba en cierta ocasión una anécdota refiriéndose a una visita, ocurrida veinte años antes,  que le hizo el emperador del Sacro Imperio, Fernando III, en el monasterio del que era abad, el cual al ver un arcón lleno con todas las obras del monje, exclamó que si no lo estuviera viendo, nunca hubiera creído que una sola mano pudiera haber escrito tantos libros. Caramuel añadía divertido que ahora ya tenía cuatro arcones llenos.

Hasta su muerte en 1682 fue una figura prominente de los eruditos de la época, pero con el paso de los siglos, las arenas del tiempo han ido engullendo su recuerdo hasta la actualidad en que se ha convertido en un autentico desconocido. Sirva este pequeño artículo como homenaje a este prodigio de nuestra historia que vivió en un tiempo en que un solo hombre aún podía abarcar todos los conocimientos de la humanidad.

Publicado por el 28 junio, 2011 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

Borromini Vs Bernini : Historia de la rivalidad que esculpió Roma

Un breve paseo por Roma basta para empaparse del espíritu barroco que impregna la ciudad. Con sólo ojear una guía de viajes el nombre de Bernini, arquitecto y escultor responsable de muchas de las obras de arte de la capital italiana, nos asaltará una y otra vez. Bernini está por todas partes. Pero hay otro personaje, mucho menos conocido, cuya historia está ligada íntimamente a la del primero y que también influyó notablemente en el desarrollo del barroco italiano, Francesco Borromini.

Francesco Borromini

Nacido en Bissone (Suiza) en 1599, con veinte años llegó a Roma, donde comenzó a trabajar en las obras de la Basílica de San Pedro junto a su pariente lejano Carlo Maderno, uno de los grandes arquitectos de la época. A la muerte de éste en 1629, Borromini espera coger el testigo de su maestro y ponerse al frente de las obras, pero es desplazado por Gian Lorenzo Bernini, un joven y talentoso escultor que goza de los favores del nuevo papa Urbano VIII. Borromini se ve entonces obligado a trabajar en el equipo de Bernini, con el que también colaboraría en las obras del Palazzo Barberini, pero ya ha nacido entre ellos una rivalidad que duraría toda la vida.

El apoyo del papado fue sin duda un factor determinante en el desarrollo de ambos artistas. Bernini fue el arquitecto predilecto del Vaticano durante los pontificados de siete papas, que vieron en él al hombre perfecto para ensalzar la imagen de la iglesia con obras espectaculares repartidas por toda la ciudad. Sólo durante el papado de Inocencio X (1644-1655) alcanzará Borromini el ansiado puesto de arquitecto principal de Roma. Sin embargo su hegemonía sería breve, ya que con la llegada de Alejandro VII la estrella de Bernini resplandecerá con más fuerza que nunca.

El primer trabajo en solitario de Borromini es también su obra más importante y reconocida. San Carlo alle Quattro Fontane (1634), una pequeña iglesia cuya fachada, que terminaría casi al final de su vida, es toda una obra maestra de la arquitectura barroca. El espectacular juego de volúmenes cóncavo convexo y sus muros ondulantes hacen al espectador olvidar que está contemplando una obra de piedra. Sant Ágnese en Agone, Sant´Ivo alla Sapienza, el Oratorio dei Fillipini y San Giovanni in Laterano son otros de sus trabajos más importantes.

Fachada de la iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane

El rencor que ambos artistas se profesaban no disminuyó con el paso de los años y los enfrentamientos entre ellos siguieron siendo constantes. En 1644, Bernini sufre uno de los peores varapalos de su carrera con la caída del campanario que había diseñado para la fachada de la Basílica de San Pedro. Antes incluso de que saliera la primera grieta, Borromini había criticado con dureza su proyecto argumentando que la torre era demasiado pesada y llegó a acusarle de “incompetencia técnica”. Borromini pudo disfrutar entonces de la única y breve caída en desgracia de su rival.

Unos años más tarde, Bernini se tomaría la revancha al arrebatar a Borromini un proyecto que era prácticamente suyo. Se trataba del encargo de la construcción de la Fontana dei Quattro Fiumi en la Piazza Navona, para la que Borromini había sugerido el tema e incluso había desarrollado el sistema de canalización. Pese a todo, el papa escogió finalmente a Bernini. El grupo escultórico, que representa los cuatro grandes ríos conocidos de la época: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el de la Plata, ha sido objeto de una leyenda que ha llegado hasta nuestros días. Una de las figuras masculinas que esculpió Bernini, parece proteger su rostro con la mano levantada. Se decía que era debido a que la iglesia de Sant ‘Agnese in Agone construida por Borromini y situada justo en frente, podía derrumbarse en cualquier momento. El rumor, que surgió sin duda fruto del continuo enfrentamiento entre los dos artistas, era totalmente infundado ya que Bernini construyó la fuente antes que Borromini la iglesia.

Figura del Río de la Plata frente a Sant' Agnese in Agone

De carácter introvertido y huraño, Borromini nunca contó con grandes amigos y llevó una vida tremendamente austera. Poco interesado en el trato con las autoridades ni en riquezas materiales, su gran preocupación era poder llevar a cabo sus obras con absoluta libertad artística.

“Por cierto no desarrollé esta profesión con el fin de ser un simple copista, si bien sé que al inventar cosas nuevas no se puede recibir el fruto del trabajo, siquiera tarde como lo recibió el mismo Miguel Ángel [..] sin embargo el transcurso del tiempo ha puesto de manifiesto que todas sus ideas han resultado dignas de imitación y admiración”.

Hastiado de una vida llena de decepciones y marcada por su eterno conflicto con Bernini, del que nunca salió victorioso, Borromini vivió sus últimos días inmerso en una profunda depresión. Mientras Bernini seguía recibiendo importantes encargos del papado, Borromini ya sólo remataba pequeñas obras para órdenes religiosas sin grandes recursos económicos. En julio de 1667 y tras enterarse de que se había encargado a su adversario la construcción de la tumba del papa Inocencio X, quemó todos sus escritos y diseños y se encerró en su casa, de la que no volvería a salir con vida. Borromini falleció en la noche del 3 de agosto a consecuencia de las heridas que se había producido el día anterior al arrojarse contra su propia espada. Un método utilizado por el filósofo estoico Catón el Jóven, que Borromini decidió seguir tras una discusión con su criado. Estando malherido todavía tuvo tiempo de dejarnos su testimonio de lo que había sucedido.

“[..] Así que comencé a escribir después de la cena, y escribí con el lápiz hasta cerca de las tres de la mañana. Messer Francesco Massari, mi criado joven, quién duerme en la puerta siguiente de mis aposentos ya se había ido a la cama. Viendo que seguía inmóvil escribiendo y no había apagado la luz, me llamó diciendo: -‘Signor Cavaliere, debe usted apagar la luz e ir a dormir porque ya es muy tarde y el médico quiere que descanse’. Así que paré de escribir, alejé de mí el papel, apagué la lámpara y me fui a dormir. Cerca de las cinco o seis de la madrugada me desperté y llamé a Francesco para pedirle que encendiera la lámpara. Como se negó dado que no había dormido suficiente, me puse impaciente y pensé cómo hacerme algún daño corporal. Permanecí en este estado hasta cerca de las ocho, cuando recordé que tenía una espada en el respaldo de la cama, que cayó de punta junto a mi cama. Caí sobre ella con tal fuerza que terminé atravesado en el piso. Debido a mi herida comencé a gritar, con lo que Francesco entró rápidamente al cuarto, abrió la ventana, y al verme herido llamó a otros que me ayudaron a recostarme en la cama y quitarme la espada. Así es como resulté herido”.

Borromini pidió ser enterrado en una tumba sin nombre al lado del que había sido su maestro, Carlos Maderno en la Iglesia de San Giovanni dei Fiorentini. Quizá nunca llegó a sentirse digno de que la gente recordara su nombre.

Esta es la historia de Bernini y Borromini, dos hombres que vivieron un duelo de artistas cuyo fruto fue la mejor versión de barroco italiano.




Gracias por haberme hecho llegar esta historia tan interesante.

Publicado por el 27 junio, 2011 en Historia olvidada | 11 comentarios

Los hijos de la Talidomida en España

Si hace unas semanas trajimos a cornisa.net la historia de la vacuna contra la malaria de Manuel Patarroyo y su enfrentamiento con las empresas farmacéuticas, ayer nos enteramos a través del Telediario de La 1 de la vuelta a la actualidad de un antiguo caso del que había oído hablar hace tiempo, pero del cual desconocía sus consecuencias en España. La Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE) presentó ayer una demanda de 156 millones de euros contra las farmacéuticas Grünenthal y UCB Pharma, los laboratorios que a finales de los 50 vendieron medicamentos con el principio activo de la Talidomida, como remedio para las náuseas de las embarazadas, con resultados nefastos.

Softenon, compuesto por Talidomida, vendido en España en los años 60. Fuente: avite.org

En 1957 las autoridades alemanas, tras las pruebas suministradas por Grünenthal de que sus experimentos con animales habían dado resultados positivos sin efectos secundarios, aprobaron el uso en humanos. En principio se probaron varias aplicaciones hasta determinar que su mejor funcionamiento era como sedante e inhibidor de las náuseas y vómitos matutinos de las mujeres embarazadas. Lamentablemente, las supuestas pruebas con animales no habían sido sido realizadas de la forma adecuada y se habían falseado resultados. Esto tuvo como consecuencia un autentico drama entre los niños nacidos de estas madres, ya que les provocó terribles malformaciones, conocidas como focomelia, que afectaban a brazos y piernas. No fue hasta 1961 cuando varios médicos se dieron cuenta de la asociación entre este medicamento y las malformaciones congénitas, y aunque Grünenthal en un principio negó estos hechos, finalmente no puedo evitar que fuera prohibida su venta en Alemania, seguido poco a poco por el resto de países. En Estados Unidos apenas tuvo repercusión gracias a que la doctora Frances Oldham Kelsey se opuso a la aprobación por parte de la FDA (Food and Drug Administration) que supervisaba, exigiendo que se hicieran más estudios ya que le parecían insuficientes los presentados por el laboratorio alemán. Este caso fue el que hizo que con el tiempo las autoridades sanitarias de estos países endurecieran los controles y las leyes sobre los medicamentos, a pesar de los cuales, como se ha comprobado varias veces, siguen sin ser suficientes.

En España no fue retirado hasta 1963, pero curiosamente, hasta el año 2003 se negó que se hubiera comercializado en nuestro país, y no se reconoció la existencia de afectados hasta el pasado año 2010, ¡casi cincuenta años después!. Eso sí, solo se reconocieron 23 personas, a las cuales el gobierno les ha concedido indemnizaciones que van desde los 30.000 y los 100.000 euros, a pesar de que se estima puede haber hasta 3.000 afectados. En Alemania el propio Estado demandó a la empresa farmacéutica como responsable de los terribles efectos secundarios, juicio que se resolvió con el acuerdo de la creación de una fundación para ayudar a las víctimas. Así se lavaron las manos de lo ocurrido, pero en España parece que se las van tener que ver de nuevo con la justicia si prospera la demanda.

La talidomida se sigue usando en la actualidad en la investigación de medicamentos para enfermedades como la lepra o el cáncer de piel, pero esperemos que esta vez pasen los controles necesarios para que una tragedia como esta nunca se vuelva a repetir.

http://es.wikipedia.org/wiki/Focomelia

Publicado por el 21 junio, 2011 en Rajar por rajar | 3 comentarios

Edwin Armstrong: una historia triste sobre innovación tecnológica

Son por todos conocidos, por sus aportaciones al mundo de la electricidad y sus aplicaciones, grandes personajes como Nikola Tesla, Marconi, Edison o Alexander Graham Bell. Sin embargo hay otra figura notable, un ingeniero eléctrico que marcó la historia de la radio, del que es posible que muchos no hayáis oído hablar: Edwin Howard Armstrong.

No llegó a la luna, ni ganó siete Tours de Francia ni cantó aquello de qué mundo tan maravilloso, pero fue un prolífico inventor y visionario en una época en la que la radio despegaba como medio de comunicación de masas. Neoyorquino de nacimiento, graduado en 1913 por la Universidad de Columbia, realizó importantes avances con aplicación al mundo de la radio y durante los años treinta desarrolló una tecnología novedosa basada en la difusión de información sonora mediante la variación de frecuencia de la onda portadora: la modulación de frecuencia o FM. Hasta aquel momento la radio comercial había funcionado mediante transmisiones de amplitud modulada (AM), pero las emisiones en FM se mostraron capaces de proporcionar un sonido más claro y no se veían afectadas por las interferencias de origen atmosférico que inciden en la amplitud. Todo parecía indicar que el método ideado por el ingeniero norteamericano revolucionaría en breve plazo el desarrollo de la radiodifusión y le granjearía un brillante futuro. Pero ni su implantación fue rápida ni su invento le supondría a Armstrong las satisfacciones que cabría esperar.

fuente: narrativaradial.com

En la década de los 30 la RCA (Radio Corporation of America) dominaba la industria radiofónica en los Estados Unidos, siendo líder en la fabricación del equipamiento y la implantación de la red. David Sarnoff, presidente de la RCA, se mostró vivamente interesado al saber que se había conseguido un sistema que eliminase interferencias de la radio, y las pruebas de emisión realizadas por Armstrong desde las instalaciones de la RCA en el Empire State Building dejaron profundamente impresionados a los ingenieros de la compañía, que no dudaban de que se encontraban ante una tecnología superior y revolucionaria. Sin embargo las valoraciones tecnológicas no eran las únicas y Sarnoff no contaba con que la solución de Armstrong más que una mejora era una nueva tecnología . La RCA había construido un imperio radiofónico en AM, realizando una gran inversión, y la FM pasó a ser vista como una amenaza. El negocio iba viento en popa y el cambio de las infraestructuras suponía un riesgo. Desde los círculos directivos y legales se empezaron a mover los hilos y así, la poderosa RCA, con el pretexto de que la invención de Armstrong necesitaba más pruebas, daba la espalda a la radio FM y se centraba en el desarrollo de la incipiente televisión.

Armstrong centró entonces sus esfuerzos en extender el uso de la FM y, durante la Segunda Guerra Mundial, comenzó a conseguir que se instalasen cierto número de estaciones FM, trabajando sin descanso para hacer ver a su país las virtudes de la nueva tecnología. Sin embargo poco después la RCA movería ficha. Parece probable que el gigante radiofónico presionó a la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) para que, sirviendo a los grandes intereses empresariales, realizara la asignación de espectros de frecuencia desplazando a la FM a una nueva banda en beneficio de la televisión, con la intención de asestar un duro golpe al desarrollo de la radio de Armstrong. Y lo consiguió.
Ante todo tipo de impedimentos, la expansión de la radio FM se frenó, mientras la propia RCA incorporaba la tecnología a sus transmisiones televisivas y declaraba nulas las patentes de Armstrong, iniciando un litigio que duraría años y dejaría al inventor hundido moral y económicamente.

fuente: sciencecontrol.com

El último día del mes de enero de 1954 Edwin Howard Armstrong, el olvidado ingeniero que sentó algunas de las bases tecnológicas más importantes para la comunicación por radio, escribía una nota a su mujer y se arrojaba al vacío desde el decimotercer piso en el que vivía.
No pudo ver como su esposa Marion ganaba la batalla por la patente años después ni como la FM finalmente, a pesar de haber sido frenada durante tantos años, se hacía popular a partir de los años 70 y sobrepasaba a la AM una década después.

No ha sido ni será el único ejemplo en el que las entidades que poseen los medios para detener la innovación tecnológica los utilizan. Ni la única reacción al cambio. El gesto de sintonizar una emisora de radio también tiene su historia detrás.

Publicado por el 20 junio, 2011 en Historia olvidada | 5 comentarios

La ciencia-ficción que viene: de J.J.Abrams a Lars Von Trier

Estamos casi en verano, época por excelencia del cine palomitero. Dentro de este tipo de cine siempre destaca el género de ciencia ficción, por lo que este viernes vamos a repasar los próximos estrenos más interesantes, algunos más palomiteros y otros bastante menos.

Empezamos con uno de los más esperado, Super 8. El creador de Perdidos, J.J. Abrams, une sus fuerzas con Steven Spielberg para llevarnos de nuevo a los 70’s. Cuatro chavales de un pequeño pueblo de Ohio están grabando una película casera con su cámara de Super 8 cuando les sorprende un terrible accidente ferroviario. Algo extraño que iba en ese tren escapa, y a partir de ahí comienzan a ocurrir desapariciones y sucesos extraños en el tranquilo pueblo, que obligan al ayudante del Sheriff a tomar cartas en el asunto. Sin ningún nombre destacable en el reparto, solo el tirón de la dirección de Abrams y la producción de Spielberg, promete llevarnos de nuevo a aquella maravillosa época de los 70/80 en las que disfrutamos de películas como E.T o Encuentros en la Tercera Fase. Se estrena el 19 de Agosto.

Un poco antes nos llegará una curiosa precuela. Después de las clásicas películas de Charlton Heston y el remake de Tim Burton, le toca el turno a El Origen del Planeta de los simios. Nos situamos en nuestro presente para contar como los experimentos genéticos de un científico crean simios inteligentes dando comienzo a una guerra entre las dos especies. Protagonizan James Franco (el Harry Osborn de las pelis de Spiderman) como el científico y la guapísima actriz india Frieda Pinto (Slumdog Millonaire) como su ayudante, con la colaboración de Andy Serkis, el Gollum de El Señor de los Anillos, como Caesar, el líder de los simios. Estreno: 5 de Agosto.

Cuando se mezcla ciencia-ficción con comedia, los resultados pueden ser imprevisibles. El 22 de Julio nos encontraremos con Paul, que nos cuenta la historia de dos frikis británicos que viajan a la convención de cómics y ciencia-ficción más grande de Estados Unidos, el Comic Con de San Diego, y de paso deciden visitar el Área 51. En su camino se topan con Paul, un pequeño alienígena bastante gamberro que está buscando como volver a su planeta, al cual deciden ayudar. Seth Rogen da su voz al extraterrestre mientras que Simon Pegg y Nick Frost encarnan a los dos frikis.

Cambiamos de tercio completamente para hablar de una curiosa película indie, Another Earth (Otra Tierra). Presentada en el último festival de Sundance, nos narra una historia de como una noche se descubre en el sistema solar un planeta idéntico al nuestro, habitado por dobles de todos los habitantes de la Tierra. Sin demasiado rigor científico en principio, centrándose en un estilo más bien intimista, mostrará como la vida de varias personas se ve afectada por el descubrimiento de que existan otras versiones de si mismos, que hayan tomado decisiones diferentes. Del reparto casi desconocido solo se puede destacar a William Mapother, el inquietante Ethan de Perdidos. No tiene fecha de estreno en España.

Con un argumento similar en ciertos aspecto nos llegará ya en otoño Melancholia, la última obra del polémico director Lars von Trier. Mientras se está celebrando la boda de Justine y Michael, se descubre que un planeta desconocido se dirige en rumbo de colisión hacia la tierra. La película nos narrará el drama vivido por la familia de Justine mientras el planeta Melancholia se encamina hacia el fatal encuentro. Protagonizan la pelirroja Kirsten Dunst (con su primer desnudo cinematográfico), Kiefer Sutherland (que abandona su típico papel de hombre de acción), Charlote Gainsbourg (la hija de Serge Gainsbourg, el famoso interprete de “Je t’aime… moi non plus” ) y el veterano John Hurt.

Mención breve a dos curiosas propuestas que gracias los actores protagonistas pueden atraer al público. Por un lado nos llegará a finales del verano, el 2 de Septiembre, Cowboys & Aliens, en la que podremos contemplar como un grupo de vaqueros se las tienen que ver con una invasión extraterrestre en pleno Salvaje Oeste. La protagonizan el incombustible Harrison Ford, Daniel Craig (el último Bond) y Olivia Wilde (la Dra. 13 de House). Y ya el 2 de Diciembre nos encontraremos con Hugh Jackman que interpreta a un entrenador de robots boxeadores en Puro Acero, acompañado por Evangeline Lilly, la añorada Kate de Perdidos. Llegados aquí, alguno seguro que se preguntará ¿y Transformers 3? Pues lo siento, pero tras quedarme dormido viendo la segunda parte me niego a comentar nada de esta nueva entrega ;-).

Ya ha llegado el calor, así que refrescaos en cuanto podáis entrando en la sala de cine más cercana.

Publicado por el 17 junio, 2011 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario

RSS. ¿Por qué no te quieren?

Mi opinión es esta, y voy a intentar decirla sin sobresaltarme demasiado: La falta de adopción del software de lectura RSS por parte de los consumidores y negocios es de los sucesos en la reciente historia tecnológica que peor habla del estado de la humanidad. Que un repositorio personalizado y centralizado de actualizaciones hechas via canales dinámicos de información ofrecidos por fuentes gratuitas y confiables de publicación democrática en todo el mundo haya sido ignorado tecnológicamente y reemplazado en la atención popular por jueguitos que pudren la mente hechos en Flash en Facebook es tan deprimente como la manera en la que los sueños de la educación pública se quebraron cuando la promesa de la televisión se volvió su realidad […] Es terrible. Es razón para empacar todo e irse a casa. Marshall Kirkpatrick / ReadWriteWeb.

Visto en Microsiervos, haciendo referencia al blog “El Ornitorrinco en línea”.

Cuando leí este párrafo, no pude estar más de acuerdo con lo ponía.

Considero que RSS es una de las mejores tecnologías que existen en internet; sencilla, simple y a la vez potente. Sin embargo, está muy lejos de ser una herramienta popular y son muchos lo usuario de internet que no utilizan ningún tipo de agregador de contenidos, ni están suscriptos a ninguno de los canales RSS que existen para poder enterarse de una forma fácil de los nuevos contenidos o novedades. Pero, ¿por qué no ha triunfado RSS? ¿Empezará a despegar y popularizarse un poco más esta tecnología? Algunos de los actores que intervienen en el uso de la tecnología RSS son los siguientes:

Icono RSS

Agredadores de contenidos o sindicadores: El estándar es libre, abierto y fácil de implementar. Existen multitud de agregadores de contenidos de todos los tipos y colores, on-line o de tipo cliente. Google Reader y Bloglines son de los más utilizados, pero desde un navegador como Firefox es posible también suscribirse a canales RSS. Así que la parte del software que necesita el usuario no debe ser ningún problema, habrá un agredador para cada tipo de persona.

Generadores de contenido: Otro punto importante para que RSS sea utilizado, es que debe existir un contenido útil. Por muy bonito, simple, sencillo y potente que sea el estandar, si no hay un contenido que proporcione cierto valor, no puede triunfar.

En este punto, yo considero que la oferta es bastante importante, aunque si es cierto que podría ser mejor, pero no lo considero ninguna excusa para no usar los RSS. Raro es el blog que no dispone de canal RSS, por lo que entre ir todos los días a ver si hay algún post nuevo en tus blogs preferidos, o ver las actualizaciones desde un sindicador, creo que no hay color.

Hay muchos otros generadores de contenidos que usan también esta tecnología, como pueden ser los portales de empleo. Haces una búsqueda con las condiciones que indicas, y te suscribes por RSS a esa búsqueda; cuando haya una nueva oferta con esas condiciones, la podrás ver en tu sindicador, ya no es necesario entrar todos los días y repetir las condiciones.

Sin embargo, podemos encontrar sitios donde una suscripción por RSS sería muy útil, y por misterios de la vida, no lo implementan. Un ejemplo real, son las páginas de algunas Administraciones Públicas que usan para los procesos selectivos para el empleo público. Son unos procesos largos y pesados, donde de repente un día indican que está el listado de adminitidos, otro día indican que se convoca la fecha del examen, 3 meses después que ya está la nota… ¿Qué hacen los usuarios? Acceder todos los días a la página en búsqueda de novedades. Los más avispados, usarán algún truco, como update scanner, un plugin para firefox que en segundo plano accede a la página con la periodicidad que se le indique, y notifica cualquier cambio en la página; es decir, simula al final un RSS. ¿Y por qué no crean en estos sitios un canal RSS? Ni idea, aunque en compesación hacen sistemas más “baratos” y “fáciles de mantener”, como una plantaforma de envío de SMSs. Que hay notas nuevas, un SMS a todos los que se apuntaron, que el RSS es cosa del pasado :P

La competencia de RSS: RSS es un estándar libre; desde cualquier sindicador puedes seguir cualquier canal RSS. Sin embargo, la gente prefiere usar herramientas como twitter, donde para ser follower de varias personas, y poder ver sus novedades, lo mejor es que te crees otra cuenta en twitter, no hay más opciones sencillas. Bien es cierto que twitter proporciona más cosas, como el tema de las respuetas o retweets, pero como el 80% de la gente no escribe nada y solo lee, podría usar un sindicador RSS.

Conclusión: Difícil saber si RSS se popularizará más, aunque yo lo veo difícil. Eso si, la tecnología está allí, y mientras algunos la sigamos encontrando útil, seguiremos disfrutando de las ventajas que nos proporciona.

Además, cornisa.net dispone de dos canales de RSS:

RSS para entradas.

RSS para comentarios.

Y como al final, hay cosas a las que no se pueden renunciar, también dispone de twitter (@cornisanet) y de facebook.

Publicado por el 16 junio, 2011 en Rajar por rajar | 6 comentarios

Ni frío, ni calor, a cero grados

La salud es la justa medida entre el calor y el frío.

PD: En Madrid no hay quien esté sano más de dos meses al año

Publicado por el 15 junio, 2011 en Frases | 2 comentarios

Los delfines que fueron juzgados

Nos situamos en el siglo XVII en la población asturiana de Candás. Los pescadores de la zona estaban desesperados debido a que una gran cantidad de delfines de la especie de los calderones, en busca de comida les destrozaban sus redes y aparejos de pesca para arrebatarles sus capturas, y ni cortos ni perezosos, decidieron demandarlos ante la justicia.

Para lograr tal fin, el párroco de Candás se dirigió al obispo de Oviedo, Martín Alonso, exigiendo justicia ante los desmanes de los cetáceos contra sus feligreses. El obispo decide recurrir a  la incipiente Universidad de Oviedo, dónde pocos años atrás habían comenzado las clases de derecho, para ayudar en el pleito. En la Universidad nombran como abogado defensor a Don Juan García Arias de Viñuela, y como fiscal, a Don Martín Vázquez, catedrático de Prima de Cánones, suponemos la flor y la nata de la abogacía ovetense. El 8 de septiembre de 1624 se embarcan en un navío, junto con un clérigo de la Santa Inquisición, varios testigos y el notario Juan Valdés, y ponen rumbo a alta mar, hasta llegar a la zona frecuentada por los calderones.

El paripé de juicio comenzó con la disertación del abogado defensor, que expuso que los animales, criaturas de Dios, tenían derecho a alimentarse y que los delfines estaban antes en aquellas zonas que los candasinos. El fiscal replicó que aquella era la zona de pesca de los marineros de Candás y que por tanto tenían mayor derecho sobre aquellas aguas. Lógicamente, y como era de esperar, el juicio finaliza con la condena de los pobres calderones, para lo cual, el clérigo, hisopo en mano, procedió a leerles la resolución de la “justicia”, conminándoles a desistir de sus ataques y abandonar aquellas aguas, so pena de condena a los infiernos. Tras esto regresaron a puerto, satisfechos por el procedimiento judicial y en espera de si los delfines cumplirían la condena. Y según cuenta un cronista pocos años después, tras esto nunca más los delfines volvieron a asomar sus hocicos por aquellas costas, probablemente asustados por los gritos, amenazas e hisopazos del buen clérigo.

monumento pleito de los delfines

Monumento del Pleito de los delfines en Candás

Aunque pueda parecer increíble, y muchos la tengan por leyenda, esta historia fue recogida en un documento, el escrito por el notario anteriormente mencionado, que fue encontrado en el Archivo Histórico Provincial de Oviedo en 1980 por el cronista del concejo de Carreño, del que es capital Candás. En conmemoración de este suceso el escultor Santarúa creó una  estatua que se pude contemplar desde 1982 en el parque Maestro Antuña de Candás.

Sirva esta historia como muestra de como se las gastaba la justicia en aquellos tiempos, a la que nada escapaba a su jurisdicción, ni los habitantes de las profundidades del mar.

Publicado por el 13 junio, 2011 en Historia olvidada | Lee el primer comentario

El rayo mortal de Tesla (Tesla death ray)

Por fin es viernes, así que desde cornisa.net buscamos alguna alternativa con la que poder entretenernos el ya incipiente fin de semana.

Después del éxito que ha tenido la entrada Cuando Tesla hizo temblar la tierra <AUTOBOMBO> siendo la misma referenciada en Microsiervos y meneada en condiciones, entre referencias más destacables </AUTOBOMBO> he pensado en buscar algún jueguecillo que nos acerque más a uno de los inventores más importantes de la historia.

Y buscando un poco hemos llegado al death ray (rayo mortal). Sí, ya sé que parece ciencia-ficción o que el nombre lo pudo haber puesto un niño de 6 años, pero no hay que tomarlo a la ligera.

Tesla death ray

Tesla death ray

Resulta que dentro de la biografía de Tesla, podemos observar que al inicio de la II Guerra Mundial, la prensa se hizo eco del proyecto “Rayo Mortal” un pulso electromagnético de tal potencia que sería capaz de derribar una flota de 10.000 aviones situada a 400 kilómetros de distancia. Tesla creía que si entregaba este arma a cada país para que lo utilizase como arma defensiva terminarían las guerras que él tanto odiaba.

¿Qué mejor argumento para un jueguecillo flash que este rayo mortal de tesla? Si buscas en google “death ray tesla” aparecen más de medio millón de entradas y entre estas se encuentra un juego sencillo y que puede hacernos pasar un buen rato.

Pantallazo del Tesla death ray

Pantallazo del Tesla death ray

De la mano de Kongregate nos llega este pequeño entretenimiento ¿Listos para fulminar con el rayo de la muerte? ¡Adelante! y buen fin de semana.

Publicado por el 10 junio, 2011 en Por fin es viernes | Lee el primer comentario